Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Negocios escriba una noticia?

Releva Weidmann a Weber en la dirección del Bundesbank alemán

02/05/2011 07:12 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Jens Weidmann, quien fuera cercano asesor de la canciller federal alemana Angela Merkel, asumió hoy el cargo como nuevo presidente del Bundesbank o Banco Central Alemán, en sustitución de Alex Weber, quien renunció a su puesto un año antes de lo previsto. En un acto festivo al que acudieron personalidades de la economía y la política alemana en la sede del banco en Frankfurt, Weidmann de 43 años, se convirtió en el presidente más joven en la historia del banco emisor de Alemania, que dirigirá durante ocho años con un sueldo anual de 400 mil euros (540 mil dólares). Además, con el cambio de presidencia, una mujer se sitúa por primera vez en la vicepresidencia de una de las instituciones más respetadas y sólidas de Alemania: Sabine Lautenschläger, economista de 46 años. Weidmann asume la presidencia de una institución que conoce bien, pues hace ocho años dirigió allí el departamento de política monetaria y análisis monetario. Antes, estudió en Francia y Bonn y trabajó para el Fondo Monetario Internacional (FMI) en Washington. Se desempeñó como secretario general del Consejo de Sabios, que es un gremio de expertos económicos alemanes. Después aportó muchas ideas para la Agenda 2010 del ex canciller federal Gerhard Schröder. Su predecesor y mentor Alex Weber lo recomendó después a Merkel. En los últimos años fue su asesor económico, una cuestión que le costó los primeros recelos y críticas en la oposición por el temor a la falta de independencia política del dirigente del Banco Central Alemán. Sin embargo, Weidmann es respetado por encima de las fronteras partidistas y al igual que Weber, su mentor y antiguo profesor de economía política, es un decidido defensor de la estabilidad monetaria y de precios. Pese a ello, los analistas coinciden en que deberá mostrar a Europa que es más que el hombre de Merkel en Frankfurt. Merkel lo calificó en su último día de trabajo en la Cancillería Federal como brillante, íntegro, competente y una mente independiente. “Se me hace difícil despedirme de él”. Además, es considerado el prototipo de funcionario moderno: leal, modesto y resistente al estrés. Hace sólo unos días, Weidmann celebraba con su familia su cumpleaños 43 con toda tranquilidad pero su convocatoria hecha por el alemán Christian Wulff al palacio de Bellevue hace semanas cambió su vida. Hasta ahora había trabajado más bien desde la sombra, alejado del primer plano de la política, asesorando a Merkel durante la crisis financiera y forjando los paquetes de rescate para bancos y empresas. Ahora, pasa a primer plano y deberá medir mucho sus palabras, que influirán en el curso del euro y los mercados financieros. Sus tareas no serán fáciles: Weidmann tendrá que acudir pronto al Banco Central Europeo (BCE) para debatir los nuevos problemas que surgieron en la gestión de la crisis del euro, después que la extrema derecha ganara terreno en Finlandia amenazando los paquetes de rescate de Grecia, Irlanda y Portugal. Otro problema: la creciente, que pone nerviosos a millones de alemanes. El Bundesbank entregó hace tiempo las competencias en política monetaria al BCE, pero en la mente de muchos alemanes está muy arraigada su imagen como el baluarte antiinflacionista del país. Weidmann es considerado un estricto combatiente de la inflación. No se esperan cambios en su posición ante el BCE, aunque se espera una actuación más precavida que la de Weber, quien se aisló en la institución tras sus críticas públicas a la compra de bonos de deuda de los países del euro en crisis por parte del BCE. Weber, con su abrupta dimisión echó al traste las aspiraciones de Alemania a copar la dirección del BCE tras la marcha de Jean Claude Trichet en noviembre pasado. Weber, de 54 años, dirigió el Bundesbank desde 2004 y originalmente debía gobernarlo hasta el 30 de abril de 2012, sin embargo, su perfil de política monetario rígida lo obligó a ser crítico con la gestión de la crisis del euro, lo que creó roces con Trichet y enfrió su relación con Merkel. La canciller nunca llegó a presentar oficialmente su candidatura a la presidencia del BCE, lo que según versiones, hizo que se sintiera sin apoyo. Ahora volverá a la docencia como profesor invitado en Chicago, mientras en el BCE se volvió a abrir la carrera por la presidencia. Eso sí, sin que Alemania haya renunciado a presentar candidato propio. “No hemos abandonado nuestras aspiraciones en Europa”, señaló recientemente el Vicecanciller Federal y Ministro de Exteriores de Alemania, Guido Westerwelle. Sin embargo, el italiano Mario Draghi es ahora el nombre que más suena para relevar a Trichet. La decisión se espera el 24 de junio en Bruselas, Bélgica.


Sobre esta noticia

Autor:
Negocios (21643 noticias)
Visitas:
284
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.