Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Reflexiona Fernández Christlieb sobre binomio pensar-sentir

20/07/2011 07:09 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Una reflexión provocadora, por momentos lúcida y sentimental, es la que ofrece Pablo Fernández Christlieb en su libro “Lo que se siente pensar o La cultura como psicología”, con el cual busca argumentar contra la idea generalizada de que pensar y sentir son actividades excluyentes. Una de las premisas de este libro es que se puede pensar y sentir al mismo tiempo y que todo pensamiento sería una forma de sentir y todo sentimiento es una forma de pensar, explicó a Notimex el doctor en Ciencias Sociales. El también psicólogo destacó que en todo esto lo importante es la comprensión, porque su libro no tiene mayor pretensión de cambiar transformar nada ni a nadie, si acaso de aportar en la comprensión que, a final, ya implicaría un poco de cambio. Para Fernández Christlieb, quien se congratuló de estar inconforme y a disgusto con el estado general de cosas, pues “vivimos en una sociedad terriblemente desigual, donde lo inteligente más bien representa una buena dosis de estupidez”. Y es que según el estudioso, en una sociedad como ésta, donde siempre se piensa en términos de productividad externa, de ganancia, de fines, a lo que se le llama inteligencia es justamente a obtener ganancias con la menor cantidad de recursos. Eso que uno ve normal, como éso de invertir en servicios, ser eficiente, es un pensamiento muy propio de la sociedad contemporánea “que nos ha llevado a malos resultados”. En la actualidad, insistió, influye la idea de ganancia como única forma del pensamiento o de lo que se llama inteligencia, predomina la percepción de estar pensando siempre en términos de cantidades: cuánto gana uno, cuántos amigos tiene o cuántos títulos colgados hay en su pared, pero se pierden el valor cualitativo. La diferencia entre el antes y el ahora es muy claro con la palabra amigos, dijo, pues antes uno tenía, si bien le iba, dos amigos a quienes conocía perfectamente; ahora, los amigos son los del “Facebook”, donde se pueden tener 16 mil aunque no sepas ni quiénes son. Con estancia posdoctoral en la “Ecole des Hautes Etudes en Sciences Sociales”, en París, Francia, Fernández puso énfasis en que “tenemos un pensamiento individualista, lo cual significa que el pensamiento está dentro de los cerebros de cada uno, lo que ha llevado a los individuos a pensar que son el centro del mundo, lo más importante en el planeta, de tal suerte que quiere tener todos los recursos para sí. Los seres humanos empiezan a ser una especie de recurso natural: si me sirve lo uso, cuando no me sirve pues lo desecho, más o menos está pasando con los amigos, compañeros, parejas y así sucesivamente. Desgraciadamente, advirtió, eso pasa también con el planeta, que se está utilizando sólo como un recurso, es decir lo que me sirve lo uso y lo que no lo tiro. “Creo que la violencia viene mucho con esa idea, un individualismo no sólo exacerbado sino muy tonto, porque creo que eso es lo que nos está llevando a la destrucción”, reflexionó. Es así que el objetivo de este ensayo, advirtió, no es otro que hacer una descripción que permita al lector comprender, pues a todo mundo lo que más le debiera interesar es entender el por qué ocurren las cosas.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
28
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.