Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Revisan la obra de Alejo Carpentier a 106 años de nacido

25/12/2010 05:12 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En ocasión del 106 aniversario del nacimiento del célebre escritor, periodista, musicólogo y diplomático cubano Alejo Carpentier, nacido el 26 de diciembre de 1904, se realizó esta semana una revisión general de su obra. Ella se llevó a cabo en un coloquio realizado en La Habana, Cuba, con la participación de varios especialistas en la obra de este autor. En la reunión, organizada por la Fundación que lleva el nombre del ilustre escritor, los estudiosos de la obra de Carpentier propusieron acercamientos al trabajo literario de este autor, ahora, desde la perspectiva de tres revoluciones: la Guerra por la Independencia de América Latina, la Revolución Mexicana de 1910 y la Cubana de 1959. En éste como en muchos otros casos, el juicio del escritor tiene un valor relativo, sujeto siempre a la marca del tiempo y la mirada de sus disímiles receptores. Por ese motivo, sigue siendo objeto de estudio en numerosos centros académicos de Europa y los Estados Unidos, así lo informó el sitio web del diario cubano “Juventud Rebelde”. Carpentier, a quien se considera un renovador de la novela contemporánea, realizó serias investigaciones sobre la música, que fue su gran pasión, pero fue la literatura la que le dio los mayores reconocimientos y la fama universal. Autor de la reconocida obra "El siglo de las luces", Carpentier siempre pensó dejar con su literatura un legado de profundo humanismo y consagración al enriquecimiento espiritual del hombre. Carpentier, señalan los estudiosos de su obra, seguirá siendo recordado por su amor infinito por esta "América Nuestra", a la que conoció como pocos, y a la que rindió el tributo eterno de sus textos, entre los que destacan: "El recurso del método" (1974) y "La consagración de la primavera" (1978). Hijo de un arquitecto francés, Carpentier nació el 26 de diciembre de 1904, en La Habana, Cuba, donde realizó sus primeros estudios, antes de trasladarse a París, cuando apenas tenía 12 años. Inició sus estudios musicales con su madre, desarrollando una intensa vocación, mientras asistía al liceo de Jeanson de Sailly, luego, al regresar a su país, se matriculó en arquitectura, por influencia de su padre, pero no finalizó la carrera. Corrían los años 20, cuando comenzó a trabajar como periodista y a participar en movimientos políticos de izquierda que le valieron ser encarcelado. Fue durante los meses que pasó en prisión cuando empezó a escribir "Ecue-Yamba-O! (voz lucumí que significa "Dios, loado seas"), que en 1933 se convirtió en su primera novela publicada. Puede decirse que fue testigo del nacimiento de la vanguardia europea y de la decadencia del Modernismo, y se integró al grupo Minorista al lado de Nicolás Guillén, que postulaba tanto la renovación estética, como la crítica al régimen del dictador Gerardo Machado. Exiliado en Francia, Carpentier conoció a los surrealistas, André Bretón, Paul Eluard, Louis Aragón, Jacques Prévert y Antonin Artaud; y desarrolló una gran fascinación por el arte Barroco. De regresó a Cuba dirigió el diario “Tiempo Nuevo”, trabajó en la radio y dictó clases de música en la Universidad. Hacia 1943 realizó un viaje a Haití, donde la ceremonia del vudú fue determinante en su definición de lo "real maravilloso", que conformaría el realismo mágico de su novela "El reino de este mundo" (1948), y despertó su interés por las revueltas de los esclavos del siglo XVIII. Entre 1945 y 1959 vivió en Venezuela, donde escribió "Los pasos perdidos" (1953), novela en la que se sintetizan las claves estilísticas y temáticas del autor, así como los cuentos "Guerra del tiempo" (1958). De regreso a Cuba en 1959, al triunfo de la Revolución Cubana, Carpentier desempeña algunos cargos diplomáticos, y escribe novelas, como "El siglo de las luces" (1962), "La ciudad de las columnas (1970), "Concierto barroco" (1974) y "El arpa y la sombra" (1979). De toda su obra, los estudiosos destacan, sobre todo, "Los pasos perdidos" (1953), que es el diario ficticio de un músico cubano en el Amazonas, que intenta definir la relación real entre España y América, siguiendo la conquista española, y que es considerada su obra maestra. "El recurso del método" (1974), que profundiza sobre la imagen del dictador latinoamericano que también retrataran en varias obras los escritores Gabriel García Márquez, Mario Vargas Llosa -ambos Nobel de Literatura- y Augusto Roa Bastos. Y "La consagración de la primavera" (1978), que representa la larga crónica del triunfo en Cuba de un nuevo mito, que Carpentier trata de explicar desde su imposible papel de espectador. En reconocimiento a su obra en conjunto, Carpentier recibió en 1977 el Premio Cervantes (España) y, dos años después, el Premio Médicis (Francia). El 24 de abril de 1980, cuando recién iniciaba una nueva novela, la muerte lo sorprendió, en París, donde vivió importantes etapas de su vida. Luego de su muerte, Carpentier ha sido objeto de los más diversos homenajes, como un Doctorado Honoris Causa post mortem, de la Universidad de los Andes, en Venezuela (1980); Editorial Anthropos publicó un libro que incluye textos de bibliografía activa y pasiva del autor (1990), y la creación en Cuba, de una fundación que lleva su nombre (1993), entre muchos otros.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
669
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.