Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Rescata fotógrafa el tema del paraíso, desvirtuado por el hombre

27/10/2011 03:54 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Animales disecados, bosques construidos de papel tapiz y pintura, trampantojos botánicos (pinturas murales realistas creadas deliberadamente para ofrecer una perspectiva falsa) y personas atrapadas en la década de 1950, forman parte de la exposición fotográfica de la artista de la lente Dulce Pinzón, inaugurada la víspera en la Galería Patricia Conde. “Historias del paraíso” es una muestra integrada por 20 fotografías tomadas por la artista dentro de un Museo de Historia Natural antes de su demolición, en donde los animales, como seres inanimados y silenciosos, se convierten en personajes centrales de una compleja trama narrativa. Bajo la curaduría de Santiago Espinosa de los Monteros, Pinzón busca crear en escena como metáforas de conservación. Son imágenes que tienen como amalgama la textura árida, aterciopelada, denigrante y teatral de lo que alguna vez prometió ser un edén. “Cada escena cobra vida a su manera. Los patos salen del lago para evidenciar su naturaleza plástica. Los venados ahora son el público que observa a los humanos. El dinosaurio es la atracción a montar mientras globos de distintos colores celebran el frío del unicel”, expresa el curador. A través de fotografías de un cuidado estético y técnico memorables, Dulce Pinzón lleva al espectador por cada rincón del museo casi circense que deviene tétrico, agregó Espinosa de los Monteros tras indicar que este cuidado producido en cada una de las escenas revierte lo sucedido hace décadas. Igual sucedió, continuó, cuando alguien en su oportunidad también produjo ambientes que evocan un mundo (intentando ilustrarlo) fuera del alcance de los visitantes, quienes veían en cada ciclorama una singular posibilidad de conocimiento de la naturaleza lejana. Si el del museo era pretendidamente una reconstrucción de la vida animal en otras partes del planeta, el de Pinzón es la complejizada recreación de escenas que, rayando en el absurdo, nos da cabal pistas de sus más profundas preocupaciones que inciden en temas ambientales, de sustentabilidad y de progreso cuestionado. Las imágenes exhibidas hacen evidentes las extrañas y generalmente enfermizas relaciones del ser humano con la naturaleza. Para contar estas historias, no basta con tener un tema sino a la vez proponer otro, como sucede ahora, que revierta una lectura lineal y simplona.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
129
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.