Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Construyendouna escriba una noticia?

Señores Hosteleros

01/10/2013 08:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageCuando elijo sus instalaciones para comer, hospedarme o lo que sus servicios ofrezcan, lo hago esperando obtener el mismo trato que cualquier otra persona. Sin embargo, este año, me he encontrado con respuestas dispares, pero, sobre todo, con cuchicheos y malas caras.

Soy madre de 3 hijos, de 4 años, 2 años y 6 meses. Son niños bastante pequeños, que ocupan más bien poco espacio, por lo que si podemos apañarnos y dormir en una habitación doble con dos camas de matrimonio, por qué darme una familiar y cobrarme mínimo un 20-30% más. Al fin y al cabo si llevara dos niños de 11 años, que comen y hacen gasto en el buffet, ustedes no me cobrarían más y, sin embargo, por un bebé de 1 mes quieren hacerlo. Juntando 2 camas de 135 entramos perfectamente dos adultos y 3 niños pequeños, en ningún momento les pido nada más, no entiendo su fijación por darme otra habitación más cara si nosotros estamos perfectamente con esta distribución.

Deberían revisar sus políticas de alojamiento, entre otras cosas porque querer cobrar a un niño de 2 años entre 7 y 12€ por desayunar me parece excesivo. Lo único que consiguen es que no nos hospedemos en sus instalaciones y busquemos otros lugares más económicos y con tarifas más acordes a los pequeños de la casa.

Mis hijos comen cada vez más, pero yo hago 5 ó 6 comidas al día, por lo que con un plato me apaño y es por esta razón por la que con dos menús de adulto nos apañamos los 5. En casa comemos un plato, tanto mi marido como mis hijos como yo, con las cantidades adecuadas a cada uno de nosotros, por lo que ninguno estamos acostumbrados a comernos dos platos completos, ni siquiera mi marido. Si yo creyera que mis hijos se quedan con hambre, no se preocupe que les pediría otro plato, pero si creo que compartiendo con ellos el menú tenemos de sobra, no quiero que me miren mal, ni que cuchichen con el otro camarero, ni que me miren por encima del hombro, ni que hagan comentarios fuera de lugar. Ustedes no saben si nosotros hemos ido a comer el aperitivo a algún otro sitio antes de pasar por su local o si nos acabamos de comer un gofre/helado/plátano/teta o lo que nos ha venido en gana o si simplemente no tenemos más hambre y con eso tenemos de sobra, por lo que le pido que ante todo no me juzgue.

Por desgracia, este año hemos tenido la mala suerte de visitar algunos lugares en los que los hosteleros nos han juzgado y nos han mirado con mala cara. De hecho en alguno incluso he visto los codazos y las caras de desaprobación. Eso en algún restaurante donde hemos podido estar, porque incluso en otros no nos hemos ni sentado porque en la propia carta obligaban a consumir medio menú a los niños. Hubo un lugar que nos obligaba a consumir dos medios menús, uno para mi Bichito y otro para mi Pequeñín, de 4 y 2 años respectivamente.

Siento muchísimo si les molesta que les pida otro plato, otro cubierto y otro vaso para mis hijos, pero no pienso pedir comida que sé que se va a quedar en el plato o que se va a tirar sólo porque no me juzguen. No voy a pagar por algo que nos va a sobrar, que no nos vamos a comer, sólo por el hecho de aumentar la cuenta al final de la comida. He visto cómo otras personas les han pedido calentar un puré/biberón y les han traído un plato y una cuchara con una sonrisa y sin ningún gesto de desaprobación en su cara. No comprendo por qué nos diferencian a nosotros.

Quiero que sean conscientes que no volveré a sus establecimientos. Y ahora mis 3 hijos tienen 4, 2 años y 6 meses y nos apañamos con dos menús, pero cumplirán años y el día que salgamos no nos hospedaremos o comeremos en sus instalaciones. En muchas ocasiones y dependiendo del lugar al que vayamos, tenemos que pedir un plato más, así que ese futuro cada día está más cercano. Y a nosotros no nos importa pagar por algo que vamos a comernos, pero pagar por algo que vamos a dejar en el plato y tirar la comida, como que no.

Así que señores hosteleros, les pido RESPETO ante cualquier familia que decida visitarles y NO NOS JUZGUEN, ya no sólo por educación, sino porque además acaba de perder, no sólo 2 clientes, sino 5 futuros clientes.

Atentamente, SuuMadre de familia numerosa


Sobre esta noticia

Autor:
Construyendouna (486 noticias)
Fuente:
suu-construyendounafamilia.blogspot.com
Visitas:
4408
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.