Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Estados Mexicanos escriba una noticia?

Es Semana Santa del pueblo chamula amalgama de lo étnico y católico

22/04/2011 05:03 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El profesar una profunda fe, compartir los signos pascuales y tradicionales, así como el respeto por la Pasión de Cristo, son algunas de las características que distinguen al pueblo chamula en la celebración de la Semana Santa. Pedro Arriaga Alarcón, párroco de este pueblo indígena de los Altos de Chiapas y vicario de la zona tzotzil de la diócesis local, destaca la gran entrega del pueblo chamula en esta importante celebración para la Iglesia católica, a la que los indígenas han incorporado muchas de sus tradiciones, como el respeto por la naturaleza. Los preparativos, iniciados desde una semana atrás, estipulan que un grupo de indígenas, denominados “mayordomos”, vayan al bosque a buscar un árbol de pino recto, casi perfecto, para hacer una gran cruz y cuando lo encuentran, primero oran y piden perdón por cortarlo, pero lo ofrecen como un signo de amor a Jesús. “En su corazón está sembrada la primera evangelización que trajo consigo las tradiciones de la Iglesia católica para conmemorar en estos días la Pascua del Señor”, dice el párroco, quien señala que a la misa del Domingo de Ramos, las autoridades municipales acuden al templo para recibir las palmas. Las autoridades, prosigue, entregan los “bastones de mando” para custodia en el templo parroquial y los reciben los sacristanes, quienes se los regresarán hasta el sábado que ellos consideran de resurrección. En este sentido, explica que aunque comúnmente ese día es considerado “de gloria”, en esta zona de Chiapas, “quizás por no haber habido la catequesis tan continua hay cierta confusión de fechas y horas, pues la resurrección de Cristo aún se celebra el sábado a las once de la mañana” y no el domingo como refieren los evangelios. El sacerdote señala que en esto si hay una clara diferencia con lo dispuesto por el Concilio Vaticano II, que señala hora y los momentos precisos para conmemorar la Pascua de Jesús. En este pueblo (el chamula) se respetan esos momentos pero también conservan sus tradiciones, explica el presbítero, quien refiere entre éstas el ofrecer un vaso de agua de rosas a las personas que acuden a venerar a Cristo yaciente, lo que se acostumbra hacer en familia. Agrega que el Jueves Santo también se caracteriza por compartir en un ambiente fraterno donde se vivencia el amor entre la familia “y eso yo lo veo muy patente en San Juan Chamula, yo los voy acompaño todo el jueves y el viernes se da la velación de la imagen”. El Viernes Santo, prosigue, se conmemora la muerte del Señor y en este pueblo chamula la crucifixión se hace con una cruz inmensa, en medio de dos grandes árboles y acuden todas las autoridades municipales con unos cirios en la mano. También menciona que en esa veneración de la cruz están presentes las autoridades tradicionales y legales de San Juan Chamula, “y yo como párroco tengo que incensar la imagen y venerar a Jesús crucificado es un momento de mucha emoción y se bebe un atole ritual cuando se está frente a la cruz”. Después, viene el descenso y la procesión, que también es una hermosa tradición afirma el párroco, quien la explica: A diferencia de lo marcado por el Concilio Vaticano II, en San Juan Chamula se celebra la resurrección el sábado por la mañana, “aunque ya todas las comunidades tienen el nuevo horario con la celebración que conocemos todos, el jueves con la Ultima cena, con el viernes la celebración de la palabra y el sábado la misa de resurrección”. Para el vicario de la zona tzotzil, lo más valioso de este pueblo es que ha conservado su fe y el sentido de compartir que caracteriza la celebración de la Semana Santa. “Creo que lo más valioso del pueblo chamula en todas las celebraciones es la perseverancia en la fe, en la religiosidad popular, que no la han perdido, que la conservan y ahora resaltan en la Semana Santa con adornos especiales. “El sentido del compartir es esencial, y a veces se ve muy despectivamente al pueblo chamula, porque comparte las bebidas rituales, pero para ellos no es beber hasta perder el sentido, es un ritual para ser un brindis que tiene una relación con la o institución de la eucaristía”, abunda. “Ese signo sacramental que después al no tener sacerdotes, ellos siguieron ingiriendo sus bebidas rituales, pero sobre todo si se contempla la actitud orante de dialogar en voz alta con Dios nuestro padre, es lo que enriquece más a este noble pueblo”, agrega el sacerdote.


Sobre esta noticia

Autor:
Estados Mexicanos (36803 noticias)
Visitas:
176
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Empresas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.