Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Estados Mexicanos escriba una noticia?

Se refugió en prisión cinco años familia de indígena de caso Acteal

24/10/2010 04:37 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El indígena tzotzil Mariano Luna Pérez, ligado a la matanza de Acteal, sigue celebrando su excarcelación el pasado 13 de octubre, después de 12 años y siete meses tras las rejas, primero en Cerro Hueco y luego en El Amate. Junto con él salieron su esposa, Catalina Gutiérrez Pérez y cuatro de sus siete hijos, quienes por falta de una vivienda y de recursos para pagar renta se refugiaron en la penitenciaría poco más de cinco años. Luna Pérez, a quien la Procuraduría General de la República (PGR) estableció vínculos con la masacre de 45 indígenas el 22 de diciembre de 1997 en Acteal, dice que "mi felicidad en medio de la pobreza es que al fin mi familia es libre". En El Amate nacieron sus hijos José Mariano, Luis Fernando y Marco Antonio Luna Gutiérrez, aunque también le acompañaba en prisión su hija Adriana; el resto, Eduardo, Angelina y Juan Carlos Luna Gutiérrez se mantuvo fuera. Quien "cargaba" con la mayor responsabilidad del gasto para la manutención de sus hijos fue su esposa Catalina y Adriana, quien aún no cumple 15 años, señala el indígena. Detalla que es oriundo de Los Chorros, municipio de San Pedro Chenalhó, "donde dejamos campos de cultivo, ahora lo que más deseo es volver a sembrar mi maíz, frijol, cultivar mi café, todo junto con mis hijos; sin embargo, mi libertad no me ha devuelto todo lo que tenía, no puedo regresar a mi comunidad, menos con familia". "Toda la vida trabajamos en el campo, es lo que nos gusta y sabemos hacer, si nos dieran a elegir pediríamos eso, pero nos dijeron que no podemos ni pensarlo, no vamos a regresar", añade. "Primero está mi familia, si el no regresar a mi hogar es seguridad para mis hijos, ni lo intentaré, aunque yo no maté a nadie", sostiene. Sentado en una banqueta, afuera de un hotel, junto con su esposa, mientras sus dos hijos menores lloran, con su español pronunciado a medias y su hija Adriana corrigiendo las palabras, Mariano se lamenta de que "nada es igual". Se queja de que "con la cárcel me quitaron la vida, se la quitaron a mi esposa, a mis hijos, ahora no tengo casa ni dinero, ni con qué curar a mi esposa que se encuentra delicada de salud". Ante la mirada de uno de sus abogados, Luna agrega que la irresponsabilidad de la PGR, entonces bajo el mando de Jorge Madrazo Cuéllar, tuvo un elevado costo para los indígenas, pues "no se aclaró la masacre y se encarceló a inocentes". No entiendo lo que pasó, ahora no sabemos qué hacer como familia, como indígenas, nuestra costumbre es trabajar en el campo, ahí dejamos nuestra vida y preferiríamos regresar, en la prisión aprendí a elaborar hamacas y bolsas para las mujeres, salimos gracias a Dios, pero ahora no tengo tierras ni dónde trabajar, expone. Su hija Adriana comenta que "estuvimos mucho tiempo viviendo en el Amate con mi papá, no teníamos dinero para pagar renta, ni un lugar donde dormir, por eso estuvimos ahí junto a él, teníamos que salir a trabajar para comer". "No tenemos casa ni familia que nos apoye, mi papá trabajaba en la prisión lavando ropa, nos quedábamos a dormir, a veces salíamos cada semana a buscar trabajo, la verdad es que nos permitieron vivir adentro y no lo se por qué, al principio teníamos temor, pero la cárcel fue nuestra segunda casa", afirma. Recuerda que "salíamos y entrabamos a diario en algún tiempo, hoy celebramos la libertad de todos y juntos vamos a ver qué hacemos para comer y vivir, y manifiesta su preocupación porque "a lo mejor en la capital la vida es muy cara".


Sobre esta noticia

Autor:
Estados Mexicanos (36803 noticias)
Visitas:
76
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.