Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cronicasrevista escriba una noticia?

El Rey de los belgas, Alberto II, abdica debido a su edad y su estado de salud.

04/07/2013 16:47 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageAgencias

El rey de los belgas, Alberto II, de 79 años, se ha dirigido a la nación en un discurso televisado en el que ha anunciado que abdica en su hijo Felipe de Brabante, el próximo 21 de julio. Los rumores de una retirada prematura del trono han sido constantes desde hace tiempo, pero sonaban con más fuerza en las últimas semanas coincidiendo con la celebración de su 20º aniversario como monarca.

Alberto II ha justificado su decisión por motivos de edad y su delicado estado de salud. ‘Ésta es una señal de respeto a la institución y a vosotros, queridos compatriotas. Después de 20 años, es el momento de pasar la antorcha a la próxima generación’, ha dicho en un discurso de unos tres minutos que ha pronunciado apoyándose en unas notas que sujetaba con la mano. ‘Mi edad y mi estado de salud no me permiten seguir’, ha dicho.

Ha recordado que su estado de salud no le permite desempeñar sus responsabilidades como es debido y ha defendido que tanto su hijo como la futura reina consorte, Matilde, ‘están preparados para asumir el trono’. También ha defendido la institución y ‘el rol del Rey de los belgas’, cuya responsabilidad, ha dicho, ‘es estar al servicio de la democracia y de sus ciudadanos‘.

Más sobre

Alberto II pasa el testigo a su hijo en un momento en que el país goza de una estabilidad institucional impensable hace dos años. Elio di Rupo, el político en el que confió Alberto II para formar un Gobierno estable, ha logrado crear un Ejecutivo cohesionado y reformista cuyo mandato expira el año que viene. Y de nuevo la figura del monarca volverá a ser determinante en la difícil tarea de formar una coalición estable entre partidos valones y flamencos.

En Bélgica la división geográfica, lingüística y socioeconómica es tal quese requiere de una figura institucional sólida capaz de garantizar la integridad del territorio. El problema es que el Príncipe Felipe quizás no reúna esas características, según una reciente encuesta que refleja que el 30% de la población cree que aún no está listo para reinar.

De hecho, aunque la Constitución belga no contempla el derecho de abdicación si estipula que cuando un nuevo Rey ocupa el trono, el Gobierno debe presentar su renuncia como señal de respeto.

El nuevo monarca, apuntan los expertos, tendrá que rechazar esa renuncia para que Di Rupo y su gabinete puedan aprobar las cruciales normas que restan antes de que acabe la legislatura, entre ellas la reforma institucional que adelgazara considerablemente el tamaño y la dotación presupuestaria de la Casa Real.


Sobre esta noticia

Autor:
Cronicasrevista (4993 noticias)
Fuente:
grupocronicasrevista.org
Visitas:
76
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.