Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Fue Schubert un genio de la composición aún con piezas “inacabadas”

30/01/2011 09:03 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La Orquesta Sinfónica de Viena se presentó en el Festival de Música de Islas Canarias, España, en donde ofreció dos conciertos, uno de ellos con la Sinfonía nº 8, llamada “Inacabada”, del compositor Franz Schubert, nacido el 31 de enero de 1797. Se trata de la obra más popular de Schubert, que fuera estrenada en Viena hasta 1865, ya que permaneció cuatro décadas guardada. No obstante que se consideró “inacabada”, la Sinfonía no. 8 de Schubert marca, junto con su Novena, el punto supremo del sinfonismo de Schubert en el momento en que Beethoven, con su propia Novena, de la que es contemporánea, ejercería en él una influencia profunda. Franz Peter Schubert, por su nombre completo, vio la primera luz en Viena, Austria, y en su corta vida compuso más de 600 canciones, obras de cámara, nueve sinfonías, incluida la "Incompleta", así como música para piano, varias óperas y obras corales. Desde muy joven su padre y su hermano mayor le enseñaron a tocar el violín y el piano, instrumentos que aprendió a ejecutar en pocos meses. Cuando su familia notó sus extraordinarias habilidades, trató de darle una buena educación con los pocos ingresos monetarios que contaban. Entonces fue enviado al Seminario de Coristas de Viena, donde conoció a Antonio Salieri, quien quedó admirado por el joven músico, al grado de comentar que "Franz debió haber sido enseñado por el mismo Dios". Schubert dejó el seminario en 1813, estudió el profesorado por un año y los tres siguientes enseñó en la escuela de su padre, sin olvidar la música, por lo que en este periodo escribió gran cantidad de piezas por su puro deseo. En poco tiempo compuso dos sinfonías y cientos de canciones que podía escribir casi sin pensar, entre las que destaca la obra maestra "Gretchen am Spinnrade", elaborada cuando tenía apenas 17 años de edad. El compositor, quien nunca fue bueno para ganar dinero, conoció en 1815 a Franz von Schober, un estudiante de Leyes de buena familia que lo persuadió para que dejara el puesto de maestro y se fuera a vivir con él. Así, Schubert dejó su viejo trabajo para convertirse en un músico totalmente libre, pero sin un ingreso seguro. En la casa de Schober conoció al cantante Johann Michael Vogl y juntos iniciaron "Los schubertianos", un grupo de amigos que se reunía con el único propósito de divertirse con la música. No obstante que fueron días muy felices, el compositor estaba ansioso y preocupado debido a que sus trabajos no le redituaban ninguna ganancia y no tenía una casa propia. En el verano de 1818 tomó un trabajo como tutor de música de las hijas de un noble húngaro, el conde Esterhazy. Lo único que Hungría inspiró en sus composiciones, fue una de las hermosas hijas de su empleador. Un año después, el músico ofreció su primer viaje de conciertos junto con Vogl, a los que asistió gran número de personas. Fue en 1821 cuando el compositor austriaco publicó sus primeros trabajos, entre los que destacan sus tres canciones y 36 danzas. Schubert, quien se declaró un compositor maduro y que no sólo había completado el arte de la escritura de canciones con maestría, sino también el de la orquestación, dio vida a su célebre obra "Rosamunda" en 1823. Sin embargo, antes de que el año terminara empezó a sentir los primeros síntomas de una infección venérea, ante lo cual el músico solía decir: "mi paz se ha ido y nunca la volveré a encontrar". A partir de ese momento se dedicó a escribir música tan a menudo como podía, pues se convirtió en el único significado de su vida. Sus composiciones de este periodo suenan más tristes que las anteriores. En octubre de 1828 su salud mejoró lo suficiente como para poder salir a caminar, visitó a Eisenstadt y la tumba del compositor Franz Joseph Haydn. Franz Schubert falleció un mes después, el 19 de noviembre de 1828, a los 31 años de edad.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
27
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.