Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Reivindica Patricia Plaza poder sanador de la literatura

10/10/2012 07:11 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Convencida de que la escritura es como un laboratorio en el que puedes conjugar varias pócimas de donde surgen varias historias, la escritora de origen español Patricia Plaza (1968) aseguró hoy aquí que la literatura le ayudó a solventar sus miedos y le devolvió la vida. Entrevistada a propósito de su novela “Perverso”, la autora radicada en la ciudad de Houston, Texas, en Estados Unidos, afirmó que la literatura la salvó de la muerte y le ayudó a solucionar el conflicto de identidad que padeció años atrás. De visita en México, Plaza, quien se desempeña ahora como analista de Idiomas del FBI, dijo que gracias a las letras encontró el tónico que la revitalizó y le devolvió la vida. Cuenta que hace un par de años estuvo al borde la muerte por tener “piedras en el riñón” y que tras recuperarse decidió escribir y contar “Perverso”, una novela provocadora y sensual; un juego seductor y peligroso donde una pareja revela los secretos más inquietantes de su intimidad. De corte erótico e inspirada en una parte de su vida con un famoso conductor de televisión en España, a quien entrevistó, la autora comentó que se trata de lo más perverso que ha hecho en su vida. La novela tiene como protagonista a “Piropo”, una joven redactora quien vive en Estados Unidos, y Federico Sánchez Mondragón, un famoso escritor y presentador de televisión en España, quien le dobla la edad y que comienzan un ardiente e ingenioso coqueteo epistolar. Dos años más tarde deciden encontrarse en Madrid, donde descubren que todo cuanto se han dicho por carta merece ser desnudado y saboreado, y que ellos y los personajes virtuales que han creado en esa adictiva correspondencia son lo mismo: el anverso y reverso de sus deseos más perversos. Cómplices y aliados en un juego seductor y a la vez peligroso, deciden firmar con tinta blanca un pacto secreto que los lleva a Bali, donde finalmente se transmutan en Anaïs y Henry (dos personajes de la literatura contemporánea erótica), una pareja que revela al lector los secretos más inquietantes de su intimidad hasta descubrirse vulnerables, pero sobre todo, libres. “Lo que comienza como un coqueteo, poco a poco subió de tono y se convirtió en una ardiente ingeniosa correspondencia epistolar, y sube de tono y se vuelve peligroso en el momento en el que ambos deciden decirse en persona cuanto se han dicho por cartas. “Ella viaja a España a entrevistar a este conductor, y en busca de su voz como escritora y padeciendo una crisis de identidad de los años 40”, dijo. Indicó que además de reunir más de 30 cartas de ambos personajes, a lo largo de más de 200 páginas, “Perverso” toca temas como la comparación entre la cultura americana con la española, la pena de muerte, el medio ambiente, las nalgas, la libertad, el significado de la muerte, la vejez, todo ello, gracias a los diversos artículos de “Piropo”. Comentó que esta historia alude a la canción mexicana de José Alfredo Jiménez “Una piedra en el camino”. “Sufrí de piedras en el riñón y un día tuve una que me bloqueó un riñón y termine en el hospital y estuve al bordo de la muerte. De tal manera que cuando te encuentras al borde la muerte, cuestionas todo, y no sabes quién eres”, dijo. Comentó que tras recuperarse de su operación, sintió miedo de que su cuerpo le volviera a fallar y “me volví un poco hipocondriaca y todo esto, lo plasme a través de Piropo”. “Así pues, estando en recuperación, para superar mi miedo lo que hice fue escribir, a pesar de que ya lo hacía antes de esta novela. Pero lo más perverso que he realizado es este libro, pues me atreví a decirlo de todo”, expresó. Sostuvo que escribir le devolvió la salud y la confianza; “pasó algo con la literatura, es curativa porque me sanó, gracias a ella, encontré ese tónico mágico”, aseguró. Convencida de que hay que vivir la vida al máximo respetando los deseos de los demás, Patricia Plaza expresó su confianza de que cuando los lectores lean su novela, “desnuden su mente”. “Porque más que lectores, la novela requiere de nudistas mentales, gente que por un momento se atreva a explorar esos lugares donde nunca antes hemos estado”, concluyó.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
1514
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.