Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Estados Mexicanos escriba una noticia?

Reportan crecientes temporales de lluvia o sequía extremos en QRoo

20/08/2012 02:21 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El delegado de la Comisión Nacional del Agua, Salvador Arizmendi Guadarrama, reportó que en los recientes 10 años ha sido imposible hacer pronósticos sobre las temporadas de lluvia o sequía. “Lo único seguro es que si hay sequía extrema habrá precipitación extrema y puede ser en cualquier instante”, agregó. Eso de algún modo trae complicaciones para el estado, sobre todo para las poblaciones asentadas en lugares no aptos para que habiten el ser humano, “pero es una especie de bendición para el subsuelo de donde se extrae el agua que se consume, el manglar y la selva”, dijo. Este año, anotó, se registraron fuertes precipitaciones, sobre todo en la parte sur, en los municipios de Othón P. Blanco y Bacalar, donde se tuvieron lluvias acumuladas de una semana y de hasta una semana y media. Sólo en Othón P. Blanco, la precipitación pluvial fue de 468 milímetros la última semana y en Bacalar de cerca de 176 milímetros, refirió. Añadió que tan sólo en Othón P. Blanco, el día 16 de agosto, cayeron 158 milímetros y un día después 115 milímetros, así que en dos días fueron 273 milímetros, cantidad superior a la media mensual de lluvia promedio en este municipio. El jueves 16 de este mes, la onda tropical número 11 provocó que lloviera 14 horas en Chetumal, con saldo de 18 zonas con severas inundaciones y más de 80 familias afectadas, mencionó Arizmendi Guadarrama. La precipitación tuvo tal nivel que el mar rebasó la escala crítica del malecón anegando bulevar Bahía y parte del centro de la ciudad, abundó. Con las recientes lluvias se detectó que los pronósticos son “un poquito” rebasados y puede ser por los efectos del “Niño”, la “Niña” o el cambio climático, en verdad no hay elementos para decir si es uno o lo otro, indicó. El funcionario llamó a que “de todas maneras hay que estar preparados porque cada vez se presentan eventos más extremos, abundantes y más seguidos, anota el funcionario federal”. Así como hay y habrá sequía extrema, también hay precipitación pluvial extrema, pues al año se tiene un promedio de mil 250 a mil 300 milímetros de lluvia, y cae de repente, no hay un lapso determinado u homogéneo y así se registró los últimos años, comentó. Recordó que 2010 fue el segundo año más lluvioso a nivel nacional, y en el caso de este estado donde la sequía ha sido más prolongada es la zona norte y caso contrario es el sur donde llueve mucho y de manera constante. Esa situación trajo problemas a los habitantes debido al diseño inadecuado y al crecimiento de las ciudades, así como al desarrollo de nuevos proyectos inmobiliarios que no respetan a la naturaleza y el agua tiene que retomar su cause, aunado a que la marea no deja salir el agua encharcada como si fuera un dique natural acuático, continuó. La Conagua presentó un plan de contingencia y ahora lo elabora para otras ciudades como Cozumel, Cancún y Solidaridad, donde están detectadas zonas bajas, susceptibles de anegaciones frecuentes debido a que el estado prácticamente “cacha” los huracanes. Apuntó que por la condición plana del territorio y en virtud de que no hay ríos en la superficie no se tienen presas ni represas y toda el agua que cae se filtra al subsuelo, donde se almacena de manera natural y sirve de fuente del agua que se consume. En efecto, consideró, las lluvias provocan males de carácter social, trastornos para ciertas poblaciones por los encharcamientos, pero en general son una “bendición”, y la razón es que en el sur se tiene un distrito de riego temporal que aprovecha esa agua. Además, la selva, el mangle y los humedales requieren mucha agua, todos los sistemas que son de transición entre la tierra y el mar y su vida depende del agua y el saldo termina siendo a favor, recalcó. En todo caso, abundó, la solución a los trastornos que ocasiona en las poblaciones se encuentra en el desarrollo urbano, pues jamás dejará de llover, así que lo que queda es que los ciudadanos sean más responsables respetando la naturaleza y las reservas naturales. Las lluvias de la semana pasada, según el director estatal de Protección Civil, Luis Carlos Rodríguez Hoy, fueron más intensas que las que generó el huracán “Ernesto” a su paso por el sur del estado el día 8. La onda tropical 11 dejó 15 puntos de esta capital colapsados, obligó a la suspensión de clases e impidió el tráfico vial. Por ese fenómeno natural, también se suspendió el vuelo de un avión que intentó aterrizar en tres ocasiones en el Aeropuerto de Chetumal y por eso fue desviado a la terminal aérea de Mérida, Yucatán. Además de Othón P. Blanco y Bacalar, llovió de manera constante en José María Morelos, Felipe Carrillo Puerto, Lázaro Cárdenas, Tulum y Solidaridad.


Sobre esta noticia

Autor:
Estados Mexicanos (36803 noticias)
Visitas:
124
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Organizaciones

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.