Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Elbuenfutbol escriba una noticia?

Ser distinto es algo bueno

18/10/2011 18:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Agüero es distinto. Ni mejor ni peor que nadie, sólo distinto. Hoy, con un gol suyo, más de empuje y oportunismo que de clase, le dio el primer triunfo al Manchester City en esta Champions League.

Ya no es aquel enano que, jugando para Independiente, le hizo un gol espectacular a Racing. Aquella vez, con 16 o 17 años, arrancó de media cancha, dribló albicelestes como si fueran conos, enseñó una potencia que impactó a toda Argentina, y definió con un toque de experiencia que era imposible adjudicarle.

Hoy ya no le da la gana pisar la raya media. Esa zona no la visita ni acompañando la jugada. Ahora su lugar de trabajo se llama último tercio, y desde ahí hace todo bien. Si debe zafarse de una marca para devolver una pared lo hace sin problema porque no tolera la envidia. Cuando la jugada lo orilla a la banda, va con gusto y sale sin dificultad. Si hay que hacer regate tiene ingenio para inventar uno, y si debe tocar atrás también lo hará si es lo que conviene. Eso sí, una vez que toma un balón dentro del área con posibilidad de gol, esté como esté, juegue contra quien juegue, será gol.

Noten una cualidad que, diría, es de lo más raro en el fútbol: su sola presencia alegra a su equipo y, luego, lo hace jugar bien. Hoy así sucedió.

El Kun ingresó al minuto 72′ , contagió de júbilo a sus compañeros, quienes olvidaron la angustia por no romper el empate. Con Sergio en el campo, las gotas de sudor que minutos antes eran de nervios, ahora eran de esfuerzo, el cual al final daría frutos.

Jugada polémica por derecha. La defensa del Villarreal salió en línea, no había fuera de lugar, y un centro por abajo fue a dar a los pies de Agüero, que ni pensó en la elegancia cuando se abalanzó para empujar el agónico balón. 2-1 Para el City, que revivió en Champions. El argentino alegró, además, a toda su tribuna, y el que tiene ese don, es diferente a los demás.

Agüero recordó, otra vez, que ser distinto, en el fútbol, es algo bueno.


Sobre esta noticia

Autor:
Elbuenfutbol (276 noticias)
Fuente:
elbuenfutbol.com
Visitas:
74
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Organizaciones

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.