Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Rinden homenaje a Franz Kafka con muestra "El visionario" en Berlín

02/06/2009 03:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Con la exposición "Kafka, el visionario", que combina pintura y sonido, la artista plástica Sofía Gandarias presenta en Berlín a un Franz Kafka, escritor fallecido el 3 de junio de 1924, más expresionista que nunca. Con esta muestra se rinde homenaje al autor en lengua alemana y cuya obra es una de las más influyentes de la literatura universal en el último siglo, a pesar de no ser muy extensa. Fue autor de novelas como "El proceso", "El castillo", "América" y "La metamorfosis", así como un cierto número de parábolas y relatos breves, además de una abundante correspondencia y escritos autobiográficos, la mayor parte publicados póstumamente. Kafka nació en Praga, capital de la ahora República Checa (antes Checoslovaquia), el 3 de julio de 1883, en el seno de una familia de comerciantes de la minoría judía de lengua alemana. Tuvo tres hermanos, con quienes vivió la mayor parte de su vida. No obstante, estuvo comprometido dos veces, aunque nunca se casó. A los 23 años de edad, Kafka obtuvo el título de Doctor en Derecho y comenzó a trabajar como empleado en varias compañías de seguros, actividad que alternó con la lectura de quienes fueron sus más grandes influencias literarias: Ibsen, Spinoza, Nietzsche, Kierkegaard, Flaubert, Hebbel y Stifter. Los temas de la obra de Kafka son la soledad, la frustración y la angustiosa sensación de culpabilidad que experimenta el individuo al verse amenazado por fuerzas desconocidas que no alcanza a comprender y que se hallan fuera de su control. En cuanto a técnica literaria, los estudiosos de su obra señalan que ésta participa de las características del expresionismo y el surrealismo. El estilo lúcido e irónico de Kafka, que mezcla naturalidad, fantasía y realidad, da a su obra un aire claustrofóbico y fantasmal, como sucede en una de sus más célebres obras: "La metamorfosis" (1915). Tras iniciarse la difusión de su obra, su popularidad se disparó en forma exponencial a lo largo de los años 30 y 40, al grado que sus libros llegaron al Continente Americano traducidos al inglés. Sigue Rinden homenaje. dos. inglés. Entre sus obras destacan "La metamorfosis" (1915), "Contemplación" (1913), "En la colonia penitenciaria" (1919), "La Muralla China" (1922), "La construcción" (1923), "El proceso" (1925), "El castillo" (1926) y "América" (1927). Además de "Un artista del trapecio", "Un artista del hambre", "Josefina la cantora o el pueblo de los ratones" e "Investigaciones de un perro", todos ellos publicados en 1924. En "Carta al padre", escrita en 1919 y publicada de manera póstuma, como casi toda su obra, Kafka expresa sus sentimientos de inferioridad y rechazo paterno, a pesar de los cuales vivió con su familia la mayor parte de su vida y ni siquiera llegó a casarse. "Cartas a Felice" (1967) narra la difícil relación que tuvo con Felice Bauer, una joven alemana a la que pretendió entre 1912 y 1917. Durante su corta vida Kafka fue poco conocido como escritor, pues la mayor parte de su obra literaria fue publicada después de su muerte, gracias al escritor checoslovaco Max Brod, amigo personal y biógrafo suyo. No obstante que dominaba el checo, francés, latín, griego y hebreo, sus obras salieron a la luz escritas en alemán, en un estilo que mezclaba naturalidad, fantasía y realidad y que le daba un toque claustrofóbico a sus textos. A decir de los estudiosos de su obra, ésta fue una afluencia de escenas y situaciones percibidas con una intensidad sin precedentes, en la que el detallismo descriptivo cobraba una expresión visionaria. Además de ser una de las figuras sobresalientes de la literatura, el adjetivo "kafkiano" es un emblema de la sociedad moderna con su organización inútil, su burocracia, sus procedimientos totalitarios, sus laberintos y puertas. Entre 1908 y 1913, Kafka viajó por Italia, Francia, Alemania y Austria. Tiempo después sintió los primeros síntomas de la tuberculosis, enfermedad que le obligó a frecuentar numerosos sanatorios. Luego de un difícil período de convalecencia, Franz Kafka murió en el sanatorio de Kierling, cerca de Viena, hace 85 años, el 3 de junio de 1924. Su muerte lo libró de permanecer en campos de exterminio nazi durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), como le ocurrió a sus hermanas Garbielle y Valerie, en 1943.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
493
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.