Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Reflexiona “La granja de Marylú” sobre cuidado del medio ambiente

30/04/2011 07:15 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Una historia musical de corte ecológico es “La granja de Marylú”, de Tomás Mora, que este día sirvió para reflexionar en torno al cuidado del agua y del medio ambiente, en general, pero también para celebrar a los niños en su día. Bajo la dirección de Donnovan Santos, la pieza se presentó en el Teatro “Julio Jiménez Rueda”, de esta ciudad, que gracias al poder de la imaginación fue convertido en un bosque con árboles, ríos, plantas y en medio de todo la granja donde habita Marylú. En medio de sus peripecias, el público infantil aprende cómo cuidar el agua, gracias a las enseñanzas de un gallo, un ratón, una abejita, una hormiga y un vecino leñador, que dan recomendaciones a los asistentes sobre cómo evitar el desperdicio del vital líquido. Tales recomendaciones van desde utilizar una cubeta para lavar el auto, y esa misma agua puede servir para regar las plantas, así como colocar cubetas al momento en que uno se baña, para que después pueda servir para el inodoro. La protagonista, desde luego, es una niña de nombre Marylú y sus amigos animalitos, así como su vecino leñador, quienes sufren de la desaparición del río y por ende del agua. Preocupados por no tener agua, tratan de encontrar algunas soluciones, pero en ese momento las nubes grises (efectos especiales) y estruendos hacen la ambientación de lluvia. Contentos con la naturaleza se van a la granja en espera que el río vuelva a tener su nivel de agua. Sin embargo, aparece un duende, quien siempre procura no ser visto por temor a que le quiten sus monedas y tesoros de oro. Una vez que se instala al lado de la granja en un gran árbol, empieza a hacer de las suyas como tomar toda la leche, la miel, las verduras y todo lo que encuentra a su paso. Hasta que Marylú y sus amiguitos lo sorprenden comiendo demasiado y deciden hablar con él para que comprenda que para todo hay una solución y que se puede compartir todo y no desperdiciar nada, mucho menos el agua.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
78
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.