Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Dr. Guillermo Carmona escriba una noticia?

Sexualidad y productividad laboral

03/11/2010 05:14 2 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hace algunas semanas atrás, estando con un grupo de profesionales de las áreas de recursos humanos de las empresas les mencioné que la sexualidad tiene una gran influencia en la productividad laboral, esto sorprendió a más de tres, pero la mayoría estaba intrigado ante ésta información

Es común, que los responsables de las áreas de recursos humanos pasen por alto tan relevantes aspectos del comportamiento humano. Pero se puede llegar a entender, ya que las diversas profesiones no llevan en su estructura curricular información sexual.

Para que se tenga una visión clara y precisa de lo que realmente está ocurriendo en las organizaciones tanto del sector público y privado, en el tema de la sexualidad es que tanto empresarios, como dirigentes, no tienen ni la más remota idea de la importancia e incidencia de la sexualidad en la productividad de los trabajadores. La consecuencia de dicha omisión, son las cifras alarmantes de abusos, proposiciones, amenazas, presiones, insinuaciones, acosos del orden sexual que día a día se dan en los centros laborales.

Las pocas investigaciones que se realizan en nuestro país en materia de la sexualidad nos permiten observar la punta del iceberg de lo que verdaderamente sucede en nuestro entorno social y laboral. El cien por ciento de las mujeres ha sido o van a hacer acosadas en el hogar, la escuela, en la calle o en su centro laboral.

El setenta y cinco por ciento de éstas mujeres el acoso sexual lo va a experimentar a partir de los catorce años, y el otro veinticinco por ciento antes de ésta edad. No puedo dejar de mencionar que, debemos tomar en cuenta y de forma separada, aquellas mujeres y hombres que fueron violados antes de los tres años de edad y como consecuencia no se tienen cifras ni datos estadísticos.

El ochenta por ciento de las mujeres se enfrentan a propuestas sexuales a cambio de beneficios económicos laborales. El cincuenta por ciento de estas mujeres acceden por necesidades económicas, afectivas, laborales o estatus. Los porcentajes de las mujeres que son amas de casa y que se enfrentan en ésta misma situación no se tienen ya que no hay reportes de las víctimas y aquellas que quisieran hacerlo se enfrentan a la consigna familiar y social, complicando profundamente la decisión de la mujer, el resultado la mayoría no presentan la denuncia. El noventa y ocho por ciento de estas mujeres son maltratadas y abandonadas. Ante ésta realidad, es urgente un cambio de actitud de todos aquellos involucrados en el sector productivo de nuestro país.

Cuando un ser humano vivencia el acoso sexual, tiene una incidencia directa en su estabilidad emocional, provocando con esto una disminución radical de la autoestima, a su vez la persona pierde los elementos que le ayudan a su motivación, acarreando una conducta de bajo compromiso. He ahí la respuesta de los porqué su personal presentan cuadros de bajo desempeño o que no se integran fácilmente, o bien, que han perdido la motivación y el compromiso en sus tareas encomendadas.

Entre las alteraciones que sufre una persona al ser víctima del acoso sexual encontramos:

Pérdida de la concentración, muchas veces la víctima está más concentrada por cuidarse de su acosador que de su propio desempeño.

Falta de coordinación, esto puede acarrear accidentes en el trabajo, bajo desempeño, repetición de trabajos

Apatía, donde cada día, se vuelve una lucha el simple acto de levantarse temprano para asistir a su centro de trabajo. En este caso, no es que no le guste el trabajo, le tiene aversión al ambiente o a su acosador.

Sentimientos de culpa, uno de los elementos clásicos es que la víctima se siente culpable

Estados melancólicos, la persona se siente embargada por una tristeza y sentimientos incongruentes con su vivencia.

Pérdida del sueño, las consecuencias son pésimo desempeño, equivocaciones, falta de energía, cansancio.

Pérdida del apetito.

Sentimientos de culpa, uno de los elementos clásicos es que la víctima se siente culpable, la mayoría de las veces piensa que ella provoco la situación.

Estados depresivos.

Sentimientos suicidas.

Las áreas de capacitación de las empresas, invierten periódicamente recursos económicos en la búsqueda de cursos, talleres o seminarios que les proporcionen las informaciones para el cambio de actitud del personal que se encuentran desmotivados o con bajos deseos de participación, pero ninguno de ellos vuelve la mirada hacia el entorno de lo que ocurre con respecto a la sexualidad humana. Si bien es cierto, que en la desmotivación su disparador no únicamente es el acoso sexual, tampoco podemos ser tan miopes, de no tomar en cuenta, las cifras estadísticas que nos revelan que algo muy inadecuado se está presentando cotidianamente y de forma oculta en el mundo laboral.

Si a todo esto le agregamos que muchos acosadores cumplen su cometido los resultados son catastróficos no solamente para las empresas sino para la misma sociedad. Y como muestra de las dimensiones de esto: dos millones ochocientos mil nacimientos no deseados cada año, cuatrocientos cincuenta y cuatro mil corresponden a menores de edad, la media nacional del primer embarazo esta en los 14 años de edad, el resto de los embarazos no deseados es de las mujeres adultas.

Por último les diré, que si bien es cierto que el comportamiento del abuso sexual se debe corregir desde la estructura primordial que es la familia, también es necesario el que las diferentes esferas del desempeño humano hagan lo propio para erradicar permanentemente ésta práctica.

La nueva corriente humanística de las empresas, deben tomar en cuenta cada uno de los factores que alteran el desempeño laboral, comprometerse al establecimiento de fórmulas y herramientas que permitan ser más efectivos en sus procesos motivadores, para ello deberán tocar uno de los temas, que en las mismas empresas, siguen siendo Tabú, y me refiero a la sexualidad. Que sí es competencia de los empresarios, el abordar y colaborar en el bienestar sexual de sus trabajadores de todos los niveles, y que cada uno de los participantes dentro de las organizaciones tienen la gran responsabilidad de actuar en consecuencia para brindar ambientes laborales armoniosos y libres de presiones sexuales inadecuadas.

Escuche al Dr. Guillermo Carmona, a la Lic. Tathiana Mora y al Psic. Gerardo Castañeda en el programa Sin Censura de lunes a jueves de 8 a 9 de la noche por: www.radiotribuna.com.mx y los viernes de 11 a 12 de la noche por el 12.50 de AM o por: www.radiotribuna.com.mx Escríbanos sus dudas a: sincensura69@hotmail.com y a partir del sábado 6 de noviembre vea por internet dos nuevos programas del Dr. Carmona por: http://proyectopuebla.com de 8 a 9 de la noche Talento Humano y de 9 a 10 de la noche Sexo de noche, noche de sexo.


Sobre esta noticia

Autor:
Dr. Guillermo Carmona (44 noticias)
Visitas:
9994
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Axel (03/12/2010)

Hola Dr. Yo estuve en el curso, apenas le estoy dando seguimiento para poder bajar sus programas de audio.
Le mando saludos.
Axel

0
+ -
Responder

Dr. Guillermo Carmona (27/12/2010)

Gracias Axel, te mando un saludo