Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Patricia Solar escriba una noticia?

Los Retos De La Educación En MÉxico

15/12/2012 13:17 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageHablar sobre los retos de la educación en México, no es cosa menor. Por el contrario, es uno de los grandes desafíos a los que, como sociedad nos enfrentamos. Pocos temas tienen tanta injerencia en el futuro como el de la educación.

Hace poco una amiga, hacia reflexión respecto a que el puesto de Secretario(a) de Educación Pública, era el más importante del gabinete de nuestro país, ya que a diferencia de las demás dependencia, esta era la única en la que recaía el futuro de la nación. Y esto es una gran verdad, mientras que las otras secretarías se preocupan de problemáticas inmediatas o mediatas, la SEP, "prepara" a las nuevas generaciones para el México del futuro. O al menos eso es lo que debería, la pregunta aquí es si en verdad está cumpliendo con el papel asignado o si bien tiene aun muchos rezagos por subsanar. La respuesta desde luego, es obvia.

Ningún país en el mundo, ni siquiera el que ostenta el número uno como el que tiene la mejor educación, (que según un nuevo estudio realizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, es Canadá), (1) podría decir "que no tiene nada que mejorar". México por su parte, tiene aun mucho camino que recorrer si quiere lograr ciudadanos realmente educados para el mundo y el país que nos depara el futuro, e incluso el presente.

Por desgracia en nuestra nación la educación de calidad, es más un estandarte político que una verdad social. Se eleva mucho en el discurso, pero se soslaya fácilmente en la realidad. Todos hablan de ella, todos proponen, todos pelean, todos discuten, pero al final pocos hacen algo y es gracias a esos pocos, que la educación en México no está peor. Son esos profesores, padres de familia, alumnos y hasta esos pocos directivos y gobernantes, que en verdad se preocupan y se ocupan, que nuestros niños y jóvenes pueden rescatar conocimientos útiles y aprendizajes significativos, que los conviertan en profesionistas o ciudadanos con atributos dignos.

(1) – Reporte OCDE, septiembre, 2012.

Sin embargo el sendero no se depara sencillo, por el contrario los retos a los que la educación enfrenta en nuestra nación día a día son titánicos.

Aquí una cifras solo para empezar. En el último reporte de la OCDE, se arrojan datos que hacen enmudecer a cualquiera, por un lado se afirma que nuestro país es el tercero con más Ninis, (jóvenes que ni estudian, ni trabajan), dentro de las naciones que integran este organismo; al tiempo que México, destina el 92% de su presupuesto de educación en pagar sueldos y por si esto fuera poco, somos el último lugar en la expectativa de graduación de nivel bachillerato con tan solo el 47%.

Pudiéramos dar más cifras y datos en este sentido y la mayoría sino es que todos no son nada gratificantes y muchos menos halagadores para nuestro sistema educativo nacional. Y si bien es cierto que hay que conocerlos y tomarlos en cuenta para en base a ellos lograr realizar planeaciones y programas acordes para solucionar todos estos problemas, lo verdaderamente importante es que es lo que necesitamos para consolidar el país que todos los mexicanos nos merecemos.

Los retos de la educación en México

Una realidad que no podemos menospreciar y mucho menos eludir es que la educación que actualmente recibimos los mexicanos, no es la idónea para las circunstancias de un mundo, como el que hoy se presenta ante nosotros, tan complejo, exigente, global, competitivo e interconectado.

A todo esto hay que anexarle como bien nos dice Manuel Fandos, (2) ": Las experiencias de formación mediadas a través de las tecnologías de la información y la comunicación se desarrollan en unas coordenadas espacio-temporales diferentes a las tradicionales, potenciando la aparición de nuevos espacios y escenarios de formación Introducción".

Lo mismo nos confirma Chavarría Olarte, (3) quien reflexiona respecto a cómo ha cambiado los planes y programas de estudio que antes podían mantenerse por años, debido a la estabilidad del contexto cultural, situación que por supuesto ahora no sucede.

Efectivamente no solo está cambiando el fondo (contenidos) de lo que aprendemos o enseñamos, sino que la forma de este proceso se ha visto alterada por los avances tecnológicos que día a día evolucionan de manera vertiginosa y en los que nos vemos forzada y apresuradamente inmersos, si es que no queremos quedarnos rezagados utilizando métodos antiguos o peor aun obsoletos en el mapa de la educación mundial. Esta inclusión y buen manejo de las nuevas tecnologías en el ámbito educativo, nos debe auxiliar a escalar peldaños en la calidad educativa a nivel internacional.

Esta nueva estructura de la sociedad de la información donde la globalización y la interconectividad, no esquiva a la educación, por el contrario la obliga a adherirse. Incluso ya algunos autores mencionan la importancia que tienen en el mundo de hoy, el trabajar para poder terminar no únicamente con el analfabetismo en la lecto-escritura sino acabar con los llamados analfabetas digitales.

Desgraciadamente aquel que en el futuro no tenga al menos las bases en esta competencia, levará una gran desventaja como la que ya se alcanza a apreciar, sin embargo en el futuro esta tendrá un peso aun más elevado e importante.

Y quizás México dentro de todos los retos que debe enfrentar ese será uno que más dificultades presentará, no solo por cuestiones de economía, sino por la negligencia e incluso ceguera de muchos que piensa que este es un tema menor y que hay que primero otros más importantes y urgentes. Sin embargo, dentro de la razón que les confiero, también puedo esgrimir como argumentos que si bien es cierto, que existe muchos rubros con rezagos y podrían necesitar con mayor urgencia ser subsanados, el evadir el uso de la tecnología en la educación de manera integral no puede hacerse simplemente a un lado.

Esto porque, con ello estaríamos condenando a nuestras próximas generaciones a seguir en la "retaguardia" de la educación mundial, solo podemos esperar que nuestras autoridades y todos aquellos que de una u otra forma puedan tener en sus manos el poder para cambiar esta visión lo hagan e integren esta realidad insoslayable a la cotidianidad del aula mexicana.

Entonces ¿Cuáles son los retos de la educación en México? Desde mi perspectiva el primer gran reto que se presenta antes de mejorar el currículo, programas, sistemas, estructuras o proyectos, es cambiar la mentalidad de todos los involucrados en el sistema educativo mexicano. Mientras continué los paradigmas mentales de hoy día, poco lograrán los mejor métodos de enseñanza aprendizaje.

Aquellos que tienen el poder de la educación en México, entiéndase como sindicatos, gobiernos, autoridades educativas, siguen convencidos todo está bien, y que poco hay enmendar. Y lo peor es que en realidad lo creen, están convencidos de ello. Como toda problemática mientras la neguemos, nada cambiará y por el contrario podría agudizarse.

(2) Manuel Fandos, "El reto del cambio educativo: nuevos escenarios y modalidades de formación", 2006.

(3) Marcela Chavarría Olarte, "Megatendencias en la educación frente al tercer milenio".

Si lográramos la dinámica que existe en este sentido, seguro que muchas cosas podrían cambiar y empezar a verse reflejadas no solo en el aula sino en la vida de los educandos.

Por otro lado, ya he comentado en otras ocasiones que las leyes en nuestro país, desde mi perspectiva tienen una alta calidad, al analizar las diferentes leyes, programas y planes que en el gobierno se postulan con el afán educativo, podemos ver que realmente si lo que en estas se plasman llegarán a las aulas, nuestro escenario sería complemente diferente, así que bien podemos definir que no es por allí donde hay que hacer énfasis, las normatividad va por buen camino, donde "cojea" es cuando se tienen que poner en práctica y sobre todo contextualizarlas y adaptarlas a las diferentes realidad de nuestra muy heterogénea nación.

Sin embargo, esto tampoco quiere decir que las leyes y normas educativas, no puedan y deban mejorarse y sobre todo adaptarse a los cambios que constantemente están presentándose en todos los ámbitos, para de esta forma tener una legislación adecuada y actualizada constantemente, que nos permita replantear los métodos educativos que puedan ser realmente funcionales para los alumnos y maestros y a largo plazo también para la sociedad en su conjunto.

Así pues, para algunos estudiosos de la educación como Díaz Barriga, (4) aseveran que uno de los retos más significativos es sin duda, el "comprender cómo es que aprenden los profesores, qué los impele a cambiar o no sus prácticas educativas, qué procesos ocurren cuando se enfrentan a la tarea de innovar o qué condiciones se requieren para que un cambio real ocurra y se consolide".

Entendemos pues que, temas como la innovación del currículo y la enseñanza han entrado en dinámicas de cambio que se han caracterizado por procesos de reforma sustentados en los discursos de esta innovación de los modelos educativos

(4) Díaz-Barriga Arceo, Frida (2010), "Los profesores ante las innovaciones curriculares", en Revista Iberoamericana de Educación Superior ( RIES ), México, IISUE-UNAM/Universia, vol. 1, núm.1, pp. 37-57. http://ries.universia.net/index.php/ries/article/view/35, [Consulta: fecha de última consulta].

En otro rubro de gran importancia y que va muy de la mano con la innovación del currículo, y que en México empezó a tener relevancia a partir del año 2000 con la alternancia política, y las nuevas formas de ver la educación, es la evaluación.

Este 2012 se ha empezado a dar marcha a muchos cambios en este sentido, uno de ellos es por ejemplo la ahora llamada "Cartilla evaluativa", antes boleta; en donde podemos ver que entre otros aspectos hace énfasis en comprensión lectora del alumno. Situación que no está mal, por el contrario considero que es de gran importancia trabajar este aspecto, que si se había venido descuidando en los últimos años y que al final nos llevó a tener estudiantes, incluso a nivel licenciatura, que "leen" y no comprenden.

Sin embargo, si es importante recalcar, al menos desde mi perspectiva que, está limitada, circunscrita a un área determinada, ya que no se plantea ni a mediano ni largo plazo, ir más allá de simplemente enseñar a leer y comprender al alumno. Es decir, donde que, el análisis, la crítica y sobre todo el propiciar a que el estudiante aporte, escriba, redacte sus propias conclusiones o nuevas ideas. Es por ellos que considero que este también sería un reto a subrayar.

Por otro lado, y sin temor a parecer repetitiva o reiterativa, me gustaría hacer hincapié en que el punto que no debemos dejar de poner el dedo en el renglón, es en que México, debe tener muy presente los cambios que se están dando en la comunicación mundial, estas nuevas relaciones que están forjando entre maestro – alumno y los cambios o adecuaciones, en los roles de ambos. Asimismo, las nuevas tendencias para la formación y la educación en el mundo, la importancia que ha empezado a gestarse de los cursos en línea, que si bien ya tiene algunos años, es hasta ahora que empiezan a ser tomados más en serio y por lo tanto también su papel se ha reconfigurado.

Personajes inmersos en el mundo de la educación de Hispanoamérica, como Dolors Reig (5), Juan Carlos Tadasco, (6) y José Carlos Ramos (7) reiteran que una de las tareas más importantes de los educadores de hoy debe ser extender y ampliar la participación de los nuevos medios de comunicación y comunidades en línea. Así como la importancia de que una alfabetización científica y digital que debe ser para todos sin que las políticas educativas estén sujetos a plazos o intereses políticos. Todo ello sin olvidar que una de las características que se debe considerar es que a la ubicuidad de la información, se une su instantaneidad y enorme cantidad de esta, que además puede ser obtenida de gran cantidad de fuentes, que nos permite entre otras cosas compararla.

Todo esto hace que uno de los retos a los que también nos enfrentaremos como país, es no detenernos, es decir, estar al día como todo estos cambios que se están gestando y tratar en la medida de lo posible de seguirle el paso al resto del mundo, para no seguir rezagándonos más en estos temas tan medulares.

Un reto más tiene que ver con los nuevos roles del alumno y el profesor. Es necesario recapacitar en lo que está sucediendo en esta relación. Hoy en día es innegable que el nuevo gran protagonista del proceso educativo es el educando y el educador ha pasado a ser facilitador, conductor, animador, como bien nos marca Chavarría Olarte.(8) Este fenómeno en donde el que antes esperaba es ahora el que actúa proactivamente, que empezó a hacerse notar en otros ámbitos como por ejemplo la publicidad y la mercadotecnia, con el llamado prosumidor, ha llegado al rubro educativo.

En la actualidad muchos alumnos, les están literalmente enseñando a los maestros. En tópicos como la tecnología, esto es mucho más notable aún. Y no estamos hablando de jóvenes, sino incluso niños pequeños, que dan "consejos" o incluso les dicen a los adultos lo que deben de hacer. Así que, este reto que tienen en frente los profesores mexicanos, de en cierta forma, ceder un poco de su liderazgo en la enseñanza, que hasta hace poco era total y monopólico, es uno que en nuestro país seguramente será difícil de franquear, sobre todo en ciertos niveles y contextos.

(5) Dolors Reig, "30 competencias para el aprendizaje del individuo conectado", 2011.

(6) Juan Carlos Tadasco, "Educación para una sociedad más justa", 2010.

(7) José Carlos Ramos, "Nuevos paradigmas de aprendizaje" 2011.

(8) Marcela Chavarria Olarte, "Megatendencias en la educación frente al tercer milenio"

image

Chavarría Olarte, también señala algo importante con respecto a los retos que nos estaremos enfrentando: "El educador de hoy, más que centrarse en la transmisión de una herencia del pasado, debe abocarse a la habilitación para forjar y afrontar escenarios futuros. Escenarios que la misma autora menciona que "por primera vez en la historia de la humanidad, la educación se emplea conscientemente en preparar a los hombres para tipos de sociedad que todavía no existen". Situación que complica más la labor del educador no solo del futuro, sino del que ya está laborando.

A este respecto Gerardo Castillo (9) comenta: "El reto supone preparar a las personas, desde la infancia, para utilizar los mass-media con capacidad crítica. Para ello es preciso convertir estos medios en medios de auto educación.

Analizando estos últimos puntos podemos definir que tanto educados como educadores, están ante nuevos paradigmas educativos que todos incluyendo autoridades, padres de familia y demás integrantes del sistema educativo nacional tendrán que ir adaptándose y asimilando, y que mientras más rápido se logre esto mejores resultados futuros podremos obtener.

(9) Gerardo Castillo, "21 puntos para una estrategia de educación".

CONCLUSIÓN

De esta manera puedo cerrar este ensayo, haciendo una reflexión final: "el futuro no se depara sencillo". Sin embargo, desde mi particular punto de vista y amén de la existencia de infinidad de retos a todos los niveles, que la educación en nuestro país tendrá que enfrentar, existen signos esperanzadores que me hacen imaginar un México mucho mejor de lo que hoy vemos y sentimos.

El camino esta puesto y es un sendero al que no podemos como nación decir que no, esa opción simplemente no existe. Los parámetros y lineamientos que nos marca el resto del mundo en el rubro educativo son inalienables. Los mexicanos debemos de darnos cuenta que, tenemos muchos retos, tanto los que mencionamos en este escrito, como otros tantos, que se dan de forma general como particular, dependiendo de los contextos o ambientes específicos de cada región del país.

Los retos son grandes y en todos los niveles. Todos los involucrados en la educación en México, tienen algo que hacer, para que el futuro de las nuevas generaciones e incluso el nuestro sea más prometedor. Desde cuestiones legislativas, metodológicas, estructurales hasta tecnológicas y económicas, en los últimos años se ha visto un poco más de dinamismo y cambios, sin embargo, es importante recalcar que de nada servirán sino tenemos como nación una visión clara de lo que realmente se quieres y sobretodo se necesita, de la educación.

Hay que ver más allá de intereses personales o sectoriales, que como ya comente posiblemente este será el reto más difícil, pero definitivamente como sociedad debemos empezar a ponernos exigentes sobre aquello, que se está dando a los jóvenes y niños, como educación en nuestro país. Este reto de compromiso que debe hacer la sociedad en su conjunto para conceptualizarse como un solo ente, que debe caminar al unísono para lograr dar pasos realmente importantes, para su realización como nación, es imperante.

De tal suerte que allá de los programas que se apliquen, de los currículos que se adopten, de las metodologías que se aprueben lo que debe de exigirse en claridad de futuro. Esa transparencia y certidumbre que la nación debe tener para saber exactamente hacia donde se dirige, es lo que yo consideraría el reto máximo, lograr que todos los involucrados en la educación desde los padres de familia hasta el gobierno, tengan claro a donde quieren llegar y sobre todo como quieren hacerlo y que todos además estén en la misma frecuencia para obtenerlo.

Entonces, cada uno desde su trinchera trabajar en pro de ese futuro que deseamos para todos nosotros como país. Dejando las lamentaciones de lo que hasta ahora no se ha hecho y de todo lo malo que ahora existe. Si no empezar a trabajar para, independientemente donde digan los organismos internacionales que esta nuestra educación comparada con otras naciones, nos esforcemos por ser los mejores, porque estoy convencida de que podemos y tenemos todo el potencial para lograrlo. Es solo que reto de lograrlo siempre nos ha parecido titánico, cuando en realidad no lo es.

Para terminar solo me gustaría enfatizar que, si bien, en el rubro de la inclusión de la tecnología en la educación, uno de los retos más fuertes será como dice Gutiérrez Sanz (8), es continuar con una educación con calidad, en donde la calidez de la comunicación humana perpetúe, para no terminar con un ser humano del siglo XXI, convertido en un sujeto robotizado. Así pues, independientemente de cómo hagamos o mejoremos, la educación en nuestro país, nunca pero nunca, debemos olvidar que trabajamos con seres humanos y que el último de los fines es que este tenga una mejor vida.

(10) Ángel Gutiérrez Sanz, "los retos educativos del siglo XXI".


Sobre esta noticia

Autor:
Patricia Solar (3 noticias)
Fuente:
solarpatricia.wordpress.com
Visitas:
338
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.