Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cronicasrevista escriba una noticia?

Los malos resultados de HSBC se suman al escándalo de la filial suiza

23/02/2015 21:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageWSJ

Los inversionistas castigaron a HSBC Holdings HSBA.LN -4.63% PLC luego de que anunciara ganancias decepcionantes y moderara sus metas financieras.

Es probable que los magros resultados aumenten la presión sobre el banco londinense que fue sacudido por acusaciones de que ayudó a sus clientes a evadir impuestos a través de su filial suiza.

Las malas noticias continuaron el lunes, cuando HSBC redujo sus metas financieras y el presidente de su junta directiva, Douglas Flint, tuvo que respaldar públicamente a su presidente ejecutivo, quien utilizó una empresa de Panamá para transferir fondos a una cuenta suiza. Las acciones del banco cerraron con una caída de 4, 6% en Londres y acumulan un descenso de 5, 2% en lo que va del año.

Las últimas revelaciones constituyen un giro en la dirección equivocada para HSBC, que había logrado superar las secuelas de la crisis financiera al atraer inversionistas con la promesa de mayores retornos que los de sus atribulados rivales europeos gracias a su exposición a los mercados emergentes.

Ahora, los mercados asiáticos se desaceleran, las bajas tasas de interés están afectando sus ganancias y el banco enfrenta dificultades para reducir costos. Fuera de Asia, el banco cerró 21 sucursales en Brasil el año pasado, en medio de una actividad económica débil. HSBC tiene 853 oficinas en Brasil, su única operación en América Latina que registró una pérdida (US$247 millones antes de impuestos) en 2014.

A partir de 2011, su presidente ejecutivo, Stuart Gulliver, ha intentado transformar HSBC en un banco más pequeño y ágil. No obstante, el lunes divulgó que el año pasado sus ingresos se mantuvieron estables, sus ganancias cayeron pronunciadamente y los costos aumentaron conforme la firma se esforzó por adaptarse a regulaciones más estrictas.

El banco rebajó una serie de metas financieras, incluida una reducción de su retorno sobre el capital a más de 10% frente al objetivo previo de entre 12% y 15%. Indicó que ahora apunta a elevar los ingresos más rápido que sus costos durante los próximos tres a cinco años. En todo 2014, registró una relación costo-eficiencia de 67, 3%, comparado con 59, 6% el año previo, debido a un alza de sus costos de cumplimiento. Su división de Banca y Mercados Globales tuvo un mal desempeño en el cuarto trimestre como consecuencia de cargos contables por mala conducta, pero fue contrarrestado en parte por la división de Banca Comercial, que generó una utilidad récord.

"Necesitamos continuar trabajando en simplificar la firma", dijo Gulliver en una teleconferencia y reconoció que las ganancias fueron "decepcionantes".

Los analistas señalaron que el banco no había alcanzado las previsiones y plantearon interrogantes sobre su estrategia general. "Pese a todo el reciente furor en los medios en torno a sus posibles problemas de conducta, creemos que el desempeño 'subyacente' debería ser la mayor causa de preocupación de los inversionistas", escribieron analistas de Investec en un informe.

HSBC registró una caída de su ganancia neta a US$13.700 millones en 2014, frente a US$16.200 millones el año previo, golpeado por un aumento de los costos y provisiones por mala conducta. Los ingresos ascendieron a los US$62.000 millones, comparado con US$61.900 millones en 2013.

La otrora sólida reputación del banco también ha sido vapuleada. Los medios dieron a conocer este mes un conjunto de datos sobre sus clientes, el cual describía cómo el banco presuntamente les brindaba asesoramiento sobre formas de evadir impuestos e incluía una lista de clientes que están en las listas de sanciones de Estados Unidos o fueron expulsados durante la Primavera Árabe. Fiscales allanaron las oficinas de HSBC en Suiza y un regulador británico también investiga el asunto.

En tanto, tres años después de llegar a un acuerdo en 2012 con las autoridades de EE.UU. por acusaciones de que no detectó fondos vinculados al narcotráfico que fueron lavados a través de su filial estadounidense, HSBC aún tiene problemas para reformar sus controles internos. La firma señaló el lunes que había provisionado US$1.190 millones en 2014 para cubrir multas por acusaciones de que trató de manipular los mercados de divisas. HSBC probablemente tendrá un lugar prominente en una próxima conciliación sobre problemas en los mercados cambiarios.

La presión sobre sus ejecutivos está aumentando. El domingo, Gulliver pasó al centro del escándalo impositivo suizo cuando HSBC reveló que el ejecutivo había mantenido fondos en una cuenta suiza a través de una compañía panameña. El lunes, Flint respaldó a Gulliver, al decir que sus asuntos tributarios fueron divulgados a la junta y que "no hay una historia allí".

Gulliver dijo que ya no usa la empresa panameña para transferir fondos, pero el banco indicó que aún mantenía la cuenta suiza.

El ejecutivo contó que la cuenta panameña fue utilizada para que sus colegas en Hong Kong y Suiza, quienes podían acceder a su cuenta personal en sus computadoras, no supieran de las bonificaciones que él percibía. La remuneración total de Gulliver en 2014 fue de 7, 6 millones de libras esterlinas (US$11, 7 millones), frente a 8, 03 millones de libras del año anterior.

En su esfuerzo por frenar la marea de publicidad negativa, HSBC colocó un aviso a toda página en varios diarios para pedir disculpas a los clientes y afirmar que su banco privado suizo había cambiado la forma en que lleva a cabo sus operaciones. Luego se dijo que HSBC en el pasado había amenazado con retirar su publicidad de ciertos diarios británicos si escribían artículos negativos sobre el banco. "Es simplemente sentido común", aseveró Gulliver el lunes sobre la táctica.

Las penurias del equipo gerencial no han acabado. El miércoles, Flint comparecerá ante un comité del Parlamento para explicar las reformas que se han implementado en la filial suiza.

Los problemas de HSBC se asemejan en algunos aspectos a los que tuvo Standard Chartered STAN.LN -4.66% PLC, otro gigante bancario británico con exposición a Asia que ha sufrido en los últimos años, señalan analistas. No obstante, HSBC tiene a su favor el peso y la capitalización que Standard Chartered no posee.


Sobre esta noticia

Autor:
Cronicasrevista (4989 noticias)
Fuente:
grupocronicasrevista.org
Visitas:
1514
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.