Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Rendirá coreógrafo español homenaje a Johann Sebastian Bach

27/07/2010 01:58 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En homenaje al compositor Johann Sebastian Bach, fallecido el 28 de julio de 1750, el director saliente de la Compañía Nacional de Danza de España, Nacho Duato, ofrecerá próximamente la coreografía “Multiplicidad. Formas de silencio y vacío”. Bach sigue siendo considerado, a más de 260 años de su fallecimiento, como el “Padre de la música”. Se trata de un virtuoso del arte, cuyo nombre está escrito con letras de oro en la historia de la música universal, dejando un gran legado para la posteridad con sus obras: “La pasión según San Mateo”, “Los conciertos de Brandenburgo” y “Las Cantatas”, entre muchas otras. Hijo de Johann Ambrosius Bach y María Elizabeth Lémmerhirt, Johann Sebastian nació el 21 de marzo de 1685, en Eisenach, Alemania; y siempre se distinguió por su carácter obstinado, en defensa de su independencia artística. Profundamente religioso, su vida se vio influida por el ambiente luterano imperante en toda la región de Turingia, de la que era originaria su familia. A la muerte de sus padres, se trasladó a vivir con su hermano Johann Christoph, organista de Ohrdruf, quien se hizo cargo de la formación musical del niño. Este último realizó sus estudios elementales en el Liceo de Lateinschule, ingresando hacia 1692, sin que obtuviera resultados brillantes. Años más tarde estudió en la Michaelisschule de Luneburg y fue seleccionado para el coro de esta institución. En 1703, Bach fue organista de la Iglesia de San Bonifacio en Arnstadt. Luego, en 1707, ejerció como organista en Muhlhausen y ese mismo año contrajo matrimonio con su prima y primera esposa, María Bárbara, con la que tuvo ocho hijos. Un año después se trasladó a Weimar como organista de la Corte, llegando a ser “Konzertmeister”, en 1714. Fue en esa época en la que escribió la mayor parte de su obra para órgano, instrumento en el que en su tiempo no tuvo rival. Sin embargo, Bach no se sentía a gusto. La corte de Weimar se negaba a nombrarlo “Kapellmeister”. El 5 de agosto de 1717, el príncipe Leopold le ofreció el cargo de “Kapellmeister” en su capilla y fue ahí donde compuso sus “Conciertos de Brandemburgo”. Tres años después murió su esposa y en 1721 se volvió a casar, ahora con Anna Magdalena. La familia Bach se trasladó a Leipzig en 1723 y Johann Sebastian, gracias a su fama, consiguió la plaza de cantor de la iglesia de Santo Tomás de Leipzig. Este cargo supuso un gran incremento en su trabajo, ya que lo obligó a enseñar a los alumnos de la escuela de Santo Tomás y a componer una ingente cantidad de obras para las iglesias de la escuela y para la de San Nicolás. A partir de 1736, después de ser nombrado “Hofkomponist” de la Corte, y comenzada la década de los 40, Bach gozó de una gran actividad compositiva y pedagógica. La producción musical de Bach en Leipzig, vital en la carrera del maestro, fue muy amplia e importante. Durante los años que vivió en esa ciudad compuso numerosos conciertos, cantatas y fugas para las iglesias, y creó dos de sus más célebres obras “Johannespassion” (1723) y “Matthaeuspassion” (1729). De esta etapa data, asimismo, la impresionante “Misa en si bemol menor” (1733-1738), que constituye una de las cumbres de la música religiosa de todos los tiempos. Por esos años, su prestigio fue en aumento, sobre todo entre los músicos, ingresando en la Correspondirende Societet der Musicalische Wissenschaften. En 1747 visitó Potsdam, invitado por el rey Federico II el Grande. Las improvisaciones que realizó ante el soberano sirvieron como base para otra de sus magnas creaciones, “Das Musikalisches Opfer” (1747). Consagró sus últimos años a la composición de corales para órgano y a la elaboración de un célebre paradigma de técnica compositiva, “Die Kunst der Fuge” (1748-1750), que quedó incompleto. Por esos años, la salud de Bach comenzó a deteriorarse. Enfermo durante sus últimos años y prácticamente ciego, Johann Sebastian Bach falleció en Leipzig, Alemania, el 28 de julio de 1750. En 1894, su cuerpo fue exhumado para su estudio.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
89
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.