Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Espectáculos escriba una noticia?

Seduce Regina Orozco con "show" colmado de colorido, humor y picardía

03/11/2011 02:51 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Regina Orozco, quien presentó la víspera en el Teatro de la Ciudad "Esperanza Iris" su espectáculo dedicado a los Fieles Difuntos, impresionó al público con una producción muy colorida, llena de humor, picardía y salpicada de anécdotas. Pasadas las 20:30 horas los presentes aclamaban con aplausos la presencia de la artista en el escenario del recinto de Donceles, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, y como invocada se escuchó la voz en "off" de la coahuilense, preguntándose ella misma si estaba en el cielo o en el infierno. Con la luz apagada, con el telón sin levantar aún y sus músicos interpretando algunas notas, Regina transportó a sus ansiosos seguidores a las puertas del paraíso, simulando un diálogo imaginario e ingenioso. Fue en ese momento cuando inició una sabrosa charla, también imaginaria, con el fallecido Carlos Monsiváis, el autor de "Escenas de pudor y liviandad". Minutos después, la llamada "Megabizcocho" desgranó temas que fueron del romance al bolero, pasando por el tango, el rock y la ópera. Regina, en su vestuario, combinó el negro, primero, luego el blanco, además del rojo y acabar el espectáculo con el negro; siempre con escotes pronunciados que dejaron ver sus enormes pectorales, incitando los silbidos y piropos coquetos de la audiencia. Orozco inició su canto con "La llorona", que junto con otros temas forman parte de "Regina Catrina", su nueva producción discográfica, en la que incluye "La llorona". Casi sin perder el orden dio paso a "Arráncame la vida" y al "Corrido de los dos muchachos"; sin embargo, no todo fue canto, pues Regina se dio el lujo de contar historias que complementan sus canciones, como en el caso de "Carta de suicidio", que la acompaña con el caso de Virginia Woolf. De la tragedia saltó a lo festivo y le puso sabor con "Cerró sus ojitos Cleto". Unos instantes se retiró y regresó vestida como "Emily", del filme "El vestido de la novia", con unos enormes lentes con fondo de botella para hacer una parodia de César Costa y el tema "¿Por qué se fue?", lo que llevó al público a desternillarse de risa. Añadió luego "Bodas negras, "Nuestro juramento", "Conversaciones con una muerta" y "Montón de tierra", entre otros. En la segunda parte de su espectáculo hubo una lectura en atril de un texto, presumiendo la autoría de su hermana Rebeca, presente en la sala, sobre el Día de Muertos. El sentimiento embargó a Regina al describir las enormes fotografías que estaban a sus espaldas, como parte de la escenografía. Eran sus abuelos maternos y paternos, a quienes recordó entre lágrimas. Para dejar a un lado la melancolía y la tristeza, los músicos la acompañaron con las notas de un bolero clásico de la autoría de Julio Jaramillo: "Nuestro juramento". Le siguieron otras nostálgicas como "Vasija de barro" y "Un montón de tierra". Pasaditas las dos horas de espectáculo, Regina regresó vestida como "La Catrina" para cantar el tema homónimo con mucha enjundia. Dijo adiós, se prendieron las luces y ella pidió un aplauso para su equipo. Se fue, pero el público le pidió otra y eligió un clásico de José Alfredo Jiménez para cerrar la noche con broche de oro.


Sobre esta noticia

Autor:
Espectáculos (21096 noticias)
Visitas:
111
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares
Personaje

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.