Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Restaurarán murales de Siqueiros en “La Tallera”

28/12/2011 06:15 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Con un presupuesto de ocho millones de pesos, el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) restaurará los murales de la casa donde vivió sus últimos años el muralista mexicano David Alfaro Siqueiros, quien nació el 29 de diciembre de 1896. “La Tallera”, como la bautizó el también llamado “Coronelazo” por su gusto hacia las mujeres, está ubicada en Cuernavaca, Morelos, y es considerado el primer taller destinado a la enseñanza del muralismo alrededor del mundo, donde Siqueiros realizó los trabajos que hoy adornan el Polyforum Cultural, en esta capital. La directora del INBA, Teresa Vicencio Álvarez, comentó en fecha reciente que debido al presupuesto otorgado al ámbito cultural para el 2012 será posible hacer una restauración integral de dicho recinto, así como de las obras que ahí se encuentran, y se espera que a finales del 2012 pueda ser reabierto con una exposición. David Alfaro Siqueiros, uno de los más destacados representantes del muralismo mexicano, al lado de pintores como Diego Rivera y José clemente Orozco, entre otros, vio la primera luz en Camargo, Chihuahua, pero pronto se trasladaría a la capital mexicana. A los 15 años, en 1911, ingresó a la Escuela Nacional Preparatoria, a la vez que estudió, por las noches, en la Academia de San Carlos, en la Ciudad de México; en donde meses después se vio involucrado en la huelga estudiantil en contra de la academia del INBA, como protesta a su método de enseñanza artística. Debido a la huelga, que urgía la destitución del entonces director de la Academia de San Carlos, se formó la escuela al aire libre en Santa Anita, en donde el muralista mexicano continuó con sus estudios hasta que en 1914, al lado de algunos de sus colegas, se enlistó en el Ejército Constitucionalista, de Venustiano Carranza. Luego de recorrer distintos sitios de la república y adentrarse en la cultura mexicana, además de convivir de cerca con los trabajadores y campesinos, y tras que el Ejército Constitucionalista tomó el control político, regresó brevemente a la capital y posteriormente partió a Europa. En ese lugar conoció a Diego Rivera, con quien recorrió Italia y en donde pudo estudiar a los grandes pintores del renacimiento; para 1921 publicó en Barcelona el manifiesto “Tres llamados a los artistas plásticos de América”. En dicho manifiesto, Siqueiros plasmó sus propuestas artísticas, como fundir el estilo clásico con nuevos valores que reconocen la modernidad, los aspectos contemporáneos de la vida cotidiana, así como los pueblos trabajadores en México. Para “El Coronelazo” la vida política era parte esencial en el arte, por lo que trabajó como muralista en el gobierno de Álvaro Obregón (1880-1928), al lado de José Clemente Orozco y Diego Rivera, comandados por el entonces secretario de Educación Pública, José Vasconcelos. Junto a este grupo, pintó el mural “Entierro de un trabajador” en el Colegio Chico, de la Escuela Nacional Preparatoria, así como “El espíritu de occidente”, “El llamado de la libertad” y “Los mitos”, entre otros. Algunos de los murales que Siqueiros plasmó en diversos recintos del país fueron “La nueva democracia”, “Víctimas de la guerra” y “Víctima del fascismo”, en el Palacio de Bellas Artes, y “El hombre, amo y no esclavo de la técnica”, en el Instituto Politécnico Nacional. Asimismo, elaboró “El pueblo a la universidad, la universidad al pueblo. Por una cultura nacional neo-humanista de profundidad universal”, “Las fechas en la historia de México” y “Nuevo símbolo universitario”, en Ciudad Universitaria, así como “Del porfirismo a la Revolución”, en el Castillo de Chapultepec. En Chile realizó el mural “Muerte al invasor”; en Cuba, “El nuevo día de las democracias” y “Dos montañas de América: Lincoln y Martí”; y en Estados Unidos hizo “América tropical”, “Mitin en la Calle y retrato actual de la Ciudad de México”, entre otros. El 13 de julio de 1964, al salir de prisión, reunió a un importante número de artistas, como Mario Orozco Rivera y Enrique Estrada, entre otros, para realizar el mural que decoraría la sala de convenciones del Hotel Casino de la Selva, pero debido a sus dimensiones monumentales fue trasladado a la capital e inaugurado en 1971, en el Polyforum Siqueiros, “La marcha de la humanidad”, tras una larga gira por Europa. Siqueiros falleció en Cuernavaca, Morelos, el 6 de enero de 1974, y su cuerpo fue inhumado en la Rotonda de las Personas Ilustres; antes de morir, donó su casa en la Ciudad de México al pueblo, que desde 1969 se utiliza como museo.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
102
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.