Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Relatan tres voces femeninas la vida dramática de una mujer

01/07/2011 07:11 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El escritor Sergio Ramírez (Nicaragua, 1942) tomó el reto de poner voz a tres personajes femeninos dispares, con estilo sencillo y emotivo, para dar vida a la historia de una mujer que vivió de su leyenda y murió sintiéndose olvidada por todos. Así, lo narra en “La fugitiva”. A la fecha, la tumba de esa mujer singular sigue marcada, apenas un poco perceptible, por un número. “La maldición de Amanda fue su genialidad. Hizo todo lo que pudo como mujer para disimular su condición de ángel”, refiere el autor del ensayo “Tambor olvidado” (2008) y “Margarita, está linda la mar”. En el texto que actualmente promueve, Ramírez refiere que tres voces femeninas relatan la vida dramática de una mujer que eligió el oficio maldito de escribir en una sociedad cerrada y provinciana. Tres voces, tres maneras de concebir la vida, la amistad y el amor, unidas por un hilo delgado conductor. Todas se cobijan bajo un denominador común: Contar quién fue la deseada y envidiada “Amanda Solano”. Estas voces, cada una con registro propio, llevan al lector la Costa Rica de la primera mitad del siglo XX para descubrir a un personaje marcado por su belleza, su genio y su retador sentido de la libertad. Pero sobre todo, marcado por la mayor de sus debilidades: Los hombres. En una convulsa época en que a las mujeres les era denegada la elección de sus opciones en la vida, a “Amanda Solano” no le quedó otro camino más que el exilio, dentro y fuera de su propio país, según relata el autor Sergio Ramírez. Este novelista forma parte de la generación de escritores latinoamericanos que surgió después del “boom”, y tras un largo exilio voluntario en Costa Rica y Alemania, abandonó por un tiempo su carrera literaria para incorporarse a la revolución sandinista que derrocó a la dictadura del último de los Somoza. Reemprendió la escritura con “Castigo divino” (1988), que obtuvo el premio “Dashiel Hammet” en España, y “Un baile de máscaras”, ganó el premio “Laure Bataillon” a la mejor novela extranjera aparecida en Francia en 1998 y ese año publicó sus “Cuentos completos”, con prólogo de Mario Benedetti. Es autor también de “Mentiras verdaderas” (ensayos sobre la creación literaria, 2001), los volúmenes de cuentos “Catalina y Catalina” (2001) y “El reino animal” (2007), así como las novelas “Sombras nada más” (2002), “Mil y una muertes” (2005) y “El cielo llora por mí” (2008), entre otras obras.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
163
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.