Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Representan con éxito en Bellas Artes “El Flautista de Hamelín”

11/09/2012 12:55 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Misteriosa, divertida, hipnotizante y con un final feliz, así fue la presentación del ballet infantil “El Flautista de Hamelin”, celebrado esta noche en la Sala Principal, del Palacio de Bellas Artes. Con la música de Eduardo Angulo y la presencia de Miguel Ángel Villanueva, como el protagonista principal, se trata de un espectáculo en el que el participa el Ballet de Cámara del Estado de Morelos (BACEM), así como la Orquesta de Cámara de Bellas Artes (OCBA), bajo la batuta de Alfredo Ibarra, en colaboración con el Instituto de Cultura de Morelos (ICM). En la primera de dos funciones acontecidas esta noche, es el flautista mexicano Miguel Ángel Villanueva quien se roba al espectáculo, al cautivar y sorprender por tan magistral forma de tocar su instrumento. Ataviado tipo al personaje ficticio ‘Peter Pan’, Villanueva no solo seduce con su flauta, sino que deleita con armoniosas melodías con las que chicos y grandes quedaron encantados. Basada en la tradicional historia de los hermanos Grimm, bellamente adaptada para ballet, “El Flautista de Hamelin”, cuenta la historia de que en la ciudad alemana de Hamelín se encuentra infestada de ratas. Cierto día, un viajero ofreció eliminar a esos animales a cambio de una recompensa. Los pobladores aceptaron, el viajero extrajo su flauta y comenzó a tocar una extraña melodía. Todas las ratas salieron de sus escondrijos y comenzaron a seguir al músico, que se dirigió al río Weser, donde las ratas se precipitaron a las aguas y murieron ahogadas. Concluida su tarea, el flautista retornó a Hamelin a reclamar su recompensa, pero los pobladores, ya librados de las ratas, se negaron a abonarle sus servicios. El flautista, casi sin perturbarse, se retiró del pueblo con la promesa de volver. De regreso, y mientras los cristianos de Hamelin se encontraban en una iglesia, el flautista volvió a entonar su instrumento, pero esta vez fueron todos los niños de Hamelin quienes lo siguieron, como presas de un encantamiento y a quienes llevó hacia el interior de una cueva. Para el músico, uno de los más importantes generadores, intérpretes y promotores a nivel mundial de música nueva para la flauta transversa como instrumento solista, la idea de esta obra fue mostrar lados oscuros como luminosos del personaje. “Lo que busca el flautista es una oportunidad tras arribar al pueblo intestado de ratas; por otro lado están los pobladores, quienes tienen esperanza de que el flautista y quien cumple con su promesa de eliminar a los roedores; sin embargo, sale a flote la parte oscura cuando no le dan su paga”, dijo. En la obra en la que participan 12 bailarines y 32 niños, estos últimos robados en venganza, se presenta un segundo acto y cuyo final no es tan trágico como en la obra original. El final es esperanzador, pues el flautista regresa a los niños que se había llevado, luego de que el pueblo decide pagarle. Destaca sin lugar a dudas el vestuario de los bailarines y niños, quienes pintan el escenario no solo colores, sino de giros, saltos, pasos y danzas. Al final, chicos y grandes, quedaron maravillados.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
50
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.