Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Espectáculos escriba una noticia?

Rendirán homenaje a "El Jibarito" a 44 años de su muerte

10/12/2009 09:36 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

A 44 años de su muerte, Rafael Hernández "El Jibarito", compositor mundialmente conocido por temas como "El cumbanchero" y "Campanitas de cristal", será homenajeado este viernes en La Habana. La gala homenaje al compositor puertorriqueño Rafael Hernández, quien aún es recordado por su "Lamento borincano", entre muchas otras interpretaciones, tendrá lugar el 11 de diciembre en el capitalino Teatro Mella en la cuarta jornada de la Feria Internacional Cubadisco 2009. Dicha distinción fue organizada por el Instituto Cubano de la Música, es uno de los eventos más importantes dentro de la industria fonográfica del país y rendirá tributo a "El Jibarito" con un espectáculo en el que músicos cubanos y boricuas cantarán temas trascendentes del reconocido autor. Rafael Hernández Marín, quien logró desafiar el paso del tiempo y las fronteras con su música, nació el 24 de octubre de 1896 en la ciudad de Aguadilla, Puerto Rico, en el seno de una familia humilde. Definió su vocación por la música desde pequeño. Su primer maestro fue José Ruellán Lequerica, quien le enseñó a tocar el trombón, y más tarde aprendió a ejecutar el violín, la trompeta, el bajo y la guitarra. Posteriormente, trabajó como músico en un circo, tras lo cual se trasladó a San Juan, donde continuó sus estudios musicales con profesores como Manuel Tizol, en cuya orquesta tocó el trombón. También formó parte de la Banda Municipal de San Juan y compuso su primera canción, el vals "Mi provisa", cuyo título surgió del acróstico hecho con las primeras letras de los nombres de las novias de los integrantes de la orquesta. Más tarde, viajó a Nueva York, donde lo sorprendió la Primera Guerra Mundial, y como ciudadano estadunidense debió presentarse a las filas del Ejército, en el que fue asignado a la Banda de Música como trombonista. Estuvo en Francia y Alemania. Al concluir la guerra regresó a Estados Unidos, donde se unió durante algún tiempo a la banda de un estado del sur, pero los problemas multiplicados del racismo sureño estadunidense lo hicieron regresar a Nueva York. Después se fue a Cuba, donde dirigió durante cinco años la orquesta del teatro Fausto, y en 1925 presentó una de sus primeras composiciones con éxito: "Capullito de alhelí", justamente en el Día de la Canción Cubana, por la que obtuvo una distinción honorífica. En 1927, junto a Antonio Mesa (primera voz) y Salvador Ithier (segunda voz y primera guitarra), formó el Trío Borinquen. En esa época realizaron frecuentes viajes a Puerto Rico, Cuba y República Dominicana, donde cambiaron su nombre por el de Trío Quisqueya. Dos años después compuso en Nueva York una de las canciones que lo hizo famoso: "Lamento borincano", que fue interpretada por Alfonso Ortiz Tirado y llegó a convertirse en himno extraoficial de Puerto Rico. A principios de los años 30 organizó el grupo Victoria, en honor a su hermana, el cual estaba integrado por Mengol Díaz, Rafael Rodríguez y Armando Carmona, como primera voz, pero, al hacer las grabaciones se reforzaban con Monsanto, Chemín, Paco Tizol, Maño Hernández y el hijo mayor de Rafael. El grupo se desintegró cuando Rafael viajó a México, pero a su regreso a Nueva York volvió a organizar el cuarteto Victoria con Rafael Rodríguez, Paquito López y Pedro Ortiz Dávila, con quienes viajó a Puerto Rico. Luego se trasladó a México, donde fijó su residencia y contrajo matrimonio con María Pérez, con quien tuvo cuatro hijos. También ingresó al Conservatorio Nacional, en el que perfeccionó sus conocimientos adquiridos con Julián Carrillo y Juan León Mariscal. Una buena parte de su producción musical la compuso en México y durante ese periodo surgieron los temas: "Preciosa", "Campanitas de cristal", "Perfume de gardenias" y "Tabú", entre otras. Hernández registró sus primeras canciones en 1934, cuando ya era un compositor famoso, y sus éxitos "Capullito de alhelí" y "Lamento borincano" que habían llegado primero, le abrieron el camino. Residió en México durante 12 años en los que compuso una gran parte de su producción musical, y donde además de ser querido, respetado y admirado, encontró un ambiente propicio para componer, por lo que consideró a México como su segunda patria. En 1947, último año que vivió en México, registró "Canta, canta" y más tarde aparecieron otras piezas que posiblemente las inscribió por correo como: "No debo perdonarte", "Engáñame", "Canción de tus recuerdos" y "No me quieras tanto", también muy aclamada. A través de sus canciones, Hernández expresó de manera abierta su inconformidad ante la pobreza que vivían los campesinos en Puerto Rico, por lo que "Lamento borincano" es un reclamo profundo, expresado musicalmente y con un sentido de triste realidad. Hernández falleció el 11 de diciembre de 1965, a los 69 años, y sus restos fueron llevados al Capitolio Nacional, en donde recibió múltiples homenajes del Estado y de sus paisanos, además su funeral fue la mayor manifestación de duelo en Puerto Rico. En 2007, como cada año, la "Fundación Recordando a Rafael Hernández Marín" conmemoró el natalicio del compositor, el 24 de octubre de 1896. El compositor llegó al mundo temas que han marcado generaciones de sus compatriotas y siguen vigentes debido a la mezcla de amor, dignidad y solidaridad que contienen.


Sobre esta noticia

Autor:
Espectáculos (21096 noticias)
Visitas:
272
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.