Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Elbuenfutbol escriba una noticia?

Salir campeón sin River

14/12/2011 01:25 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En la Bombonera se apagan las luces, se vuelan los últimos papeles, ya no hay fuego; apenas humitos de choripanes que ya fueron masticados por los hinchas de Boca, campeones después de tres años; justo en el campeonato surrealista.

Si los padres pretenden de sus hijos sujetos activos, revolucionarios, transformadores de la realidad hay, en Argentina, un elemento más poderoso que el manifiesto marxista: podrán decirles a sus hijos que River se fue a la B, que la realidad no es inalterable. Y en todo caso, desde ahora, ¿qué es la realidad?

Sin su archirrival en el mapa futbolero, Boca produjo la paradoja. Siempre se señaló que los gigantes del fútbol argentino no se explican el uno sin el otro. Sin River, Boca volvió a ser Boca. Además, se coronó invicto. Y su arquero fue el campeón de la historia menos vencido; apenas seis goles en 19 partidos.

La fiesta grande fue hace dos fechas, en la Bombonera. Ese día volvió a estar Riquelme, que hacía cinco partidos que no jugaba; Román reclamaba, también, ser parte de la foto del campeón. El capitán había abandonado por lesión a su equipo, al que elevó a los altares cosido a su botín derecho. En el cierre, ante All Boys, Riquelme ya no estaba; ahora descansa para el próximo torneo, mientras se recupera de una fascitis plantar.

Boca necesita atender su corazón. Aunque no parezca, extraña a River. Fue un campeón tan sobrado, con tanta distancia (12 puntos, otro récord), que en algún punto añoró más adrenalina.

El morbo de River fuera de la élite le arrancó la sonrisa socarrona. Boca lo disfruta, es cierto. Pero más pronto que tarde, el escenario se reacomodará. Hasta tanto suceda se impondrán la burla, los fueguitos en el alma, los papeles escritos con el título número 51, las luces de las marquesinas del campeón. Y si la realidad vuelve a ser real, también disfrutará de su superclásico. De ese partido que apasiona, que moviliza, que es tan popular, que profundiza los vínculos, que le clava estacas a la historia. Como una revolución.


Sobre esta noticia

Autor:
Elbuenfutbol (276 noticias)
Fuente:
elbuenfutbol.com
Visitas:
102
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.