Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Regresa Sonia Amelio al Teatro de la Ciudad con vibrante función

07/06/2012 01:55 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La crotalista mexicana Sonia Amelio regresó al Teatro de la Ciudad, lugar al que a la edad de seis años debutó como bailarina, y lo hizo otra vez en grande, ganándose los aplausos del público mexicano, que aprecia su talento en los crótalos. La “prima ballerina” presentó anoche la función de “Mexicana Universal”, un espectáculo renovado, que incluyó la obra mexicana “Danza grande, mujer chiquita” y un homenaje a la madre a través de la música de “La Llorona”, que ejecutó brillantemente en el escenario. Mediante coreografías y un vestuario, creado ex profeso, Sonia Amelio, mostró todos su virtuosismo en los crótalos, desde el zapateado suave y armonioso, hasta uno más enérgico y vital. Para engalanar esta presentación, entre una y otra pieza, se proyectaron videos que plasmaron la trayectoria de más de 50 años por algunos de los más importantes escenarios en países como México, Alemania, Grecia, Inglaterra y Rusia, entre otros, para ser testigos del gran éxito que a nivel internacional ha obtenido. Posteriormente y luego de algunos cambios de vestuario, la también actriz y bailarina continuó con su lucimiento al tocar ejecutar los crótalos, pequeños instrumentos de percusión, para seguir brindando su talento, que ha llevado por todo el mundo. Considerada como la mejor crotalista del mundo, Sonia Amelio continuaba sorprendiendo a los asistentes, mediante un programa que incluyó obras mexicanas, que acompañó con un vestuario especial. Otro de los momentos emotivos del espectáculo fue el estreno de una coreografía basada en “Scherezada”, de Rimsky Korsakov, que llevó como título “Princesa de oriente”, en la cual utilizó la técnica de cascabeles puntas y crótalos, que deleitó al público por su espléndida interpretación. También ofreció piezas como “Rapsodia No. 2”, de Franz Liszt, que ejecutó a través del puro zapato duro, dándole vida a las notas de esta obra musical. Para concluir con el espectáculo interpretó “Capricho Italiano”, de Piotr Illich Tchaikovsky, así como una obra de Johannes Brahms, que le valió ser despedida entre fuertes aplausos de la concurrencia.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
179
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.