Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Representarán obra para celebrar relaciones México-Japón

04/11/2010 05:56 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La obra “Las mil voces del dragón”, escrita y dirigida por Esteban Montes, basada en una leyenda japonesa “inventada”, será representada del 4 al 7 de este mes en el Teatro Salvador Novo, que se localiza en el Centro Nacional de las Artes (Cenart). “Las mil voces del dragón” surgió como una forma de celebrar los 400 años de relaciones entre México y Japón y por esa misma razón se procuró que la pieza estuviera basada en la cultura japonesa, aseguró Montes. El autor aclaró que la leyenda japonesa en la que se basa la obra es “inventada”, pero que para elaborarla partió de una concienzuda investigación de las tradiciones niponas, como las leyendas antiguas y la filosofía, la danza Butoh y el arte marcial conocido como Budo Tai Jutsu. La idea para hacer esta obra, explicó Montes, surgió de la propuesta de una alumna, quien tiene ascendencia japonesa. La pieza en sí parte de la premisa de los cuentos de hadas, que tienen mucho que ver con las leyendas orientales, donde personajes heroicos pasan por una serie de aventuras o pruebas hasta encontrar una respuesta o una recompensa. El personaje principal de “Las mil voces del dragón”, aclaró, es una especie de antihéroe: un jovencito con muchos defectos, el mayor quizá sería la soberbia, porque se la pasa diciendo que es más inteligente y superior a todos los demás. Así, los otros personajes de la historia, una hechicera y un guerrero samurai, lo van a obligar a ver la realidad de otra forma. Montes, quien estudió en la Facultad de Filosofía y Letras y el Centro Universitario de Teatro (CUT), ambas escuelas de la UNAM, destacó que para el montaje contó con la asesoría de Cinthia Patiño, quien ha practicado la danza Butoh y Víctor Siáñez, que apoyó en el entrenamiento del combate escénico, dado que practica el Budo Tai Jutsu. –La vinculación que encontramos entre las culturas mexicana y japonesa no son tanto simbólicas, pero sí en el terreno de las experiencias humanas. Así, el dragón significa la búsqueda de la verdad, que se encuentra en el fondo de nosotros mismos”, puntualizó Montes. “Para los japoneses, el dragón es la parte oscura u oculta de los seres humanos y que es nuestra verdad más profunda. En nuestra historia, el dragón es la vida misma del personaje”, añadió. En la obra participan los actores Pilar Villanueva (madre, anciana) Fernando Martínez Monroy (maestro, voz del templo), Cinthia Patiño (el dragón), Víctor Siáñez (zorro de tierra), David Amador (padre, joven) y Guillermo González Islas (títere niño), entre otros. En el montaje destaca la utilización del cuerpo de los actores, que además de cumplir con sus personajes (madre, hechicera, guerrero, anciana), hacen muy en el estilo oriental parte del escenario o de la ambientación general, como animales, el río o árboles. Otro de los aspectos notables del montaje es la participación de los músicos Griselda Martínez y Rafael Rivera, quienes hacen en vivo la música ambiental y los efectos sonoros del espectáculo. La pieza contó con el apoyo del Fideicomiso Fondo de Amistad México-Japón y de la Embajada japonesa en México, así como del Centro Nacional de las Artes, del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
78
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.