Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Búsqueda de restos de la Gioconda aviva enigmas de Da Vinci

01/05/2011 08:04 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los enigmas que rodean la vida y obra de Leonardo Da Vinci siguen siendo alimentados por la investigación de científicos, artistas y biógrafos del artista florentino, luego de que se diera a conocer que un grupo italiano se ha dado a la tarea de buscar los restos de Lisa Gherardini, la modelo de la famosa “Gioconda o Mona Lisa”. De acuerdo con información difundida por medios de todo el mundo, los restos de la Lisa Gherardini o del Giocondo son buscados por un grupo de científicos italianos que han empezado a explorar con un radar geológico, el convento Sant' Orsol de Florencia, donde se cree descansa Gherardini. Siendo ésta una de sus piezas más representativas, su historia en el arte se remonta a cuando vivía en la casa de su abuela paterna, Lucia di ser Piero di Zoso, quien practicó la cerámica. Posteriormente, según describe Giorgio Vasari, su biógrafo, Leonardo (Vinci, 1452- Ambroise, 2 de mayo de 1519) pintó un dragón escupiendo fuego, de tan buena forma, que su abuela lo vendió a un mercader florentino, quien a su vez lo comercializó al duque de Milán. En ese tenor, creó pequeños dibujos, además de que mostró coherencia para escritura especular en dialecto toscano. Ese fue una especie de trampolín que sirvió al joven artista para que mostrara sus dotes en el taller de Andrea del Verrocchio, quien quedó sorprendido por los trazos de Da Vinci. Así, en 1469, ya estaba en uno de los lugares de mayor prestigio para practicar el arte. De ahí también derivó su formación que abarcó diversas disciplinas, lo cual hizo que no se encasillara en la pintura, sino que demostrara el ingenio inventivo que más tarde beneficiaría al mundo. Así, y luego de servir como limpia pinceles en el prestigiado taller, comenzó a aprender las bases de la química, matemáticas, cálculo algorítmico, metalurgia, mecánica, carpintería y, desde luego, las variadas técnicas de la pintura, escultura y el trabajo de cuero. La dedicación de Da Vinci hizo que Verrocchio le confiara algunos de sus trabajos. La superación del alumno, fue la situación que el maestro esperó para su retiro. El "Paisaje del valle del Adorno" (1473) fue uno de sus primeros trabajos, el cual realizó con pluma y tinta. Le siguieron obras como "La Anunciación" (1472-1475), en la que se mostró una mejora en su técnica del sfumato. Otro de sus trabajos importantes fue "La última cena" (1495-1498). Su prolífica carrera como artista abarcó el muralismo, en esta vertiente pintó "La batalla de Anghiari" (1503-1505). Sus obras fueron conocidas en varias ciudades de Italia, sobre todo en Milán, donde comenzó a realizar su retrato más importante "La Gioconda" (1503-1506), que causaría gran polémica, en la época contemporánea. A las par de su crecimiento como artista, su faceta como ingeniero comenzó a destacar con el levantamiento de la iglesia octagonal de San Juan de Florencia, asimismo, en un periodo más adelantado de su vida, entre 1501 y 1508, sirvió a los venecianos como arquitecto en la construcción de protecciones para esa ciudad. Como científico, en 1505 se dedicó a estudiar el vuelo de los pájaros, periodo en el que redactó "Códice sobre el vuelo de los pájaros". Durante su estancia en Francia hizo un león mecánico para representar la llegada del rey Francisco I a Lyon. Antes, en la década de 1490, había estudiado matemáticas al lado de Luca Pacioli y realizó una serie de dibujos de sólidos regulares en una forma esquelética que formaron luego parte del libro "Divina Proportione" (1509). En la anatomía y medicina colaboró con el médico Marcantonio della Torre y, juntos, compilaron un conjunto de investigaciones sobre anatomía, con más de 200 dibujos hechos por Leonardo; los cuales fueron publicados bajo el título engañoso de "Tratado de pintura", en 1680. Aunque se conoce su polifacética carrera y legado, Leonardo da Vinci tuvo influencias de otros artistas y científicos que coincidieron en su época. Entre ellos destacan Donatello, Paolo Uccello, Piero della Francesca, Luca della Robbia, Antonio Pollaiuolo y Mino da Fiesole, por citar a algunos. El artista y científico murió en Amboise, Francia, el 2 de mayo de 1519.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
188
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Empresas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.