Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ordos escriba una noticia?

La segunda transición en España

25/05/2015 08:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ya han pasado las elecciones municipales y los resultados de las elecciones habrán sido los que determinaron las urnas, al igual que en al final de los años setenta, las primeras elecciones del inicio de la transición, tan sólo anunciaban el futuro incierto

Elecciones

Recordando aquellos años, estábamos un centenar de sindicalistas, en un curso para jurados de empresa (Sindicato Vertical) en el monasterio del Valle de los Caídos, días después del entierro del dictador, escuchando a Rodolfo Martín Villa, a la sazón Jefe Provincial del Movimiento en Barcelona, la gran mayoría del auditorio lo formaban clandestinos militantes de CC.OO., la gran mayoría de esos militantes clandestinos pertenecían al Partido Comunista de España.

Las dos fuerzas hegemónicas de la oposición clandestina al franquismo en aquel momento, (CC.OO. y PCE) acto en el que Martín Villa, hacía un canto al diálogo y a un futuro de entendimiento entre las distintas sensibilidades de la sociedad española.

Nadie discutía el papel dirigente y el poder de convocatoria de esas dos organizaciones en torno a las cuales parasitaban varias docenas de otros partidos y movimientos sociales.

Cualquiera que estuviera dispuesto a hablar de democracia en el Estado español, tenía que sentarse a negociar con ambas organizaciones y sobre todo con su núcleo dirigente el PCE.

Algo similar se respira en la segunda transición, cualquiera que pretenda gobernar ha de sentarse a negociar con el PSOE o con el PP, que son al fin y al cabo el producto de la primera transición.

Y es que la política es el arte de lo posible frente a lo imposible y la atomización de los partidos es el resultado de una crisis económica que ha descalificado a los partidos tradicionales, empeñados en complacer a los explotados y a los explotadores, a los ricos y a los pobres, a los que cada día son más ricos y los que cada vez son más pobres.

Las revoluciones ya no son posibles, los cada vez más ricos, son cada vez más poderosos y los partidos políticos son cada vez más sumisos a los ricos y se alejan cada vez más de los pobres.

Falta cultura, pero sobre todo falta dignidad de clase

Todos esto es posible, gracias a que nadie se considera pobre, gracias a que los cada vez más ricos, dejan caer las migas de pan de sus manteles cada vez mejor servidos por un pueblo cada vez más servicial, dócil y peor pagado.

Por eso si sumamos los votos de la derecha, veremos que sigue contando con un abultado número de seguidores a pasar de haber recortado todas y cada una de las conquistas que en su día se arrancaron a los ricos  cuando el partido hegemónico era el PCE, cuando CC.OO. era un Movimiento Social y un Sindicato de la Clase Obrera, antes y al principio de la primera transición.

Por eso las palabras de Martín Villa, son las mismas de Albert Rivera, un humilde servidor de los más ricos, que al igual que Martín Villa en su día, propone un reparto de las migas que caen de la mesa de los cada vez más ricos, para que a nadie se le ocurra asaltar la despensa de los señores,   expropiarles sus propiedades o abusar de ellos subiéndoles los impuestos.

Otros se entretienen azuzando a sus perros, disputándoles las sobras, mientras pugnan por demostrar ser mejores y más fieles a la hora de hacer más ricos a sus amos.

De esos diálogos, de los que hablaba Martín Villa surgieron los Pactos de La Moncloa, el famoso consenso, es decir la rendición de la clase obrera, su renuncia a pedir cuentas a una Dictadura sangrienta que se fue de rositas y cuyos herederos siguen ocupando el poder económico y político.

Por eso los resultados son los que son, cada pueblo tiene el gobierno que se merece… al que ha votado.

Después de estas elecciones, vendrán otras… las generales

Pero las lecciones… las lecciones siguen sin aprenderse.

 

@ordos gonzalo

gonzalo  alvarez-lago  garcia-teixeiro


Sobre esta noticia

Autor:
Ordos (1393 noticias)
Visitas:
3124
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.