Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Revela libro de Robert Parker diversas facetas de Carlos Chávez

12/06/2011 07:47 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Dos décadas de investigación del estadounidense Robert Parker dieron vida al libro “Trece panoramas en torno a Carlos Chávez”, que revela varias facetas del compositor, director de orquesta, maestro y funcionario público Carlos Chávez, y que circula en las librerías Educal del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta). En el material, publicado por la Dirección General de Publicaciones del Consejo, Parker combina en sus ensayos la investigación rigurosa y la imparcialidad del profesional, para hablar de Chávez como gestor cultural, pero también del artista con iniciativas en los ámbitos de la danza, la composición y el cine. El libro, presentado el año pasado, se divide en cuatro secciones: “Visiones amplias”, donde explora el trabajo musical del compositor en combinación con otras ramas del arte, y “Artistas emergentes”, sobre el contacto de Chávez con artistas de su época. “Proyectos excepcionales”, que menciona obras sobresalientes de Chávez y “Últimas creaciones”, en el que se refiere a obras en las que Chávez dejó profunda huella, de ahí que se trate de un material atemporal, vigente para todos aquellos interesados en comprender la obra y los aportes de Chávez a la música mexicana del siglo XX. Considerado uno de los principales representantes de la música nacionalista, Chávez nació el 13 de junio de 1899, en Popotla, y murió el 2 de agosto de 1978. Carlos Antonio de Padua Chávez y Ramírez hizo sus primeros estudios musicales con su hermano Manuel, formado con Manuel M. Ponce y Pedro Luis Ogazón, pero se caracterizó principalmente por ser autodidacta. En 1918 concluyó su primera obra, “Sinfonía para orquesta”, cuando había escuchado una orquesta sinfónica en una sola ocasión. Una de sus obras más importantes es “El fuego nuevo”, basada en la leyenda azteca y comisionada por el entonces secretario de Educación Pública, José Vasconcelos; en ella se empleó instrumentos de percusión indígena. Viajó continuamente a la ciudad de Nueva York donde colaboró para museos y contribuyó con piezas musicales para presentaciones culturales sin dejar de difundir sus piezas de carácter nacional. Durante su cargo como director de la Orquesta Sinfónica Mexicana (OSM) realizó giras por zonas rurales del país en las que incluía además de variadas obras de compositores de diferentes épocas y nacionalidades, haciendo especial énfasis en la difusión de la música mexicana moderna. Posteriormente sustituyó a la OSM por la Orquesta Sinfónica Nacional como principal orquesta de México. Como director del Conservatorio Nacional de Música, dirigió el proyecto “Música folclórica”. Además es uno de los precursores de la creación de Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA). Formó a dos grandes generaciones de compositores como profesor en el Conservatorio Nacional de Música, a la primera pertenecieron Daniel Ayala, Blas Galindo, José Pablo Moncayo y Salvador Contreras, o mejor conocido como el “Grupo de los Cuatro”. En la segunda generación se formaron Héctor Quintanar, Mario Lavista, Eduardo Mata, Humberto Hernández Medrano y Francisco Núñez Montes. Escribió uno de los primeros textos sobre música electrónica, se publicó en inglés bajo el título de “Toward a New Music” (Hacia una nueva música). En otros textos destacó la creación de un arte útil, que sirviera a las masas sin discriminación de clases sociales, para Chávez, el arte no era ni un lujo ni un privilegio. En su taller de composición evitó los tratados convencionales, sus alumnos realizaban sus trabajos con melodías autóctonas y populares, exploraban los instrumentos indígenas y prehispánicos, en su opinión, los músicos mexicanos estaban obligados a conocer su tradición. En 1958 ganó el Premio Nacional de Ciencias y Artes. Estuvo en contra de que el Conservatorio fuera un complemento de la Universidad cuando esta obtuvo su autonomía y así se logró la creación del Instituto Nacional de Bellas Artes. Criticó a su contemporáneo Julián Carrillo, quien descubrió el “sonido 13 y la microtonalidad”, pues afirmaba que sólo se trataba de una copia e imitación europea, cosa inaceptable para un compositor que se manifestó arduo defensor del músico mexicano. Desde sus primeras obras, Chávez intentó alejarse de la tonalidad por medio de acordes alterados y rechazando la retórica romántica. Seguido a ello, se integra a la corriente nacionalista del momento, bajo ese estilo compone “Los cuatro soles”. Más adelante se interesa por la música abstracta y casi científica, en ocasiones sus títulos hacían referencia a la geometría y la física, como en “Polígonos para piano”, “Exágonos para voz y piano”, “36 para piano”, entre otras. Su obra culminante fue “Sinfonía India”, marcada por su tendencia de mexicanismo triunfante y por otro lado la abstracta invención donde priva la experimentación formal o tímbrica. Carlos Chávez murió el 2 de agosto de 1978 en la Ciudad de México, sus restos fueron sepultados en la Rotonda de las Personas Ilustres.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
135
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.