Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Roberto Díaz Ramírez escriba una noticia?

Senado: Teatro de la farsa y la ignominia

31/10/2013 13:34 2 Comentarios Lectura: ( palabras)

No por lógico y profetizado, deja de ser lamentable el triste espectáculo brindado por el Senado, que en un acto de abyecta sumisión y de total carencia de libertad y dignidad legislativa, se plegó a los deseos de Peña Nieto

No por lógico y profetizado, deja de ser lamentable el triste espectáculo brindado por el Pleno de la Cámara de Senadores, que en un acto de abyecta sumisión y de total carencia de libertad y dignidad legislativa, se plegó a los deseos de Peña Nieto, al aprobar la reforma fiscal y, en consecuencia, la homologación del IVA en perjuicio de residentes fronterizos.

Bregando contra el mejor de los escenarios deseables, sobre la madrugada del 30 octubre, en la víspera del Día de las Brujas, el Senado pasó a convertirse en el monstruo del cuento que acabará por enterrar la economía de millones de mexicanos del norte y del sur, al aceptar, aún contra toda lógica, aplicar un brutal incremento de 5 puntos porcentuales a la actual tasa del IVA.

Apoyada en la fuerza mediática del Estado, que para eso se pinta solo, la Reforma Fiscal aprobada por el Senado, era la obsesión de octubre de la Presidencia y para legitimarla, incluso se echó mano de 61 intelectuales “a modo’, comandados por el  ex consejero presidente del IFE, José Woldemberg, quienes afirmaron que no había mejor opción que la propuesta priísta para sacar al país del bache en el que se encuentra.

Con Woldemberg trepado en un intelectualismo ramplón que no le hace honor a su fama pretérita, pero apoyado por 60 lumbreras más, entre las que se encuentran Leonardo Valdés Zurita, ex presidente del IFE de triste memoria y la ex titular de la Secretaria de Recursos Naturales y Pesca en tiempos de Zedillo, Julia Carabias,  los argumentos enviados al Senado por el Instituto de Estudios para la Transición Democrática (IETD), dan risa.

Y es que en la carta recibida por la Cámara Alta, firmada por los 61 “leidos y escribidos intelectuales”, la víspera de la votación de la Reforma Fiscal, en ningún párrafo  se tomaron la molestia de analizar como factor de desequilibrio social y, por lo tanto, como generadora de pobreza, a la corrupción, esa miasma que forma parte indiscutible de la desigualdad que, afirman, combatirá la Reforma Hacendaria, lo que no ocurrirá mientras el erario siga siendo el agujero negro que hoy es.

Más sobre

Obviamente, la argumentación de los ilustres intelectuales que se abrogaron el derecho de opinar por 117 millones de habitantes, se cae sola porque el problema no está en lo que ellos llamaron persistencia de “impuestos mediocres”, sino en la también persistente mediocridad de los funcionarios públicos encargados de administrar los recursos fiscales, situación que condena al pueblo todo a padecer servicios públicos anómalos.

El mejor ejemplo de que esto es así, es la accidentada construcción de la nueva sede del Senado, sobre la cual persiste la sombra de la corrupción y el despilfarro, realidad que habla de la deficiente administración de los escasos recursos de la nación en un recinto que se ha consolidado como símbolo de lo que no debe ser una institución legislativa.

Al final, acorde al guión propuesto por la Presidencia, los Senadores  se sometieron a los deseos del viejo nuevo PRI, al comprarle a los “intelectuales” de Woldemberg la propuesta de aprobar el cobro de  impuestos a rajatabla, incluso más altos que los que se pagan en países del Primer Mundo, lo cual estaría bien si tan sólo tuviéramos funcionarios de ese nivel, realidad que está muy lejos de ocurrir y no porque no se pueda, sino porque no existe voluntad para que así pase.

Si en el Congreso, máxima tribuna para el análisis de la cosa pública, ya no valen los argumentos, por más acertados y justos que éstos sean, entonces lo ideal sería quitarse las caretas, olvidar el debate simulado, cerrar las Cámaras y que legisle una Junta de Notables, vía el Pacto por México, al fin que para legitimar las leyes y entuertos, al pie del cañón estarían los intelectuales del IETD.

Visto lo visto, la suerte de los paga impuestos, sobre todo los fronterizos, ya estaba echada desde endenantes y la sesión en la que se aprobó la Reforma Fiscal, sólo fue la puesta en escena de esa patética obra de teatro fársico en que ha devenido el Senado, con legisladores que votan tal y como las cúpulas partidistas ordenan y no como les corresponde hacerlo, en atención al mejor interés de sus electores. Sí, valiente Congreso de cínicos y conchabados.


Sobre esta noticia

Autor:
Roberto Díaz Ramírez (122 noticias)
Visitas:
1473
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
1
+ -
Responder

Usuario anónimo (03/11/2013)

Correctisimo y acertado el el tema de la salvajada de la homologacion del IVA que de por si ya es altisimo en el pais (en EE.UU, es el 8 o 9 por ciento). Aparte de la persistente mediocridad de los pseudo funcionarios, falto comentar explicitamente, la marranada de corrupcion en "nuestras instituciones". VIVA MEXICO

0
+ -
Responder

Roberto Díaz Ramírez (03/11/2013)

Pues es que todo va junto con pegado, Usuario Anónimo. Votar en contra de los intereses del pueblo, es un acto de corrupción.