Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Juan E. Lagunas escriba una noticia?

Sangre de campeones

04/02/2010 09:29 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por Thalia Murillo

Ha terminado el Australian Open, y nos ha dejado a dos campeones, Roger Federer y Serena Williams. También nos ha dejado sorpresas, la retirada de Dinara Sáfina, a Jie Zheng y Na Li como semifinalistas, la caída de Venus Williams a manos de Na Li, el regreso al buen tenis de uno de los jugadores más carismáticos del circuito como Tsonga, la retirada del campeón defensor, el regreso de una leyenda como Justine Henin y la promesa de mayor rivalidad en la WTA, la temprana caída de Clijsters, etc.

Sin embargo, además de estas historias, personalmente me deja con la enseñanza de dos jugadores fuera de lo normal: Serena Williams y Roger Federer.

Siempre he creído que hay cualidades y habilidades que se pueden ir desarrollando a lo largo de la vida, pero también creo en que hay cosas que se traen desde el vientre, Roger y Serena tiene sangre de campeones y de eso no me cabe duda, tienen un talento que además, han ido trabajando a lo largo de su vida y lo han ido perfeccionando, aunque con esa actitud no dudo que pudieron haber sido exitosos en cualquier otro deporte.

El caso de Serena me parece sobresaliente, creo que es engreída, a veces odiosa, a veces graciosa, y aunque ella diga que no, la veo hasta pasada de peso, pero está ahí, desde el inicio del torneo era clara favorita. Las rusas irregulares como siempre vieron un poco de luz con la avanzada de Petrova, y Sáfina por lo menos parecía que podría acercarse a las fases finales, pero una lesión la detuvo, no sé si los nervios la hubieran dejado llegar a la final, pero yo ya hacia una semifinal Henin vs. Sáfina, y ya ni hablar de las Serbias, Wozniacki o Azarenka, que tuvo contra las cuerdas a Williams y al final se fue con más pena que con gloria.

El partido de Azarenka vs. Williams es épico. Azarenka la tenía ya en la lona, 1 set arriba y 4 – 0 en el segundo set, pero ahí es donde la actitud de Williams y su espíritu de lucha la sacaron adelante para llevarse el segundo set y apabullar a Azarenka en el tercero, dejándola con las manos vacías. En el caso del partido de Na Li vimos a una Serena que salió sin inspiración, fue un partido aburrido, de errores y frío, pero la actitud fue suficiente para que Williams abatiera a una simpática Li, que tuvo sus momentos, pero que claramente no tiene la sangre de campeona que Serena sí, y que en los momentos clave la llevaron a inclinar la balanza a su favor.

En la final contra Justine Henin debo decir que Serena tuvo un poco de suerte. Justine es una campeona nata, igual que Serena, es una jugadora que tiene una inteligencia, claridad y estabilidad por encima de la de Serena, físicamente tiene mayor movilidad y agilidad, aunque no tanta potencia, es una jugadora más limpia, con una derecha peligrosa y con un revés impecable, sin duda junto con el de Federer, los mejores reveses del circuito femenino y masculino, además, había ganado los últimos 4 juegos teniendo a Serena 0 – 1 en el tercer set y a un punto del quiebre, sin embargo, en el tercer set dos factores me parece que fueron fundamentales: el servicio y la actitud. Justine dejó de creérsela, le vino a la cabeza que era su regreso y que podría ganar, los últimos juegos se vio atemorizada ante los gritos y bombazos de Serena desde la línea de fondo con su potente saque, que cabe mencionar, distingue a un campeón, ese sentido de miedo que es transformado en un impulso para salir adelante, la presión convertida en una defensa y luego en una agresividad que medida da resultados inesperados.

De Roger sólo puedo decir maravillas. Ha logrado dominar un carácter explosivo, pocas veces se le ve romper raquetas o lanzar gritos, tiene una técnica impresionante, se cuida físicamente como pocos, no por nada son raras las lesiones en este deportista y además, juega con amor y pasión a pesar de tantos años. Sin duda es un ejemplo para cualquier deportista, más allá del tenis.

Finalmente, espero que este regreso prometedor de Justine y excelente inicio de temporada nos traigan buen tenis y mucha diversión en el año que empieza, lo que tengo seguro es que somos afortunados de vivir en la era del mejor tenista masculino de tenis de la historia con Federer y de leyendas como Henin y Serena, porque hay muchas cosas que se pueden trabajar, que se pueden educar, pero sólo pocos, como estos tres, tienen sangre de campeones.


Sobre esta noticia

Autor:
Juan E. Lagunas (74 noticias)
Fuente:
juano18.wordpress.com
Visitas:
1523
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.