Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Retrata “Diario de un loco” la sociedad rusa en el Zarismo

09/10/2012 01:47 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La vida de Axenty Ivanovich Poprishchin, un funcionario de la burocracia ucraniana que a través de las anotaciones en su diario íntimo va mostrando cómo en medio de la rutina de su labor y las pequeñas humillaciones de su vida, surgen en su mente ideas referenciales y “erotomaniacas”, es relatada en “Diario de un Loco”. La obra, que retrata a la sociedad rusa durante el Zarismo, desde la óptica del dramaturgo y escritor ruso Nikolai Gogol, fue estrenada anoche en el Teatro Helénico de esta ciudad, bajo la dirección de Luly Rede. Protagonizada por el actor mexicano Mario Iván Martínez, muestra la rígida estructura de las clases sociales, donde era posible vivir y morir sin avanzar cultural, social o económicamente. En este monologo, Axenty Ivanovich saca punta a los lápices del director de una oficina de gobierno y admira su librero, lleno de tomos con nombres extraños. Dentro de las varias líneas argumentales, él es un modesto burócrata que se enamora de la hija del jefe, pero la angustia por ser reconocido y aceptado, sumado al asfixiante ambiente, lo transforma y lo lleva a la locura. Por espacio de poco más de una hora, destaca la actuación del cuenta cuentos Mario Iván Martínez, quien en un pequeño cuarto narra la odisea un hombre que distorsiona progresivamente su vida cotidiana hasta el grado de perder la noción total del tiempo y de su lugar en la historia. Dicha obra es extraída de “Relatos de Petersburgo”, como en los mejores textos de Gógol, es un discurso improvisado, alimentado por la euforia del lenguaje, penetrado de ambivalencia y obsesionado por la proximidad de un sentido convencional y “realista”. El “loco” de Gogol, indudablemente víctima de la burocracia y la prensa san petersburguesa, es porque representa la quintaesencia del funcionario. En escena, el personaje se rebela, no contra la jerarquía sino contra el lugar subalterno que ocupa en ella, y al final no puede encontrar un blanco más eficaz que su propio yo. En la obra, Mario Iván Martínez cuenta obra en las que se abordan temas como la injusticia, la corrupción gubernamental, el maltrato y la incomprensión de gente con problemas mentales. Es de mencionar que las obras de Gogol, incluyendo “Diario de un loco”, han sido llevadas exitosamente a escena y al cine en diversas oportunidades. “Diario de un loco”, montaje que narra la historia de un burócrata humillado que explota al caer en cuenta de sus frustraciones, se presentará todos los lunes en el recinto situado en la zona de San Ángel, en el sur de esta ciudad.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
144
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.