Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Reparador De Pesadillas. escriba una noticia?

Sadismo reflexivo

18/05/2009 02:13 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Existen personas quienes solo entran en razones cuando se les habla con crudeza y crueldad: ¿ese es tu caso?

Sadismo reflexivo

 

En mi labor como Agente de Seguros  siempre he intentado convencer a las personas con sólidos argumentos acerca de la necesidad de adquirir algún que otro seguro. Mi manera de actuar se inclina hacia la persuasión, exposición de beneficios y la tranquilidad del asegurado; pero aun así, la mayoría de las personas a quienes me acerco, se niegan a contratar un seguro; muchos (¡¡incluso entre risas!!) alegan que comprar un Seguro no es otra cosa que una extraña manera de botar dinero. Y como esa risa es contagiosa… yo también río.

Ahora bien; como es poco probable que me compres un seguro (no sé quién eres ni donde te encuentras), y para evitar que me tilden de querer hacer fortuna asustando al prójimo- a través de este medio (sin ganar nada a cambio)- me auxiliaré  del SADISMO  para intentar hacerte reflexionar si es o no necesario asegurarte. Seré cruel y despiadado; pero espero que mi crudeza  pueda salvar vidas  y/o  contribuir al mantenimiento de la estabilidad (o tranquilidad) de tu familia.

Para no aburrirte, solo expondré tres puntos:

1.       ¡¡¡Te vas a morir!!!: Si, es doloroso pero así es la vida; solo que no sabes cuándo. Tienes familia,  ¿verdad?  Una  pregunta  (por simple curiosidad): “¿Qué harías si supieras que morirás en los próximos 15 días  y dejas desequilibrado tu hogar?”  Te aseguras, ¿verdad?  Pero desgraciadamente, salvo excepciones,  nadie sabe cuánto le queda de vida  (y para esas excepciones, generalmente, el seguro  no cuenta).  Miremos  a través de una bola de cristal: Para sacar a tu familia adelante, tu pareja puede caer en situaciones (¿tentaciones?) que antes les parecieron vergonzosas; tu descendencia se verá envuelta en limitaciones que nunca pensaron padecer. No todas son malas noticias: NO morirán… pero se verán obligados a hacer cosas o sufrir situaciones que no soñaste para ellos ¿No te sentirías  desolado, sabiendo que el quebranto de tu familia no lo causó tu muerte sino el no pagar una ridícula prima? Me gustaría pedirte un favor: Desde ya, absuélveme  de culpa. Te dije lo que pudiera suceder; y si sucede, no soy  el culpable.

2.      ¡¡¡Puedes sufrir una enfermedad o un trágico accidente!!!: Solo  conozco a una persona que se sintió capaz de apostar que nunca sufriría una enfermedad o accidente... y perdió.  El asunto es simple: Hay padecimientos  que afectan a una familia,  incluso más que la muerte. Visualízate, por un momento postrado sobre una cama y todos en tu familia trabajando función en tuya: ¿Qué culpa tiene tu  hijo(a)  de que tú no previeras la situación? ¿Ves justo afectarle su juventud y sueños de carrera solo por ahorrarte unos pesos? Otra cosa: ¿No mermaría el respeto  (y el amor) que te profesan tus hijos (si desde muy jóvenes tienen que renunciar a todo para mantenerte) al punto de   reprocharte tu irresponsabilidad? Otra cosa: en momentos como este desaparecen quienes dijeron, una vez,  ser tus  amigos; los conocidos; incluso, muchos familiares... pero descuida; no estarás siempre estarás solo: tal vez algún que otro detractor o enemigo tuyo te visite. Nada mejor, para alimentar el ego, que ver disminuido u destruido a quien se odia.  Me gustaría pedirte un segundo  favor: Si eso sucediera, absuélveme de culpa. Sabías que podía ocurrir.

3.      ¡¡¡Pudiera ser un(a) hijo(a) tuyo(a) la víctima de enfermedad o accidente!!!: ¿Nunca has oído de nadie que se le enferme o accidente un hijo? De seguro, ese alguien nunca pensó que eso le ocurriera… ¡Al igual que tú! ¿Cómo enfrentarías tal eventualidad? ¿Te imaginas tú y cónyuge, con una foto de tu hijo (a) suplicando dinero en los semáforos para juntar para un tratamiento u operación que pudiste haber previsto? Que los conductores te respondan: “A la vuelta”, pensando que eres un zángano que quieres el dinero para drogarte, beber o simplemente que no te gusta trabajar. ¿Te imaginas, verdad? Un  tiempo que no espera por el dinero; la desesperación de tu familia; y la necesidad de quien sufre.  Visualízate sin casa,  dinero y esperanza  ¿Necesitas pasar por todo esto para comprender todo lo que pudiste evitar? Si te veo en un semáforo, en compensación por los dos favores que antes me hiciste, te retribuiré con otros dos:

·         El primero; darte cinco pesos como solidaridad (no resolverá mucho pero otros conductores dan menos o nada).

·         El segundo; no recordarte que, por tu irresponsabilidad y /o tacañería, pusiste en juego la vida de un ser querido.

Conclusión: Antes de llamarme sádico, reflexiona: revísate a ti mismo. En mi defensa alego que no expongo (ni juego con) la tranquilidad de mi familia, ¿y tú?  

 

Hermosillo, Sonora.


Sobre esta noticia

Autor:
Reparador De Pesadillas. (3 noticias)
Visitas:
2336
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.