Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

La Serpiente desnuda, brujas en la serrania

12/09/2017 21:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En la nave, hay momentos de nostalgia, me recuerdo de una deidad u una diosa

Fuente Literatia.. Relato de Ciencia Ficción/ 1.8

 

Nadie, puede decirnos, cual es el camino, sino nosotros mismos. Los momentos del existir se encuentran sujetos a cambio y en ese andar, surgen una diversidad de preguntas y respuestas.            Vengo de una sociedad muy antigua, donde se hablan muchos idiomas, como   cultura, eran distintas, el movimiento migratorio fue muy grande por las guerras y, los ciudadanos pasaban de una galaxia a otra.

En la nave, hay momentos de nostalgia, me recuerdo de una deidad u una diosa, pero el dueño de mi alma es Jheová, Dios de los ejércitos., tuve que acallar mi mente y unir los sonidos de la música, tengo en mi conciencia, nombre de amistades que no significan nada, miro a mi lado, Alondra y Aldana guiando la nave a pesar de su juventud, es muy admirable. A esta niña, la rescate del mar en Nueva Palmira y la amistad con su madre es formidable y le invite que fuesemos a la casa de las muertas para solventar  un asunto de apariciones que asombraba a los vecinos. La madre de ella y mia, se llaman Eva. El principio del mundo.

He escuchado himnos evangélicos clásicos y tonadas mexicanas de Juan Gabriel, a su vez, del gitano Sandro. En mi cuasto, sentado en el sofa, donde descanso y duermo, poco subo al segundo nivel de la nave. Algunas veces me teletransporto para recoar, quién fuimos en todas y cada una de nuestras vidas que se resume a una sola existencia que es Jheová. Al momento de mirar, se nos abre el mundo.

Cuando sientes que estás en el punto de tu vida en el que todo está en tus manos, donde eres tú la que controla las riendas, la que decide. Cuando las enseñanzas que recibes o encuentras despiertan recuerdos dormidos en ti. Cuando te sientes por fin en casa, ese es tu camino. Cuando percibas que no es la primera vez que haces algo y además recuerdes casi con facilidad las otras veces que lo hiciste, en ese momento sabrás que estás en la senda adecuada.

Y es bueno que sepámos que esa senda no es una sola vía, recta y sin bifurcaciones. Hay senderos que se cruzan, hay pasos, hay atajos. A veces simplemente se adivinan, otros son muy claros por todos los pies que los han caminado antes. A veces nos damos la vuelta y no encontramos el camino por el que vinimos, y a veces miramos hacia delante y tampoco somos capaces de vislumbrar alguna vereda por la que avanzar, pero, en estos casos cuando no encontramos ningún camino a seguir, el mensaje es muy claro: nosotros debemos hacerlo.  Son nuestros pies, al avanzar uno delante del otro, los que abren el camino. Y lo crean. Tal vez para que lo sigan otros, tal vez solo para nuestros pasos, pero el conocimiento de hacia donde debemos dirigirnos y por dónde, siempre está en nosotras.

Me preguntas, si el camino de la bruja es para ustedes. No lo sé. Hay muchos caminos de la bruja, hay muchas formas de ser bruja, hay muchas brujas que ni siquiera saben que lo son. No puedo decirte si ese es tu camino, no puedo decirte si estás en él, o si no lo estás, o si lo estarás un tiempo para luego tomar otro, o si has llegado a él para quedarte. Eso es algo que sólo puedes saber tú. De todas formas, tampoco es importante conocer ahora cuál es tu camino, lo importante es saber que está ahí, lo importante es saber que, mañana, tomes la dirección que tomes, el camino se abrirá a tus pies y que, cuando sea el tuyo, lo reconocerás sin dudarlo.

Yo imagino que atravieso un bosque, mi vida es un bosque, hay senderos que se pierden entre los árboles que parten del camino principal que es mi existencia. En el horizonte siempre está Ella, la Gran Madre. Detrás de mí, el origen de mis pasos también se pierde en Ella. Y a lo largo de ese camino me encuentro a personas, me encuentro objetos, vivencias y experiencias rodeadas de magia, porque la magia brota de mi e impregna todo lo que me rodea haciéndolo especial y único, haciéndolo mío.

Ya mi madre, no está conmigo, jamás le veré. Ella presto su vientre para darme a luz, no tengo hermanos. Ellos pertenecen a otra galaxia, a otro espíritu, a otro Dios, el mío, tiene nombre propio es Jehová

De vez en cuando tomo un sendero diferente que se pierde entre la floresta y abandono la vía principal, pero una vez lo he abandonado y he optado por seguir otro, ese se convierte en el camino principal de mi vida. Volveré a abandonarlo más adelante, tal vez incluso alguna vez tome un recodo que me lleve de nuevo al camino original. A veces acabaré tan lejos de aquel antiguo primer sendero que apenas será un recuerdo, casi ni sabré si alguna vez caminé de verdad por él o fue solamente un sueño.

Lo único que sé con seguridad es que no me detendré mucho tiempo. La única opción que el camino no nos permite es estar quietos, porque cuando nos detenemos y dejamos de avanzar, el camino desaparece. Y entonces es el miedo, la indecisión, la desconfianza lo que nos mantiene prisioneros.

No necesitamos grandes fortunas para recorrer nuestros caminos, no necesitamos la compañía de otros o su permiso, ni que aprueben la dirección de nuestros pasos. Sólo necesitamos nuestra voluntad y nuestros pies. Cuando lleguemos a alguna intersección, a alguna encrucijada, sólo tenemos que respirar hondo, acallar la mente y confiar en nuestro instinto. Y elegir aquel que no podemos dejar de mirar. Mi Dios.

Algunas veces, la muerte nos mira de frente, ocupa su lugar y su conciencia se encuentra en dos mundos, ya puede ver lo sobrenatural y por desgracia, tienen que guardar silencio. Hay una neblina gris, no blanca, se dificulta ver el horizonte, mi corazón palpita y no quiero dormir ente las montañas serranas, los lobos en su aullido, poco dejan dormir, le digo a Aldana que tome el navegador de vuelo, dejo a Alondra bajo el mando de la nave y yo seré el nuevo copiloto.

Tenemos problemas en un país de la galaxia, hay muerte de jóvenes y escasez de alimentos, los militares y las naves que transitan el espacio con mercancía ilegal, desean adueñarse de ese territorio, mucha población ha salido de sus fronteras.

Aterrizamos, tenemos poca comida para sobrevivir, alcanzaba solo para unos días, arme una cama portátil y fui a descansar con ilusión, de que, al despertar, todo sería como antes y, que todo esto sea una sola pesadilla. Al amanecer, Salí con mi perro, caminamos varias horas a ver sí, veíamos a un ser humano, en el camino había árboles con hojas llenas de gotas para absórbelas como agua. Me senté, hasta ver a lo lejos una casita y fuimos hasta allá, llegamos y mi perro, empezó a ladrar. De repente, escuché un ruido en la puerta, pensé que eran alucinaciones mías por la ansiedad. Era una luz, Miky, empezó a ladrar, me levante y camine hacia ella y mire por la ventana, era la misma luz. Su forma, era curiosamente rara, el perro seguía ladrando como loco y ella, me miro. En el patio estaba una nave espacial y Anli, llamándome.

Pero todo tiene una solución. Para saber cuál es, les invito a leer la historia

Su forma era curiosamente rara, su vestimenta era única, me miraron a los ojos y solo pude caminar hacia ellos. Total, conté, son siete extraterrestres. Desde ese día me encuentro en este planeta- tres meses-  al menos no estoy solo, quizás sea el único ser humano, y aunque viva en un pequeño calabozo creo y solo creo que me alegra no ser el único. Bueno, Aldana, tiene que ayudarme a alejar los espíritu malignos del lugar

Tiene algo que ver de la historia de Gabrielle Joseph, una chica futura modelo que se suicidó, luego de que un chico le aviso que no podría salir con ella esa tarde al cine, ella pensó no ser lo suficientemente bonita. Aunque la historia no tiene nada que ver con ella, tomamos una frase de las que ella dijo antes de morir “Soñé que podía comprar el camino al cielo”, trata sobre una niña, que al dormir, sueña cosas extraordinarias, de otros mundos, y por noche, mientras ella duerme, se hace realidad, al final, la chica termina suicidándose, porque cree que lo que vive es una farsa, y un mal sueño, que suicidándose, despertaría, pues donde viene la peor parte del sueño, te da por abrir los ojos…

 Las otras dos, sus acompañantes.

¡Definitivamente no! No quiero que nada malo te pase. Abrí los ojos me sentía un poco confundido, un poco mareado, no entendía bien lo que pasaba. Escucho una explosión, el piso se movía baje al sótano de la casa  y eso es todo lo que recuerdo. Todo está en silencio, no escucho ruidos en la montaña, miro por una de  las ventana y solo puedo ver el caos que hay afuera, camino por las rutas y solo veo cosas destruidas, los pasadizos rotos, autos tirados, pero todavía no veo a ninguna persona, estoy empezando a sentirme solo, estoy empezando a desesperarme escucho un ruido entre unos escombros y quise ir a ver, la mujer seguía allí y quería contarme algo, teniendo la esperanza de que fuera otra persona. Es una extraterrestre.  Corrí a los escombros y alcance a ver algo, solo era un pequeño perro, lo saque de su encierro, lo mire a los ojos y en ese momento entendí que iba a ser mi única compañía. Seguí caminando con el perro, el cual lo llamé Bobby, nos dirigimos a la ruta principal, pero la mujer siempre se aparecía delante de mí, empezaba a caer la noche y las luces de la calle se prendían, decidí volver a la nave, mi tripulación descansaba, necesitaba respuestas para entender lo que pasaba. “Hola Quazil. Buen día, te saludo a nombre de mi galaxia, con todo mi amor. . Hoy a 17 meses de su partida ella hoy me recordó la petición que me hizo, pues tengo tres noches saliéndome de mi cuerpo en viaje astral hacia ustedes, y de echo fue en la madrugada y tarde mucho en regresar pues a las siete de la mañana, aún estaba profunda, pero lo importante es lo que vi. A ella, presente en la casa en forma de mariposa, y tratando de hacer las paces conmigo, León igual, pero se veían risueños y amigos conmigo. Pero estabas muy solo, a ti, solo te vi de espaldas nunca quisiste mirarme y llorabas mucho, al final entendí, pues vi el espacio donde duermes, allí estaba todo regado y ya no dormías en el sofá aunque allí estaba, lo hacías en unos cartones, estaban allí para ti, y la vi diciéndome, te pedí ayuda, por esto el no merece esto, dile que él no me debe nada, me dio unos hijos y merece otra vida y desde que desperté no he parado de llorar estoy muy triste, la verdad no sé cuál es la conexión de ella conmigo,   pero ayúdame a cumplir sus deseos al menos en lo que respecta a ti a tu bienestar, ya te dije que si ni es conmigo, puede ser con alguien que te amé en verdad y quiera compartir lo tuyo en forma integral con todo lo que estar contigo implica..... Ayudadme tu que sabes más de esto que yo, tu entiendes de sueños y de señales, en el sueño limpie tu espació, cocine para ti y es muy extraño, las manos me huelen a aliños y estoy súper cansada por favor échame la mano yo te amo, pero déjame ayudar”.

Ella, se encuentra muy lejos, descansando su alma para la posteridad, el nuevo amo de mi valle es un dictador y se incorpora demonios bajo el sacrificio de la sangre, en ese poblado hay hambruna y carecemos de medicinas, muchos se han ido a otras latitudes, cuidado te quedas en astral y no sabes regresar, los espíritus del mal pueden apoderarse de tu cuerpo y asesinarte.

¡Una nave! No había ningún control espacial ni despegue autorizado. Pero, estaba allí. Se suponía que el flujo aeroespacial debía estar despejado. No podía ser. Una nave en el sistema lunar significaba sólo una cosa: era de otro planeta. - Llamen al Alto Mando de inmediato- ordenó Telurio, quien, por ser director del programa debía encargarse de los protocolos que demandaba esta situación – nadie sale ni entra del edificio y del espacio territorial sin mi autorización. La noticia había sorprendido a todos en el centro espacial. Si bien había ideas y supuestos sobre vida en otros rincones del universo, jamás se había logrado comprobar; jamás, a pesar de todos los viajes e investigaciones, se había logrado establecer un contacto o comunicación con otros seres de esa especie Lo que estaba sucediendo era un hecho sin precedentes. La intranquilidad e inquietud desbordaban a los operadores. Tiburcio, había marcado lo ocurrido como un asunto de alta seguridad, dándole de paso la máxima confidencialidad posible. Hasta no confirmar nada, no podían alarmar a nadie.

Señor. Hemos recibido una potente señal desde uno de nuestros satélites. Se trata de un objeto no identificado que se encuentra cerca al cuadrante G-707. - Eso es cerca del circuito lunar ¿saben qué es? - No tenemos una certeza absoluta, señor. - Bueno, pero ¿qué muestran las imágenes satelitales?

Lo único que conseguimos fue esto. El operador Tiburcio le enseñó una fotografía, que mostraba una mancha oscura en medio del infinito espacio. Sin embargo, el cuadrante señalado se encontraba demasiado cerca del planeta. - ¿Por qué no lo detectaron antes los radares? – señaló airado el Director de Operaciones. - No lo sabemos. Las alarmas se encendieron hace un momento- puntualizó el operador. - ¿Y qué sabemos entonces? – su rabia se hizo sentir en todo el salón. - La mancha oscura que muestra la fotografía, no se trata de un meteorito ni mucho menos de un cometa. - ¿Y qué es? ¡Tiburcio, deme una respuesta ahora! - Señor…parece ser – Tiburcio hizo una pausa- parece ser una nave. Tras una casa con un amplio patio. Cuando el Alto Mando se presentó, Tiburcio trabajaba, junto a otros expertos, en las últimas imágenes y señales de onda que habían obtenido de los distintos satélites. La tensión se acrecentó mucho más, ya que ahora no sólo estaba la primera nave, sino que habían aparecido tres más. - Infórmenme sobre lo que sucede – ordenó Quipe, Líder del Alto Mando. - Hace unos momentos descubrimos una nave en el sistema lunar, sin embargo, los últimos datos señalan la posición de tres objetos en los cuadrantes G-409, G-506 y G-200, respectivamente- informó Tiburcio. mientras señalaba los objetos en la enorme pantalla. - ¿Sabemos algo más? - Según los cálculos… estarán en nuestra atmósfera en 37 ciclos. - ¡Qué! – el pánico se presentó en los ojos de Quipe – Den la alerta máxima y preparen las tropas de inmediato – ordenó con nerviosismo a uno de los hombres que lo acompañaban. Los siguientes minutos fueron una eternidad en el centro de operaciones espaciales. A las cuatro naves que aparecían en el radar se sumaron cerca de diez más, y que se posicionaban en diferentes cuadrantes del sistema lunar. El alto mando lanzó la alarma a las tropas de todo el planeta; el mensaje era claro: preparen la defensa ante una inminente invasión. Cuando la primera nave se dejó ver no se parecía a nada de lo que se hubiesen imaginado. No se parecía a otras naves del planeta ni se asemejaba en lo más mínimo a las invenciones de ningún artista. Costaba trabajo describirlas, parecía salida de otra realidad. No llevaba una gran velocidad, pero hacía un ruido terrible. Descendió lentamente en una de las laderas del pueblo de Oka, en donde se posó destruyendo una de las granjas del lugar. No se trataba de un objeto enorme, sin embargo, sus dimensiones superaban a cualquiera de las naves que poseían las tropas. Aquí nada era igual, todo había desaparecido, pero aún quedaba un poco de misericordia en los corazones latentes. Aquí se luchaba por lo único que en verdad valía la pena en la vida: ¡Agua! Ese singular líquido cuya existencia estaba agotándose, por lo que era común observar cuerpos desfallecidos a mitad de camino o personas en agonía total. Mis padres custodiaban día y noche la reserva que aún quedaba, ahora las viejas historias que mi abuela solía contarme, aquellas donde el agua era desperdiciada por las antiguas generaciones habían quedado sólo para la imaginación, ahora lo único que importaba era mi propia historia.

Mi nave la deje escondida en la serranía, , cruzaba la atmósfera en 45 ciclo y mi cuadrante de vuelo es V- 567T.

Deseo de mejorar las cosas siempre conlleva a la solución; la ciencia avanzaba y yo junto con ella, me había dedicado por completo a su explicación. Ahí también se encontraba la persona más importante en mi vida y quizá la única, Valentina, compartíamos toda clase de experiencias motivadas por los mismos sueños y el amor que nos unía Cuando la descubrí pequeña y la crie. El deseo de ver un mundo renacer nos llevó a realizar el trabajo de nuestras vidas, junto a su madre y había llegado el momento de emprender esa obra por la que habíamos trabajado arduamente, tanto Valentina como yo y el demás equipo médico estábamos preparados para hacerlo realidad.

Descubrir el dorado en su territorio y explotar oro, diamante y coltán. Era muy fácil, ese planeta es un pueblo sin ley y los custodios, les gustaba delinquir y quitarles productos a personas que cruzaban la frontera.

El doctor Gilbert, líder del equipo convocó a la última reunión antes de echar a andar el plan, quizá fue el evento más difícil de mi existencia, pues allí se decidió que Valentina, sería la elegida para llevar a cabo el complejo experimento, quien más que ella que conocía perfectamente la estructura del viaje al espacio en busca de H2O, pero también significaba una separación irremediable y quizá definitiva. Tuve que ser fuerte pues todo estaba preparado para comenzar, Valentina,  estaba ahí sobre la camilla que cuidaría de su cuerpo el tiempo que fuera necesario, entonces vi como el doctor Gilbert colocaba aquella envoltura insípida que contenía la información cerebral necesaria para construir aquel especial androide que podía percibir al mundo externo en su totalidad, capaz de llegar a cualquier lugar y soportar aquellas escandalosas temperaturas de los planetas extrasolares sólo con el fin de cumplir con el objetivo final: la salvación de nuestro planeta. No pude contener el dolor de ver el cuerpo de Valentina que no diferenciaba mucho de un cadáver y que permanecería inmóvil hasta su regreso. Aquel singular androide partió en busca de la vida, pero antes pude despedirme de ella, pues con él se llevaba el recuerdo de un amor infinito. La había criado desde niña. Pasaron algunos años, pocos o tal vez muchos, aún recuerdo el sonido de alerta sobre el final de la historia. Año 2025, el mundo declarado sin agua, sin vida, frente a un apocalipsis próximo, un planeta casi en tinieblas consumido en gran medida. El equipo y yo permanecíamos alerta todavía ante cualquier acontecimiento. Días más tarde cuando nadie menos se lo esperaba un intenso temblor sacudió al planeta entero, un norcoreano lanzo misiles en pleno desafío a su oponente provocando terremotos, huracanes e inundaciones, no recuerdo cuanto duró, mi concepción del tiempo iba muy adelante del real, lo único que puedo afirmar es que lo que vieron mis ojos aquel hermoso día fue extraordinario pues el cielo generaba líquido que en pocos días transformó al planeta en agua o mejor dicho en vida, por primera vez podría apreciar el aroma de las flores y la esencia del paisaje que tanto había escuchado en viejas anécdotas y visto en fotografías antiguas. No cabe duda que el universo es infinito y provee de lo necesario para persistir en este espacio.

Aquel Ser enviado algún día desde este planeta nunca regresó, pero sé que algún día volverá y yo estaré aquí o quizá en otro lugar esperando su llegada, pero de una cosa estamos seguros el equipo médico y yo, aquel extraño acontecimiento donde la fe fue regresada a este planeta tuvo que ser el resultado por el cual habíamos estado luchando durante tanto tiempo y del cual debíamos sentirnos orgullosos, pues la vida había sido devuelta a la Tierra y esa había sido la prueba más grande del amor, fue entonces cuando supe que el verdadero significado de la vida es el amor, ahora sé con certeza que el agua es necesaria para la vida pero es el amor el que le da la razón a esa vida. Aquí todo volvió a ser igual o tal vez mejor. Es una tierra nueva, libre de pecado.

Aldana, aprovecho la cercanía de un arroyo para preparar su equipo de trabajo para absorber las muertas, había que sacarlas de esa casa, las brujas no pudieron sacarlas, sus mentes solo pensaban en rublos, yuanes y dólares y las ratas se encontraban alborotadas. Era un novedoso frente de guerra.

La vidente del camino, para no ser descubierta se vino a nuestra nave y aproveche para trasladarla a su esfera con otras brujas, pero, prefirió ir hasta el final, el gran desafío en el Cerro Azul.


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (169 noticias)
Visitas:
3324
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Artistas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.