Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Rendirán homenaje a Violeta Parra a 45 años de su muerte

04/02/2012 06:37 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

A 45 años de la muerte de la cantautora Violeta Parra y frente a la tumba que guardan sus restos, ubicada en el Memorial del Detenido Desaparecido en el Cementerio General, en Santiago, Chile, este 5 de febrero se realizará un homenaje a la artista chilena. De acuerdo con la página electrónica elciudano.cl, la convocatoria al acto se realiza desde hace muchos años por la célula “Sergio Garrido” del Partido Comunista de Chile. La información añade que cantores, folcloristas y artistas varios, como los maestros Richard Rojas (Premio Nacional de Folclor) y Sergio Garrido (bailarín y coreógrafo), fueron quienes enseñaron la tarea de “despertar” a Violeta con esta actividad. Considerada por algunos la folclorista más importante de Chile y fundadora de la música popular chilena, Violeta del Carmen Parra Sandoval nació en San Fabián de Alico, al interior de San Carlos, en la provincia de Ñuble, sur de Chile, el 4 de octubre de 1917. Fue motivo de inspiración de muchos artistas que continuaron con su ardua tarea de rescate de la música del campo chileno y las manifestaciones constituyentes del folclore del país sudamericano y de Latinoamérica. Brilló como cantautora, pintora, escultora, bordadora y ceramista. Su padre era profesor de música, su madre una campesina guitarrera y cantora. Fueron nueve hermanos que vivieron su infancia en el campo. A los nueve años se inició en la guitarra y el canto; a los 12 compuso sus primeras canciones. Tuvo una formación de profesora en la Escuela Normal de Santiago, época en la que ya componía boleros, corridos, y tonadas. Trabajó en circos, bares, quintas de recreo y pequeñas salas de barrio. Luego de instalarse en Santiago, comenzó a actuar con su hermana Hilda en el Dúo Hermanas Parra. En 1942 ganó el primer premio en un concurso de canto español organizado en el Teatro Baquedano, y a partir de entonces fue contratada con frecuencia hasta que partió a Valparaíso, donde encontró su verdadera vocación. El constante viajar por todo el país le puso en contacto con la realidad social chilena, plagada de desigualdades económicas. Parra adoptó una postura política de militante de izquierda que le llevó a buscar las raíces de la música popular. Sus composiciones propias han sido elogiadas por críticos de todo el mundo, tanto por su compleja elaboración musical como por sus letras poéticas, ingeniosas y socialmente comprometidas. Sus canciones han sido interpretadas por muchos artistas en Latinoamérica y el resto del mundo. En 1953 grabó "Qué pena siente el alma" y "Casamiento de negros", dos de sus canciones más conocidas. Al año siguiente fue invitada al Congreso de la Juventud en Varsovia, Polonia, como intérprete de la música e investigadora del folclor chileno. El viaje se prolongó por más de un año. Recorrió Inglaterra, Italia, Checoslovaquia, Unión Soviética y Francia. Tras enterarse del fallecimiento de su hija Rosita, volvió a Chile y se sumergió en el trabajo. En 1959 se instaló en Concepción, formando parte del Museo del Folclore, organizado por la Universidad de Concepción. Violeta tuvo una gran actividad musical, artística y cultural en la década de 1960. Viajó por Latinoamérica y Europa; fue invitada al Festival de la Juventud en Finlandia; en Francia grabó discos y expuso sus pinturas en el Museo del Louvre, en 1964. Reunió un promedio de tres mil canciones y fue gestando el libro que más tarde se conocería como “Cantos Folklóricos Chilenos”. Gracias a su trabajo, junto al de otros, surgió un movimiento de revalorización del arte chileno, que llegaría a adquirir enorme importancia en la llamada Nueva Canción Chilena. Sus canciones postreras se reunieron en el disco “Las últimas composiciones”, grabado junto a sus hijos y al músico Alberto Zapicán, y que incluye sus himnos humanitarios "Gracias a la vida" y "Volver a los 17". Además de otras canciones igualmente importantes y conocidas, como el "Rin del angelito", "Pupila de águila", "Cantores que reflexionan" y “El Albertío”, famosas hasta el día de hoy. Violeta Parra se suicidó en la carpa de La Reina, el 5 de febrero de 1967, en Santiago, a los 49 años de vida, tras varios intentos fallidos, dejando un legado de esfuerzo y sacrificio a Chile y al mundo. Con el objeto de rescatar su figura y legado, se creó por iniciativa de sus hijos la Fundación Violeta Parra en 1992, la cual busca reunir, organizar y preservar su obra; proyectarla en Chile y en el exterior para que puedan acceder a ella estudiantes, artistas y público en general. En 2007, en coincidencia con el 90 aniversario de su nacimiento, se inauguró una exposición de su obra visual en el Centro Cultural Palacio La Moneda, así como fue publicado el libro de arte “Obra visual de Violeta Parra”, que recopila todo su trabajo plástico.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
167
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.