Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cuauhtemoc Mavita E. escriba una noticia?

¿Regresará el PRI en el 2012 a "Los Pinos"?

21/05/2012 19:27 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

Un alto porcentaje de la población encuestada está ocultando sus verdaderas preferencias electorales

Cuauhtémoc Mávita E./Periodista

Si lo que se afirma en las encuestas es cierto, el Presidente de la República para el periodo 2012-2018 será el candidato del PRI, Enrique Peña Nieto; su ventaja en comparación a Josefina Vazquez Mota (PAN), Andrés Manuel López Obrador (MORENA) y Gabriel Quadri de la Torre (Nueva Alianza) es enorme, considerando el periodo tan relativamente corto de las campañas y que la elección será el primero de julio. Sin embargo, si el resultado de los sondeos está siendo manipulado –que es lo más probable- para falsear tendencias, entonces la elección presidencial estará llena de sorpresas, al igual que a la de otros cargos de elección popular.

Hay indicios, inclusive, de que un alto porcentaje de la población que ha sido encuestada está ocultando sus preferencias reales en cuanto a la elección presidencial; esto quiere decir que, independientemente de los indecisos, existe un universo de votos que nadie sabe –excepto el sufragante- cuál es su verdadera inclinación o naturaleza. Esta no es una apreciación aventurada, y aunque no es suficiente ni determinante: hay que detenerse a conversar y escuchar a la gente. Tan es así, que podría darse un salto a la izquierda.

Sin embargo, más allá de la veracidad o la falsedad de las encuestas, ante los diversos escenarios que plantea la confrontación por la primera magistratura del país, a quien se le complican más las cosas, en cierta medida por los magros resultados en el quehacer y la conducción del gobierno obtenidos en los últimos 12 años por los gobiernos del cambio, es a la candidata presidencial de Acción Nacional Josefina Vazquez Mota. Las encuestas, verdaderas o falsas, la tienen en desventaja, y esta brecha es susceptible de agrandarse conforme avancen estos procesos. Las campañas “antipeña” no han desbancado al ex gobernador del Estado de México, y aunque éste ha perdido espacios que deberían reflejarse –esa sería la intención- en el fortalecimiento de la candidata de Acción Nacional, finalmente se manifiestan en el crecimiento de las candidaturas de Andrés Manuel López Obrador y de Quadri de la Torre, aunque este último no tiene nada que perder y si mucho que ganar en esta contienda.

Ante esta situación es razonable pensar que si Vicente Fox Quezada y Felipe Calderón Hinojosa, apoyados por los gobiernos locales, hubieran respondido a las expectativas de la gente, entonces no existiría en ésta tanto resentimiento e inconformidad contra el gobierno federal; tan es así que, da la impresión, que éste carece de capacidad y calidad moral para solicitarle su voto de confianza a los gobernados. Esta es una espada de doble filo que lastima la campaña de Vázquez Mota.

En este orden de ideas, esta crisis beneficia primeramente al PRI, dada la estructura y las ramificaciones de control social y político que aún posee, y después a la izquierda que, en el caso de López Obrador, descansa en los sectores de la población más desprotegidos, pero que por sus mismas condiciones de necesidad es muy vulnerable a la manipulación política.

Solo de esta manera –en la estructura de control más que en la propuesta- se explica que el PRI esté posicionado para recuperar la Presidencia de la República, ello a pesar de haber conducido erráticamente al país durante largos periodos de los 71 años en los que ha gobernado y asimismo por haber creado los cimientos y las redes que imposibilitan al Estado para frenar la corrupción, el nepotismo, el influyentismo, y tantos otros males que aquejan al gobierno, al sistema político y a la sociedad.

Si los sondeos son falsos, la elección presidencial estará llena de sorpresas; el PAN en una situación difícil

Los desaciertos de los gobiernos del PAN, al imitar prácticamente lo hecho por el priismo, se han convertido en una oportunidad para el PRI para la reconquista del poder cuando, dadas las experiencias acumuladas, deberían ser una puerta para la asunción de la izquierda.

No obstante, si el primero de julio la ciudadanía decidiera el regreso del PRI a Los Pinos, este tendría que cambiar radicalmente las formas de hacer política, de tal manera que respondan a las demandas de la población que exige un gobierno más transparente que se interese por resolver los problemas y cuya atención-solución ha tutelado al gobierno. Si las respuestas al reclamo social se demoran y se hace que se cambia pero se continúa igual, entonces el futuro será cada día más incierto.

Por otra parte, en caso de que gane el PRI, lo cual es una posibilidad real, esto no daría lugar para hacer repicar las campanas de la soberbia, lo cual es muy frecuente con motivo de la naturaleza del poder y del político, sino que sería un espacio para repensar y reconstruir al gobierno, sus instituciones, los partidos y a la sociedad. Desconozco hasta que punto estaría dispuesto ese partido a impulsar el cambio ampliamente demandado por los gobernados, en el cual prevalezca la equidad, la justicia social y las áreas de oportunidad para el logro de mejores niveles de bienestar para todos.

Pero lo anterior son supuestos, y aunque las encuestas dan la ventaja al PRI aún falta por conocer cuáles son las cartas ocultas que tienen el resto de los partidos para fortalecer o modificar las tendencias de esta elección. Es probable que si el bombardeo informativo relacionado con resultados de encuestas y más encuestas está siendo manipulado para crear escenarios que favorezcan a un determinado candidato, en este caso el del PRI, entonces más allá de esos ejercicios “hay una realidad electoral real” que se conocerá solo el día de la elección. A lo mejor es determinante para modificar el actual estado de cosas, o definitivamente corroborará el triunfo priísta y su regreso a Los Pinos. Creo que aún no se ha escrito toda la historia.

Lo cierto es que “El p oder es siempre relativo y transitorio; es útil mientras sea respetado y no sea socialmente censurado. En consecuencia, su uso siempre tiene un costo”

Bueno: ¿Pero usted qué opina?


Sobre esta noticia

Autor:
Cuauhtemoc Mavita E. (70 noticias)
Visitas:
392
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Cuauhtemoc Mavita E. (22/05/2012)

Es una posibilidad real, sin lugar a dudas