Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Espectáculos escriba una noticia?

Tiene la ropa su lenguaje en “Amor, dolor ¡Y lo que traía puesto¡”

13/08/2012 03:56 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Para muchos son simplemente prendas de ornamento, lujo o moda, que con el tiempo se van del clóset, pero para otros representan la esencia y personalidad de quienes las portan como en los personajes de “Amor, dolor, ¡Y lo que traía puesto!”, coincidieron los diseñadores del montaje. Esta última, es la más reciente obra de teatro producida por Tina Galindo y Claudio Carrera, bajo la dirección de Francisco Franco, es creación de las famosas guionistas hollywoodenses Nora y Delia Ephron. La historia basada en un libro de Ilene Beckerman, se transforma en México en un espectáculo donde historias sobre la ropa y las mujeres se cuentan a través de música e imágenes que en orden cronológico cruzan las décadas de los 40 hasta los 90. De esta manera, el montaje “Amor, dolor ¡Y lo que traía puesto!” permite que las prendas tengan su propio lenguaje para seducir tanto a quienes los portan como a los que disfrutan en cada función de estas propuestas. Sus diseñadores Jesús Ibarra y Bertholdo, Trista, Alejandro Carlín, Mariana Luna y Alexia Ulibarri, son quienes hablan de este lenguaje, donde cinco colores, texturas combinados con el juego de siluetas, se vuelven un protagonista más de esta obra dirigida por Francisco Franco. Cuando se crea un vestido hay que saber la historia que hay detrás de la mujer, bajo esa premisa comenzó el trabajo de los diseñadores, en el que se involucraron los sueños de las cinco protagonistas, así como sus gustos y su personalidad. Ello con el fin de que cada prenda contará su propia historia y los sueños que estas mujeres dejaron o lograron durante su vida. Trabajo que resultó laborioso, sin embargo, a poco más de dos meses de haber debutado en escena, ajustan detalles. “Un vestido nunca es perfecto para el creador, siempre busca seguir perfeccionando de acuerdo con la persona”, aseguró Alexia Ulibarri, quien hizo el vestuario de la actriz Mariana Treviño. “Cuando me dijeron de la obra pensé en un mar de ideas, y por un momento me estresé”, recordó la diseñadora Mariana Luna, quien pese a su gran experiencia en el ramo de la moda, el reto era crear algo que reflejara la personalidad e ilusiones de la actriz. “La ropa no sólo en escena dice muchísimo, está siempre es la primera tarjeta de presentación que tenemos, incluso antes de decir quiénes somos a qué venimos, nos dice por lo menos 10 cosas de quiénes somos”, dijo. Agregó que buscó la esencia de Gaby de la Garza, quien deseaba destacar sus hombros, por una parte donde le gusta de físico. Jumsuit, minivestidos entallados, túnicas en telas vaporosas o vestidos strapless conforman el guardarropa de las actrices Silvia Pinal, Diana Bracho, Susana Zabaleta, Gaby de la Garza y Mariana Treviño, quienes transportan al público por varias décadas a través de las texturas y las formas. Este vestuario cada noche sale a seducir con los vibrantes colores de gemas, que en una segunda parte del montaje se tornan solemnes bajo el negro, aunque no por eso dejan su elegancia, sensualidad y distinción, que sumados al texto logran que el espectador viaje por la historia de la mano de la moda. “Busqué la esencia y personalidad, porque la ropa te lleva a lugares muy íntimos”, dijo Luna, comentario con el que coincidió Bertholdo, de la firma Jesús Ibarra y Bertholdo, quien ahora recuerda con serenidad los miedos que enfrentó, al diseñar el vestuario de la diva mexicana Silvia Pinal. “Las lecturas de la obra nos dieron el concepto que se requería y ella nos dio un indicio de lo que buscaba, al sugerir que le gustaban los colores brillantes y que no deseaba portar faldas, así empezó el trabajo que culminó en diseños de traje sastre en color rojo, con toque de canutillo y lentejuela”. “Para Silvia, un traje atemporal porque su personaje es una mujer divertida, pero que es actual, que le gusta tener cosas a la moda”, explicó el creativo, al resaltar su propio concepto, ya que cada uno de los diseñadores tuvo la libertad de crear sus piezas de manera individual. Algunos basados en el texto o otros pensando en la actriz y su comodidad. “Estos diseños son un proceso de intercambio de información”, explicó Giovanni Estrada, quien junto con su compañero José Alfredo Silva, de la firma Trista, se sumaron a esta aventura para encontrar el estilo de la actriz Diana Bracho. “Lo que hicimos fue tomar una tela base y nos dimos cuenta que el color amatista tenía muchos matices, que combinados con los bordados a mano y teñidos en una gama de morados dieron vida a esta creación que culminó en un vestido”, detalló. “La ropa tiene que ver con lo que quieres comunicar, aunque muchas veces el que sea algo tan común y necesario hace que se olviden las personas de que también tiene su propio expresión”, dijo Estrada. Pero otro elemento indispensable, son los accesorios que estuvieron hechos por Daniel Espinosa, quien se dio a la tarea de crear todo tipo de collares, aretes y pulseras para enmarcar estas prendas, que hablan de la vida en sus diferentes etapas y de la constante búsqueda por estar bien. Lisette Trepaud, directora general de Moda Nextel, fue la encargada de juntar a estos jóvenes diseñadores, en este montaje, donde la pretensión es ver más allá y seguir con la creación de una cultura de la moda.


Sobre esta noticia

Autor:
Espectáculos (21096 noticias)
Visitas:
359
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.