Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Negocios escriba una noticia?

Regresa tensión al mercado europeo de capitales

06/01/2012 00:53 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La atmósfera en el mercado europeo de emisiones se está volviendo a tensar y los inversionistas exigen de los países con altos déficits presupuestarios el pago de mayores tasas de interés por dinero prestado. En contraste, el Fondo Europeo de Estabilidad (EFSF) logró vender ayer una emisión que era inicialmente de tres mil millones de euros con una tasa de interés de 1.70 por ciento. La demanda fue tan elevada que los bonos se incrementaron a cuatro mil 500 millones de euros. Fue la primera emisión que el EFSF coloca en los mercados en 2012. Ese órgano vio una prueba de su buena posición como emisor supranacional europeo en la fuerte demanda que recibieron esos papeles. El dinero es para Portugal e Irlanda, que en los mercados de capitales tienen que pagar elevadísimas tasas de interés por los riesgos que representan para los inversionistas. Este viernes se incrementó de nuevo la tasa de interés que los inversionistas cobran a los países europeos con dificultades presupuestarias y rebasó la marca crítica de 7.0 por ciento. Italia fue el país que hoy experimentó el mayor aumento en la tasa de interés que demanda de él con 7.149 por ciento. Al llegar a ese nivel, los países con problemas como Grecia, Portugal e Irlanda gestionaron la obtención de ayudas internacionales de salvamento financiero. A eso se añade la preocupación de los inversionistas por la enorme necesidad de capital de los bancos europeos. El último banco que causó revuelo en los mercados por sus problemas de capital fue el UniCredit de Italia porque se vio obligado a pagar elevadas tasas de interés para colocar sus nuevas acciones. Con esos papeles, UniCredit aumentará su capital propio. Además el nerviosismo se debe a la posibilidad de que Hungría experimente una quiebra. Un sector de los inversionistas prefirió en los últimos días ir a lo seguro y adquirió bonos alemanes de deuda que una pequeña tasa de interés porque el riesgo de que Alemania quiebre es remoto. Para la última emisión de bonos alemanes de deuda a 10 años, la tasa de interés fue de 1.873 por ciento. Otro país con severos problemas es Hungría, que está cerca de la quiebra. El Estado húngaro necesita urgentemente dinero, pero tanto la Unión Europea (UE) como el Fondo Monetario Internacional (FMI) vacilan en proporcionarle el financiamiento que necesita. El gobierno del primer ministro Viktor Orban, quien es de derecha nacionalista, se confrontó con la UE y el FMI, y esta semana aprobó una ley que recorta la autonomía del banco central en favor de la política y además no quiere pagar sus deudas. Se considera además que la nueva ley limita la democracia en Hungría. Dar financiamiento a un país en esa posición equivale a lanzarles una señal a Grecia, Portugal e Irlanda de que pueden hacer lo mismo sin temer consecuencias, y estos no quieren permitirlo.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Negocios (21643 noticias)
Visitas:
88
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.