Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Bionero escriba una noticia?

Sempra Energy genera contaminación y corrupción en Baja California

01/03/2011 02:09 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Sempra Energy genera contaminación y corrupción en Baja California por Staff bionero Última modificación Feb 28, 2011 05:48 PM — archivado en:

La plata regasificadora Energía Costa Azul de la empresa norteamericana Sempra Energy que opera desde 2008 en las costas de Ensenada, está causando contaminación y daños irreversibles al medio ambiente marino; además de operar bajo sospecha de corrupción y en complicidad con funcionarios de los gobiernos estatal y federal.

Sempra Energy genera contaminación y corrupción en Baja California

Sempra Energy y su terminal de gas natural licuado Energía Costa Azul; bajo sospecha de mentiras, contaminación y corrupción en Baja California. Foto Archivo

BAJA CALIFORNIA.- Las mentiras, corrupción y evasión de leyes de Sempra Energy han empezado a aflorar desde las primeras semanas de este año, cuando el Senado de la República y el Congreso del Estado de Baja California, resolvieron puntos de acuerdo para exigir una investigación sobre la operación de terminal de recibo, almacenamiento y regasificación de gas natural licuado de Sempra - Energía Costa Azul, y en su caso suspender las autorizaciones en materia de impacto ambiental emitidas por la Semarnat.

Pero el daño al medio ambiente marino de las costas de Baja California empezó desde 2008, con la operación de la planta y el vertido al mar de agua fría y con altas concentraciones de cloro, lo que afectaría a la biodiversidad marina.

En un Punto de Acuerdo presentado en el Palacio Legislativo de San Lázaro, sede de la Comisión Permanente, el 12 de enero anterior, el Senador Jorge Legorreta Ordorica (PVEM) sostuvo que la operación de Sempra Energy está contribuyendo a pasos agigantados a acelerar el daño al medio ambiente, particularmente de las costas y las aguas cercanas a su planta regasificadora.

"Dicha empresa, está violando lo dispuesto en la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, reglamentaria de la Constitución en materia ambiental, al contaminar el mar por verter cantidades industriales de cloro y otros desechos y materias, pero sobre todo, por enfriar sensiblemente las aguas en el proceso de regasificación, lo cual afecta a todas las especies marinas de la zona", asentó el Senador en el Punto de Acuerdo.

Ordorica cuestionó por qué las autoridades ambientales, tanto la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) como la Semarnat no han procedido en contra de Sempra aun con el daño que la empresa causó al lecho marino para instalar los diques, muelles y rompeolas y sigue causando con la clorificación y enfriamiento de las aguas.

El documento presentado por el Senador, destaca que la actividad de Sempra Energy ha tenido múltiples consecuencias en la costa de Ensenada, entre otras:

  • Que no se observen las disposiciones constitucionales establecidas para la conservación del medio ambiente.
  • Que haya solicitado la ampliación de la Planta y al mismo tiempo la exención de la Manifestación de Impacto Ambiental.
  • Que nuestro país incumpla con tratados y convenciones internacionales en materia de protección al ambiente.
  • Que se agudice la amenaza y el peligro de extinción para especies únicas en el mundo y que habitan en el entorno terrestre y marino de la planta regasificadoras.
  • Que se comprometa, con ello, el futuro de las siguientes generaciones.
  • Que se pierda la belleza natural de ese estado en aras de un mal entendido progreso y modernidad.
  • Que se afecte el potencial pesquero y turístico de toda la región.
  • Que se corrompa a las instituciones a fin de que éstas otorguen permisos y licencias de operación, aún a sabiendas que existe incumplimiento de las normas ambientales.
  • Que las leyes y reglamentos tanto federales como estatales en la materia sean letra muerta para el caso específico de Sempra Energy.
  • Que se dañe al turismo, disminución del valor de la propiedad y daño económico.
Desviación de recursos fiscales para el negocio de la energía transfronteriza

De acuerdo a la investigación del Senador Ordorica, las negociaciones, permisos y gestiones para la instalación y operación de Sempra Energy en México, resultaron favorables gracias al tráfico de influencias realizados durante el gobierno de Eugenio Elorduy Walter, ex gobernador de Baja California.

Estas negociaciones resultaron en la creación de un proyecto de suministro energético a Estados Unidos desde territorio bajacaliforniano, operado a través de Sempra Energy, pasando por encima de disposiciones constitucionales, legales y financieras mexicanas.

Citamos el Punto de Acuerdo del Senador Ordorica:

Independientemente de la corrupción y tráfico de influencias del caso que nos ocupa, una violación más que incluso involucra al Poder Legislativo, es el hecho de que durante sexenio de Eugenio Elorduy Walther, la obra más importante y divulgada es la que se conoció como Corredor 2000, que fue una vía carretera de cuatro carriles, la cual se construyó con recursos públicos federales y estatales.

Sin embargo, lo que nunca se dijo fue que su propósito oculto era cruzar tres municipios (Ensenada, Playas de Rosarito y Tijuana) y cientos de predios de particulares y ejidales, con el propósito –desconocido para el Congreso del estado y para todo mundo– de llevar en medio de la carretera (soterradamente), el ducto de gas de la planta de Sempra Energy, desde la estación de descarga en Ensenada hasta el territorio de Estados Unidos de América.

En una astuta e indebida maniobra para favorecer a Sempra Energy el gobierno del estado expropió, en marzo del año 2004, los terrenos en los cuales se instalaría, en un sitio de alta plusvalía conocido como El Monumento, en playas de Tijuana, una planta regasificadora de la empresa Marathon Oil, competidora de Sempra Energy.

El caso incluso, llegó a la corte de San Diego, en Estados Unidos, a través de la denuncia presentada por un particular de nombre Osvaldo Castillo, ciudadano estadounidense residente de Chula Vista y dos empresas, la empresa tijuanense Construvisión 2000, SA de CV, y la compañía Casas, Departamentos y Oficinas, con sede en la Ciudad de México, quienes declararon haber sido afectados al haber dejado de recibir 33 millones de dólares, en las operaciones de compraventa de los terrenos, al cancelarse el proyecto de Marathon Oil en los terrenos expropiados.

El proponente, señala que no debe pasarse por alto que dicha obra pública es una clara muestra de abuso de poder; nadie se la solicitó a Elorduy cuando fue candidato y menos ofreció construirla; sin embargo, ya siendo socio –por medio de su hija– la hizo para favorecer los intereses de la citada empresa.

Por la prensa nos enteramos que la obra costaría inicialmente 650 millones de pesos; poco tiempo después se informó que había aumentado a 850 millones. Cuando ya se habían erogado más de mil 200 millones de pesos, se dijo que se estaba a un 15 por ciento de su terminación. Sin haberla concluido, se informó que se elevaron los costos a cerca de los 2 mil millones de pesos y posteriormente, cuando la inauguró el presidente Fox, finalmente se aceptó que la carretera había costado 2 mil 400 millones de pesos, casi cuatro veces más de lo programado inicialmente.

La construcción del gasoducto representa una abierta violación a la soberanía nacional, al Congreso del estado y al Poder Judicial de Baja California; es también una afrenta al pueblo de México que demanda una investigación a fondo, por parte de la entidad de fiscalización superior de la federación –por haber sido sufragada con fondos del erario, tanto estatales como federales– la cual está facultada para fiscalizar directamente los recursos federales que administren o ejerzan los estados.

...

La lucha contra las plantas regasificadoras de Sempra Energy no es nueva. Durante varios años muy diversos grupos de bajacalifornianos se han opuesto mediante denuncias, foros y marchas a que se instalen plantas regasificadoras en la costa de Baja California. De acuerdo con la investigación que realizamos, desde su inicio se ha cuestionado la presencia de Sempra Energy en ese estado.

Sempra Energy contó con la complicidad y apoyo del gobernador Elorduy, cuya ambición lo impulsó a violentar la probidad y la institucionalidad.

La regasificadora Sempra Energy (Energía Costa Azul) violó la Constitución, pisoteó los derechos del ciudadano mexicano Ramón Eugenio Sánchez Ritchie, afrentó a los Poderes Judicial y Legislativo y corrompió al Ejecutivo; además de haber realizado acciones de espionaje que caen en el ámbito de seguridad nacional y que deben ser investigados por la dependencia correspondiente.

Sempra Energy desea aprovecharse de nuestra tierra y costas, sin importarle la vida silvestre, marina o la humana. No exagero, créanme, en que la vida marina de la costa bajacaliforniana y de miles de conciudadanos está en riesgo de permitirse que Sempra Energy siga operando impunemente.

No le importó a Sempra afectar a inversionistas en la zona costera e incluso planes estatales para desarrollar la zona, con tal de verse favorecida. Sempra logró acaparar la distribución de gas en el estado y cuestionan por qué un negocio tan redituable no lo tienen empresas del estado lo cual produciría enormes beneficios en esta época de crisis.

Daños a la vida marina

En una entrevista publicada por el sitio en internet 4Vientos el doctor Horacio de la Cueva Salcedo, jefe del Departamento de Biología de la Conservación del Centro de Investigación Científica y Educación Superior de Ensenada (CICESE), reveló los daños que en la vida marina ocasiona el uso de clorados en las instalaciones de la planta regasificadora en Costa Azul.

Primero, destacó que el 80 por ciento de la pesca en México se hace alrededor de la península de Baja California. En el caso específico del Pacífico, el agua de mar, por la baja temperatura que registra, tiene muchos nutrientes.

"La riqueza de varias pesquerías comerciales que se practican en la zona, se debe a esas condiciones oceanográficas del Noroeste de México, que son las mismas que predominan en California y el norte de Baja California. Son de una gran riqueza".

Para el investigador, muchos de los pescadores que realizan su trabajo en las inmediaciones de Costa Azul practican "pesquerías artesanales" de gran importancia económica.

"Se trata –dijo- de empleos de bajo costo y de alto rendimiento capital y social, pero llega una empresa como Sempra, que dice invierte cientos de millones de dólares y genera 30 o 50 empleos permanentes, lo cual no tiene coherencia con la economía de la zona".

Criticó a la trasnacional porque pudiendo escoger entre dos formas de gasificación de gas natural licuado, eligió la más contaminante pero menos cara.

"La otra opción que tenían consiste en que en el propio tanque de gas licuado siempre existe un poco de evaporación. Ese gas que se forma lo sacas por evaporación, lo quemas y te ayuda a calentar el gas licuado.

"Entonces estas sacando CO2 (bióxido de carbono) y agua a la atmósfera en lugar de estar usando agua de mar en el proceso de regasificación, líquido que luego regresas más frío y clorinado al océano".

- ¿Esa agua fría representa un riesgo para la vida marina de la zona?

"No mientras la deposites de una manera lo suficientemente profunda para que no afecte la vida marina en la superficie del mar. Así, lo que en realidad haces, es aumentar la productividad oceánica. Eso no preocupa.

"El problema consiste en que al no querer que se te bloqueen tus tubos, porque estas generando una corriente y los tubos se te van a llenar de lapas, mejillones y otras cosas sabrosas, les tienes que aplicar substancias organocloradas que provocan un costo ecológico en la corriente marina.

"Además, si yo fuera dueño de las granjas de atún, estaría muy preocupado de que me estén clorinando, que me estén poniendo organoclorados en mi zona de atunes aleta amarilla que valen, ¿qué, cuánto te gusta?, ¿50 mil dólares (la tonelada) en el mercado japonés?

"Y que no me digan si sabemos o no si eso es un riesgo ambiental. No hay nadie que este midiendo los efectos que ha provocado la clorinación. Realmente no creo que Sempra este midiendo sus efectos. Y si lo hace, no los esta publicando".

- Qué efectos tiene el uso de los organoclorados?

"Primero, no permiten que se fijen a los tubos las larvas de los invertebrados sabrosos que mencioné. Además, matas a esos y otros organismos marinos.

"Es como si estuvieras echando clarasol, antifaulin o pesticida a un campo agrícola, pero constantemente, porque para mantener limpia esa tubería tienes que estar usando los organoclorados continuamente.

"Insisto, el problema no es la temperatura del agua que regresan al mar, el problema son los organoclorados y que escogieron un método industrial para gasificar que saben que causa más daño que usar su propio producto para calentar el gas licuado".

- Eso, además de afectar a los atunes y a los invertebrados marinos, ¿perturba también al bosque de sargazo que existe en la zona marina de Costa Azul, el cual ya fue afectado por la construcción del puerto de la empresa?

"Si lo afecta. Y efectivamente, cortaron sargazo y según ellos lo iban a transplantar en otro lugar. Lo cierto es que nadie, jamás en la vida, ha transplantado ni sargazo ni matorral costero. Eso es una mentira. Al menos que nos permitan hacer un estudio al respecto, pero varios científicos de Ensenada estamos en la lista negra de Sempra y nunca nos permitirán hacer esa investigación".


Sobre esta noticia

Autor:
Bionero (370 noticias)
Fuente:
bionero.org
Visitas:
1085
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.