Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Revive “Experimento mortal” el clásico de Mary Shelley

31/01/2011 03:02 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La ingeniería genética fuera de control es el hilo conductor de la cinta “Splice: Experimento Mortal”, que bien puede considerarse una adaptación libre y contemporánea de “Frankenstein”, el clásico de horror de la escritora británica Mary Shelley, fallecida el 1 de febrero de 1851. La cinta dirigida por Vincenzo Natali, estrenada en México en días pasados, muestra al espectador, hasta donde llega la obsesión del ser humano de hoy por crecer a pasos agigantados en la investigación genética, que aquí es rebasada al límite de lo verdaderamente controlable. Con una mezcla de ciencia ficción y horror, la película narra la historia de la pareja formada por Clive (Adrien Brody) y Elsa (Sarah Polley), dos ingenieros genéticos imposibilitados para tener hijos y que trabajan experimentando con ADN humano y genes de origen animal. De esas pruebas resulta Dren, un ser femenino con rasgos humanos que se convierte en el objeto obsesivo de sus creadores, quienes desean obtener fama cambiando el rumbo de la ciencia médica, una versión moderna de lo que en su momento planteó Mary Shelley en su famoso “Frankenstein”, publicado en 1818. Por este trabajo, la autora de una de las obras más leídas de todos los tiempos, es considerada precursora de un género en el que combinó el misterio con la ciencia ficción. Mary Wollstonecraft Shelley, por su nombre completo, nació el 30 de agosto de 1797 en Londres, Inglaterra, hija del filósofo y libre pensador William Godwin y de la escritora feminista Mary Wollstonecraft, quien murió a los pocos días de haber dado a luz a la que con el tiempo habría de convertirse en una famosa escritora. Poco tiempo después de la trágica muerte de su madre, su padre se casó con Jane Clairmont, con lo que la nueva familia sumó tres hijas: dos de él, Fanny Imlay y Mary, y una de ella, Clara. De acuerdo con los datos biográficos disponibles, hacia 1814 Mary conoció al famoso y atractivo poeta Percy Shelley, de quien se enamora y pese a estar casado se fugó con él a los pocos meses. A la escapatoria se une Clara, mientras que Fanny, la más tímida e introvertida, se queda en casa por un tiempo hasta que se suicida. Viudo Percy Shelley, Mary se casa con él y en un viaje a Suiza conoció a Lord Byron. Cuentan que en el transcurso de una noche de tormenta en la que Byron sugiere a los presentes contar historias de fantasmas, nace el germen de lo que acabaría cristalizando en la novela que hoy conocemos como "Frankenstein". Ni Byron ni Percy llegaron a escribir nunca historia alguna de terror, y hoy Mary es más recordada por su historia del monstruo semi humano que su marido, pese a que éste fue un célebre poeta en su época. "Frankenstein" se publicó en 1818, aunque en un principio anónimamente, constituyó todo un éxito, que se vio ampliado tanto que en 1823 ya se habían realizado seis ediciones de la novela. Se dice que Mary vivió una existencia traumante con su marido, viajando entre Francia, Suiza, Inglaterra, Alemania, Holanda, Italia, y quedando embarazada varias veces sin éxito, sólo sobrevivió Percy-Florencia. Todos esos sucesos y su temprana viudez le crearon el trauma de que era incapaz de retener la vida de las personas queridas, de que ella misma era un símbolo de esterilidad y muerte, lo que influyó en el resto de su lúgubre obra. Mary escribió posteriormente, una obra gótica, "Valperga", en 1823, a la que siguió otra titulada "El último hombre", totalmente futurista, cuya acción se sitúa en las postrimerías del siglo XXI y en la que se menciona la decadencia de la humanidad. También escribió dos relatos cortos, uno fantástico, "Transformaciones", y el otro "El mortal inmortal", en el que habla de los inconvenientes de una vida humana eterna, y que luego ha dado origen a muchas secuelas. Se adentró en la novela histórica con "The fortunes of Perkin Warbeck" y "Falkner", y aparte de ganarse la vida duramente escribiendo artículos, biografías y ensayos por encargo, plasmó las memorias de su esposo, quien murió ahogado en el mar de Livorno, en Italia, en 1822. Mary Shelley no se volvió a casar nunca más ni se le conocieron amoríos, pese a que no faltaron ilustres aspirantes a su mano, entre los que destaca el famoso novelista Washington Irving. Vivió consagrada a su trabajo y a su escasa familia hasta el día de su muerte, el 1 de febrero de 1851.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
322
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.