Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pamboleros escriba una noticia?

El sentimiento que llevo dentro

06/03/2012 22:12 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Acaba de terminar un partido de 6 puntos, acaba de terminar el partido más trascendente para Univesidad Católica desde la semifinal con la U del año pasado, pero lo que no parece terminar nunca es la falta de convicción, empuje, ganas y orgullo que padece el plantel y el cuerpo técnico de la UC desde mediados del año pasado.

Hoy vengo a escribir en caliente, el enojo se apoderó de mí y estoy irritado, espero simplemente transmitir en estos momentos lo que significa para mí ser hincha de Católica. Si Ud no es hincha de Católica, haga la reflexión de acuerdo a su fanatismo por su equipo, todo hincha fiel merece respeto sea del equipo que sea y aquellos que nos consideramos como tales sabemos lo que es ser hincha, no simplemente simpatizante, HINCHA y lo digo con mayúscula porque hay una gran diferencia.

Toda mi vida viví en Curicó, una ciudad de 100.000 habitantes al sur de la capital de Chile, Santiago. Para mí el fútbol no era más que una pelota y 22 tipos persiguiéndola, sin embargo un día jugué un juego de fútbol (FIFA 2004) y en ese juego elegía a Universidad Católica, el equipo con el cual simpatizaba, aunque poco y nada sabía de la UC. Gracias a un juego de computador conocí al plantel de Católica y comencé a sentir intriga por dicho equipo. Un día mientras hacía zapping en TV, me encontré con un partido de Católica, al fin podía ver en vivo a mis ídolos virtuales en una cancha real, recuerdo que fue una gran victoria como visitante y recuerdo que desde aquel entonces no paré de ver a la UC, y ese día con 14 años puedo decir que me enamoré del Club Deportivo Universidad Católica.

La UC juega en Santiago, por lo que ir al estadio no me era tan fácil, tampoco gozaba de dinero y la única vía posible en aquel entonces era ver semana a semana a la UC por televisión. No sé de qué manera nacieron unos sentimientos dentro de mí que jamás había sentido, me parecía increíble sentir ganas de llorar por una derrota en un deporte, tampoco estaba acostumbrado a saltar de emoción cuando una pelota traspasaba la línea del arco, pero viendo a mi equipo conocí un mundo nuevo, emociones nuevas y algo que le daba sentido a mi existencia, seguir a la UC. La notable campaña de 2005 me hizo admirar por primera vez a un jugador de fútbol, José María Buljubasich, Facundo Imboden, Darío Conca, Eroz Pérez, Eduardo Rubio y Jorge Quinteros se transformaron en dioses, seres más allá de lo normal que admiraba con todo mi ser y que me enseñaron a amar más aún a la Católica.

A pesar de tener de tener edad suficiente para viajar a algunos partidos, mi padre no me daba permiso, su miedo (aún existente) a que fuese víctima de las barras bravas me mantenía alejado físicamente de mi amada UC, sin embargo me las arreglé para ir a uno que otro partido, allí en el estadio en vivo completé mi conexión eterna con la franja azul que todos los partidos luzco en mi pecho. El año 2009 vi a una de las mejores versiones de la UC en el último tiempo, un juego vistoso y arrollador que siempre había añorado ver, sin embargo se perdió una inexplicable final contra un rival clásico como es Colo Colo y por primera vez en mi vida sentí un dolor que me desgarraba el alma, sentía unas ganas de caminar hacia el mar y no parar hasta que cada sensación desgarradora se calmara por completo, sin embargo fue también ahí cuando reforcé mi compromiso con Católica y me juramenté estar en las buenas y en las malas alentando a la franja.

Año 2010, comenzaba mi vida universitaria y con ello mi vida en Santiago, la verdad es que al comienzo mi puntaje me permitía acceder a una excelente universidad en derecho al sur del país en Concepción, sin embargo insistí para que mis padres me matricularan en una universidad privada de gran reputación en la carrera jurídica con sede en Santiago, yo sabía que de esa manera no faltaría nunca al estadio. Desde Marzo 2010 puedo decir que no he parado de asistir a las canchas santiaguinas y algunas ocasiones en regiones para alentar a Católica desde la gloriosa hinchada "Los Cruzados", dado que tengo que visitar a mi familia en Curicó alguna vez al mes, aprovecho cuando se juega fuera de la capital para viajar y ver el partido por TV con mi padre, aquel que me hizo cruzado en un principio.

Hace mucho tiempo no se jugaba un torneo a la europea en Chile (38 fechas, sin liguilla) y en ese 2010 inolvidable se volvió al formato por razones de fuerza mayor (terremoto). La campaña hasta junio era horrible, un plantel despotenciado, un técnico cuestionado y la prensa (como siempre) atacando a la UC. Sin embargo luego del Mundial de Sudáfrica hubo cambios en la UC, llegó un nuevo DT con su staff de colaboradores y nuevos refuerzos, entre ellos el gran Darío Bottinelli quien en 2008 demostró un amor por la UC digno de alabanzas. A falta de 7 fechas por jugarse, Colo Colo nos ganaba el clásico por 3-2 y prácticamente sellaba el bicampeonato a su favor, ya que nos sacaba 7 puntos de ventaja. Sin embargo la UC ganó 6 partidos de forma consecutiva presionando a los albos que enredaron puntos increíblemente, así Católica quedó puntera con 3 puntos de ventaja sobre Colo Colo a falta de 1 fecha para el final.

Yo había asistido a más 25 partidos en la temporada 2010, no podía perderme el gran desenlace ante un equipo que estaba ad portas del descenso, a 1 punto del campeonato y en nuestra casa San Carlos de Apoquindo. Me levanté a las 4 de la madrugada y partí rumbo al lejano estadio, a eso de las 6 AM ya me encontraba haciendo fila para adquirir mi boleto. Pero una nefasta organización permitió que los delincuentes disfrazados de hinchas y la gente que no respeta a los demás "se colaran" en las filas desatando un caos. Estuve más de 12 horas de pie, con más de 30 grados de calor esperando por mi boleto, recuerdo que el mundo se me vino abajo cuando anunciaron que todos los sectores estaban agotados, la impotencia se apoderó de mi y las lágrimas afloraron por mi rostro, era tan injusto que un hincha fiel como yo se perdiera el partido más importante en años por culpa de una organización mediocre para la venta de entradas y los "aparecidos" que sólo van al estadio en clásicos y/o finales. Casi saliendo del estadio un revendedor me pregunta si quiero comprar una entrada para la galería de la hinchada (a la que siempre voy), de inmediato le pregunté el valor... 35 mil pesos.... Por una entrada que en realidad costaba 8 mil pesos... sin embargo yo amo a Católica más que a todo y de inmediato la compré. Ver a mi equipo campeonar en nuestra cancha no tiene precio, la alegría me desbordaba y el orgullo de ser cruzado era más grande que nunca, jamás olvidaré las celebraciones en el centro de la ciudad, uno de los mejores momentos de mi vida.

Año 2011, año nefasto. El campeón del fútbol chileno, mi UC era un equipo arrollador en el plano internacional y nacional, alcanzamos los cuartos de final en Copa Libertadores, ganándole a Vélez Sarsfield en Argentina (remontándoles un 3-1, quedando 4-3) y eliminando a Gremio con 2 victorias. Bastaron 2 errores groseros de nuestro arquero en Uruguay para dejarnos eliminados, a pesar de ganar la vuelta 2-1 como locales. En el metro me devolví llorando, cabizbajo, no me importaba que me viera el resto de los pasajeros, no me importaba nada, Católica se había perdido la oportunidad de ganar la Copa Libertadores, pero yo seguiría amando estos colores hasta que me muera. En el plano local alcanzamos la final ante la Universidad de Chile, nuestro clásico rival. La ida la ganamos 2-0 y a la salida del estadio me vi enfrentado a 15 delincuentes hinchas de la "U", armados con botellas rotas y piedras, sin embargo salí ileso (no crean que soy un superhéroe, simplemente el ingenio me salvó, pero eso es otra historia). A pesar del susto que había vivido, nunca he parado de ir a los estadios, el amor por Católica puede a todo. Final de vuelta, en el mismo estadio que la ida, como era la tónica hasta el segundo semestre de 2011, la UC los clásicos los jugaba en el Estadio Nacional (por medidas elitistas y discriminatorias que ya fueron abolidas gracias a la hinchada de la UC), es decir la "U" siempre era local ante nosotros, inclusive en una final de campeonato ¿irónico no?. En lo deportivo se perdió inexplicablemente por 4-1, y vimos festejar al archirrival en nuestra cara... una vez más el mundo se venía abajo, una vez más mi alma se partía en mil pedazos y todo perdía su importancia, lo único importante era seguir amando a Católica.

Y así, hasta el día de hoy ya acumulo más de 60 partidos junto a la UC en 2 años, no es una cifra increíble (ya expliqué mis razones para no asistir a la mayoría de los partidos como visitante en otra ciudad que no sea Santiago), sin embargo es una cifra que supera el promedio del hincha chileno, un fútbol donde pocos aman y muchos aparentan. He llorado, sufrido, madrugado, empapado, quedarme sin comer, pagar más de 4 veces el valor de una entrada en reventa... todo por la UC y estoy dispuesto a mucho más.

Universidad Católica es mi razón para vivir, cuando termina un partido espero con ansias el próximo, pienso todo el día en Católica, respiro a la UC, la llevo en cada uno de mis latidos y en cada célula. Sin Católica no soy nada, con Católica siento que lo soy todo, me siento completo y agradecido de ser un caballero cruzado. "Las cosas que hice por la Cato no las hice por nadie", te amo Universidad Católica y te seguiré amando porque si hay algo que nunca se podrá apagar en mí es el amor por ti, en las buenas y en las peores situaciones siempre a tu lado, a mi no me importa si ganas, empatas o pierdes YO SIGO CANTANDO CATO HASTA LA MUERTE.

CEATOLEI! LI! CA! CATÓLICA! UNIVERSIDAD CATÓLICA! Y DALE Y DALE Y DALE CATO DALE Y DALE Y DALE Y DALE CATO DALE.

No olvides seguirme en twitter @DakoUC

image


Sobre esta noticia

Autor:
Pamboleros (4101 noticias)
Fuente:
pamboleros.net
Visitas:
267
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.