Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

8 series anime de superhéroes que tienes que ver

09/03/2021 08:41 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En el anime siempre ha existido querencia por la gente con poderes más allá de lo humano. Para demostrarlo, hemos elegido ocho series que creemos que no deberías perderte.

Ser capaz de derrotar a cualquier enemigo de un puñetazo a cambio de quedarte calvo suena a buen negocio en un mundo lleno de superhéroes y monstruos terribles. El problema es que para Saitama, el protagonista de One-Punch Man, su fuerza es una maldición. Y no sólo por la calvicie.

Con un tono paródico, esta serie nos cuenta qué implica ser el más fuerte del mundo cuando tu fuerza es tan desproporcionada y tu mala suerte tan increíble que nadie es capaz de reconocerla. Porque One-Punch Man, además de una historia de superhéroes, es también la historia de cómo conseguir lo que más deseamos puede ser una maldición peor que no conseguirlo nunca.

Hideyuki Kurata es, probablemente, el coleccionista más obsesivo de Japón. Compra todos los libros. Todas las películas. Todos los discos. Y quizás eso explique su creación más famosa, Read or Die. La historia de las misiones encubiertas de Yomiko Readman, una agente de la División de Operaciones Especiales de la British Library de nombre en clave The Paper, cuyo poder es manipular el papel a voluntad.

Un superpoder muy útil cuando, además de tener que enfrentarse a villanos que quieren acabar con la hegemonía del imperio británico, la propia Readman, como Kurata, está obsesionada con acumular y leer libros. Porque nadie puede negar que Kurata se tomó muy en serio lo de escribir sobre lo que sabe.

Si hay un superhéroe japonés clásico ese es Astro Boy. Un niño robot creado para sustituir al hijo fallecido en un accidente de tráfico de un prestigioso científico, que fue cruelmente abandonado cuando demostró no poder sustituir al niño de carne y hueso.

Pero Astro Boy perseveró y con sus cien mil caballos de potencia, inteligencia superior y capacidad de volar, se convirtió en el defensor de la Tierra y en el equivalente en popularidad en Japón de Mickey Mouse, aun cuando su esencia fuera la de Superman.

No poca cosa para una serie de 1963 que puede jactarse de ser el primer producto audiovisual agraciado con la estética que asociamos popularmente con el anime.

Jun Maeda es un autor japonés conocido por crear obras sensibles, repletas de elementos mágicos y que tienden hacia los momentos dramáticos. Charlotte es todo eso, pero además es una historia de ciencia ficción donde algunos jóvenes, al llegar a la pubertad, desarrollan poderes sobrehumanos, siendo perseguidos por una organización gubernamental que quiere experimentar con ellos.

Junta a un grupo de esos jóvenes con hormonas revolucionadas y enormes poderes dispuestos a salvar a otros jóvenes como ellos y tendrás Charlotte. Una serie que demuestra porqué Jun Maeda es un maestro del drama, incluso cuando escribe superhéroes.

Science Ninja Team Gatchaman es una de las obras clásicas del anime, pero a muchos ese nombre no les dirá nada. Sin embargo, si llamamos a sus protagonistas Comando G ("¡Siempre alerta está!"), la cosa cambia.

Más sobre

Con un paso irregular y relativamente breve por nuestro país, donde se la retituló La batalla de los planetas, el mítico grupo creado por Tatsunoko Productions, es una de las series de animación de superhéroes más longevas y queridas del país nipón.

Algo que no debería extrañarnos teniendo por protagonistas a un grupo de superhéroes ninjas que trabajan no solo por proteger a la humanidad, sino también el medio ambiente. Una meta tan noble como confusos son sus cambios de nombre en nuestro país.

En los 90s hay dos grandes nombres en el manga japonés, donde uno lo petó y el otro se quedó en un sorprendente segundo plano. Uno fue Akira Toriyama (Dragon Ball) y el otro, Masakazu Katsura. Este segundo sería el encargado de hacer el diseño de personajes de Tiger & Bunny.

Esta serie cuenta la historia de dos superhéroes, el veterano Kaburay y el novato Brooks, que tendrán que trabajar juntos para parar a Lunatic, el cual está cuestionando el lugar de los superhéroes en la ciudad. Algo bastante notable cuando ambos héroes tienen ideas muy diferentes de lo que debe ser un superhéroe, como Toriyama y Katsura tienen ideas muy diferentes de lo que debía ser un buen diseño de personajes.

Aunque otros animes le han quitado ya la posición de revelación con la que emocionarse semanalmente, My Hero Academia sigue siendo el título de cabecera para los fans acérrimos de los superhéroes.

No por nada, nos da exactamente lo que promete: un instituto lleno de superhéroes en prácticas, con sus conflictos y sus momentos de gloria, incluido un grupo de supervillanos que quieren destapar la verdad detrás de la, inesperada y sin sentido, repentina existencia de los superhéroes. Algo que convierte a My Hero Academia en una serie que aguanta bien el tipo, incluso si ya no es la serie de moda.

Masayoshi Hazama es modelo, fanático de las historias de superhéroes japoneses y además, superhéroe en sus ratos libres. El problema es que en su mundo no existen los supervillanos ni los superhéroes y, desde luego, él no tiene poderes.

Bajo esa premisa, Samurai Flamenco construye una preciosa y completamente desquiciada historia sobre lo que implica perseguir el bien, la justicia y nuestros sueños a través de una ejemplar construcción de personajes, con un giro a mitad de serie que es imposible que no cree disensión entre los espectadores. Una obra de culto por méritos propios que nunca ha recibido el amor que se merece.

A los pioneros hay que reconocerles. Y si Astro Boy fue el primer superhéroe japonés, entonces Cyborg 009 fueron el primer grupo de superhéroes que tuvo Japón.

Extendiéndose a lo largo a través de series y películas, además de los múltiples mangas que adaptan, esta creación de Shotaro Ishinomori es poco conocida fuera de Japón, pero fue el origen de todo un icono japonés: Kamen Rider. Por eso hay que tener presente Cyborg 009. Porque toda la cultura del superhéroe japonés nació entre sus fotogramas.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (15628 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
1534
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.