Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Representa testamento de Sor Juana un documento para entender su vida

29/12/2011 07:46 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El hallazgo del testamento del sacerdote José de Lombeyda Ward, que data del 15 de junio de 1695, en el que se establece que la llamada “Décima Musa”, Sor Juana Inés de la Cruz, dona su biblioteca para ser vendida y obtener recursos para los más necesitados, representa un documento clave para entender la vida de la monja jerónima. El biógrafo y maestro en Letras, Alejandro Soriano Valles, afirma que el dato encontrado a principios del presente año en el Archivo General de la Nación, no es menor, ya que hasta hace pocos años se creía que la poeta había sido obligada, por la jerarquía católica, a deshacerse de su bien más preciado: su biblioteca. En su artículo “Sor Juana y sus libros. Un polémico hallazgo documental”, publicado en el número más reciente de la revista “Relatos e Historias de México”, el también ensayista y crítico literario afirma que el testamento confirma tanto la religiosidad de Sor Juana, como su luminosa actividad intelectual. Aunque todavía hay mucho por averiguar, advirtió, se sabe que Lombeyda fue un amigo que acompañó a la también llamada “Fénix de México”, a lo largo de buena parte de su vida. Fue elegido como agente para la venta de sus preciosos libros y estuvo ligado a ella en momentos cardinales. Un ejemplo, dijo, fue cuando las jerónimas la aceptaron como monja profesa, don José fue uno de los otorgantes de la toma de hábito y bendición el 8 de febrero de 1668 y un año después testificó en su testamento. El hallazgo coincidió con el 360 aniversario del natalicio de Sor Juana, y por tanto, expresó el especialista, ha resultado venturosa su aparición, pues no permite dudas sobre el destino de la biblioteca de la Décima Musa. “Este papel confirma lo que (Diego) Calleja (jesuita que escribió su primera biografía) y (Juan Ignacio María de) Castorena (considerado el primer periodista mexicano) atestiguaron”, advirtió. Calleja y Castorena, apuntó, certifican que los donó para “enajenarse evangélicamente de sí misma” y “dar de limosna hasta su entendimiento en la venta de sus libros, su precio puso en el erario de los pobres, las benditas manos de su prelado, el esclarecido señor doctor don Francisco de Aguiar y Seijas, dignísimo arzobispo de México”, según testimonio del primero. En aquel tiempo, agregó, México sufría inundaciones y carestías, de forma que la poetisa decidió donarse entera a Dios, al entregar la ganancia de la venta de su amada biblioteca -que era grande- a los necesitados.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
47
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.