Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Estados Mexicanos escriba una noticia?

Resultó 2010 año atípico para los sinaloenses en el tema político

29/12/2010 06:05 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El 2010 es un año atípico en Sinaloa, pues por primera vez la entidad vive una etapa de transición en la administración pública estatal, que será encabezada desde 2011 por un gobernador surgido de la oposición. Impulsado en el proceso electoral de 2010 por los partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD), del Trabajo (PT) y Convergencia, a partir del 1 de enero de 2011 Mario López Valdez será el gobernador constitucional del estado. También, históricamente, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) perdió su hegemonía y será un partido de oposición en la baraja política sinaloense. Analistas políticos y dirigentes partidistas coinciden que el proceso electoral local de 2010 registró inéditas circunstancias que lo convirtieron en especial y diferente a todos los anteriores. Ronaldo González, sociólogo y analista político, marca que 2010 fue un año axial para Sinaloa, que marcó la alternancia en el Gobierno y en el cual ocurrieron cosas inéditas en el aspecto político electoral. “En esa medida, el resultado de las elecciones marca una expectativa muy alta entre todos los sinaloenses, independientemente de la apuesta que hayan hecho en ese proceso”, argumenta. Señala que es inédito que un personaje apoyado por partidos diferentes al PRI encabece la administración pública estatal como gobernador. Con relación a la expectativa de un nuevo gobierno, considera que habrá una recomposición muy importante, “pero en primera instancia, la responsabilidad más importante es del gobernador, quien deberá cumplir con la esperanza cifrada por la sociedad”. Opina que López Valdez “debe orientar y conducir un rumbo consensuado y organizar a la opinión pública, de manera que el tránsito a la democracia no conduzca a la pulverización de la sociedad sino a un sano desarrollo democrático”. Advirtió que después de las elecciones, “Sinaloa vive un hilo muy delgado entre pluralismo y la fragmentación y si no se propicia el tránsito a la normalidad política, estaríamos muy propicios a la atomización social”. Dijo que esta circunstancia podría ser aprovechada por la delincuencia organizada y los francotiradores políticos que esperan cualquier momento para atacar. En esta coyuntura incluyó a grupos empresariales “que también esperan imponer un proyecto que genere el descrédito de la política para imponer la tecnocracia del liberalismo”. En ese sentido, consideró que existe una gran responsabilidad del nuevo gobernador del estado, Mario López Valdez, “quien debe estar plenamente consiente de que el compromiso que tiene es de enorme complejidad”. A su vez, el también analista político e investigador universitario, Jorge Guillermo Cano Tiznado, señala que lo inédito de este año radica en que por primera vez surgieron las alianzas entre partidos que son disímbolos ideológicamente. Por su parte, el presidente estatal del PRI, Pablo Moreno Cota, indicó que en 2010 se pusieron a prueba las instituciones políticas y con su voto el 4 de julio pasado, la sociedad mandó un mensaje y una enseñanza política muy importante a los partidos. Aseguró que el PRI contribuirá de la mejor manera posible con la nueva administración gubernamental “siempre y cuando el gobernador no se monte en una sigla partidista”. De su parte, el presidente estatal de Convergencia, Felipe Manzanarez Rodríguez, mencionó que la primera lectura del 2010, es que se hicieron dos bloques de partidos para participar en el proceso electoral. Considera que esas alianzas deben permanecer para gobernar juntos, ya que es un momento histórico, con un proyecto común legitimado por la mayoría de los partidos y la sociedad. Señaló que la alianza entre PAN, PRD, PT y Convergencia hizo historia porque ganó la gubernatura, nueve municipios y 17 diputaciones. “Se logró porque la sociedad demostró en las urnas su inconformidad contra la hegemonía y control del PRI y toleró que se juntaran el agua y el aceite en el proceso electoral”, apuntó. Sin embargo, acepta que después de la euforia del triunfo de la oposición en esta entidad, la realidad indica que se debe demostrar a la gente el porqué de esa unión y que no se desencante porque se de cuenta que “salió peor el remedio que la enfermedad”.


Sobre esta noticia

Autor:
Estados Mexicanos (36803 noticias)
Visitas:
71
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Organizaciones

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.