Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cronicasrevista escriba una noticia?

La Sacrosanta Constitución /Saul Medina

22/08/2013 15:59 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

La sacrosanta constitución.

Por Saul Medina

Al regreso de vacaciones, la política es aún más extraña que durante los períodos normales. No quiero que se me mal interprete, pero el estrés del regreso a clases, el retorno al cotidiano, la anticipación de las largas jornadas de trabajo y de las inútiles horas perdidas en el tránsito, hacen con que quedemos de un mal humor asesino, que trasladamos al campo del debate político.

Uno de los síntomas de esta "enfermedad" colectiva consiste en ahogarnos en diversas polémicas estériles que casi siempre se plasman en debates rabiosos y en histeria emocional disfrazada de "nacionalismo". Sólo este síndrome post-vacacional puede explicar el hecho de que a la mínima discordancia con el "dogma", inmediatamente nos remiten a la Siberia política dónde estamos catalogados como " traidores a la Patria "

Entre las diversas polémicas más o menos estériles, una de ellas (siempre obligatoria y que regresa cada verano como las golondrinas en primavera) es sobre la posibilidad de criticar la Constitución, sin ser acusado de "traidor(a) a la patria".

Yo no soy de los que piensan que los males que vive nuestro país emanan del detallado y extenso contenido de la Carta Magna. Al revés, pienso que las reformas introducidas en Junio del 2011 en materia de Derechos Humanos, han transformado nuestro texto constitucional (en particular el Capítulo I) en un modelo de referencia mundial. Pero, como ni todo en la vida es perfecto, pienso que todo puede ser mejorado. Y que la Carta Magna no es una excepción a esta regla. Ende, puede ser adicionada o reformada, tal como lo previó el Poder Constituyente en el art. 135 Const.: " L a presente Constitución puede ser adicionada o reformada. para que las adiciones o reformas lleguen a ser parte de la misma, se requiere que el Congreso de la Unión, por el voto de las dos terceras partes de los individuos presentes, acuerde las reformas o adiciones, y que estas sean aprobadas por la mayoría de las legislaturas de los estados. "

La cuestión en debate, no es entonces si podemos "adicionar o reformar" la Carta Magna, sí se ¿podemos mejorar la Constitución?

Sí podemos.

No directamente yo o usted, amigo lector, pero sí a través del sistema democrático representativo, o sea si dos tercios de los diputados están de acuerdo en hacerlo. Más, pienso tal como Max Weber que una "regla es, en primer lugar, la gestión de la vida cotidiana", o sea la gestión de lo real, no de la utopía y, que cada contexto histórico produce necesidades sociales diversas y, por ende que el sistema jurídico-político es dinámico, en continuo cambio y NO estático.

Pero curiosamente, en México hay quienes entienden que la Constitución está envuelta en una especie de santidad. Más interesante, sin embargo, estos humos de santidad son más altos cuanto más ateos son los actores políticos.

Es decir, si nos detenemos a escuchar los argumentos sobre el actual debate sobre las reformas constitucionales no existe para los partidos y movimientos de "izquierda" la mínima posibilidad de tocar, de adicional o de reformar, o incluso criticar a la Constitución (pasando, por alto, claro el hecho de que en centenas de ocasiones anteriores, las mismas fuerzas han votado, en el pasado, cambios a la Constitución).

Para estos partidos y movimientos nada es sagrado – lo sagrado de hecho es un concepto ajeno, de hecho es uno de los tabúes de la izquierda- excepto, por supuesto, como en el presente caso, la Constitución. Aquí, el discurso cambia y colocando la máscara feroz de un Torquemada se declara : "El general Lázaro Cárdenas aseguraba que quien entrega los recursos nacionales a extranjeros es traidor a la patria. Yo estoy absolutamente convencido de que privatizar el petróleo, reformar el artículo 27, es traicionar a la patria . Hay que llamar a las cosas por su nombre. S on unos traidores ."( Andrés Manuel López Obrador, dixit, en un mensaje grabado en video)

En primer lugar, la frase no parece tener nada de malo, pero si nos fijamos mejor, observaremos que el ex-regente del Distrito Federal nunca ha ocultado, en múltiples ocasiones anteriores, que estaba en contra de algunas disposiciones de la presente Constitución y de las Instituciones que de ella emanan, sin embargo, fue electo, fue regente, fue candidato a la Presidencia .No declarado ‘traidor a la Patria’.

Por supuesto que es políticamente legítimo decir públicamente que no estamos de acuerdo con algunos de sus artículos. Que algunos de estos artículos son perjudiciales para el país. Que el país va a estar peor si la interpretación de estos artículos es radical o si se reforman algunos otros.

También es POLITICAMENTE LEGÍTIMO discordar de las posiciones de AMLO y de Cuauhtémoc Cárdenas . Expresar una posición en favor de la reforma constitucional ( en este caso preciso del artículo 27 y del artículo 28) es legítimo y es un derecho respaldado por el propio texto constitucional que reconoce que todos los individuos al interior del territorio soberano pueden ejercer todos los derechos fundamentales de que son titulares. Por ejemplo: la libertad de expresión.

La democracia es un sistema abierto, las opiniones sobre políticas públicas y sobre las reformas a la Constitución son legítimas y pueden y deben expresarse públicamente.

Que la santidad es para los que son creyentes. A lo que tenemos que responder políticamente es muy simple: ¿la Constitución se debe cambiar? ¿Sí o no?

Política consiste en responder a esta cuestión.. Política es colocar las diferencias en el centro del debate de manera a encontrar un acercamiento y una solución negociada.

El resto es política de sacristía . Nada es más terrenal que una constitución, que siempre es redactada en un contexto histórico de producción específico, texto que ha sido revisado, no varias veces, sí centenas de veces, para adaptarse a los tiempos que vivimos.


Sobre esta noticia

Autor:
Cronicasrevista (4993 noticias)
Fuente:
grupocronicasrevista.org
Visitas:
201
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.