Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Espectáculos escriba una noticia?

Sigue Cary Grant vigente gracias a su legado fílmico

17/01/2012 02:36 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El actor de origen británico Cary Grant, nacido el 18 de enero de 1904 e inmortalizado en la pantalla grande gracias a filmes como "An affair to remember", "North by northwest" y "Charade", sigue vigente gracias a que sus filmes figuran entre los favoritos del público. El artista, quien se convirtió en uno de los más buscados por cineastas como Howard Hawks, Stanley Donen y Alfred Hitchcock, fue recordado en noviembre pasado por el canal de paga TMC que transmitió los domingos una selección de sus películas. Originario de Bristol, Gran Bretaña, Archibald Alexander Leach, su nombre verdadero, creció en el seno de una familia con penurias económicas y muchos problemas, como el internamiento en un psiquiátrico de su madre. A los 14 años, el joven se inició en el mundo de los espectáculos, al unirse a la "troupe" de Bob Pender, en la que demostró sus habilidades acrobáticas y de baile que habría de aprovechar después en muchas secuencias inolvidables de sus películas. Cuando la compañía llegó a Estados Unidos, Archie decidió quedarse en el Nuevo Continente y probar fortuna en Broadway, no sin antes trabajar en varios oficios, incluido el de hombre anuncio. Al paso del tiempo se nacionalizó estadunidense. Luego de su aparición en comedias musicales como "Golden dawn" o "Nikki", en 1932 el actor consiguió su primer contrato en Hollywood, y decidió entonces cambiar su nombre por el de Cary Grant. Su debut en "Esta es la noche", de Frank Tuttle, se convirtió en el inicio de una serie de películas en las que actuó con personajes secundarios, tales como "La venus rubia" (1932), de Josef Von Sternberg, con Marlene Dietrich. Sin embargo, el contacto con la pícara Mae West propició un aumento en la popularidad de Grant con su aparición en películas interpretadas por la rubia actriz como "Lady Lou" (1933), de Lowell Sherman, o "No soy ningún ángel" (1933), de Wesley Ruggles. Su primer gran papel, en el que moduló gran parte de sus características interpretativas posteriores, fue en "La gran aventura de Silvia" (1935), un título firmado por George Cukor, protagonizado por Katharine Hepburn. La intervención magistral de Grant no pasó inadvertida y su rostro volvió a aparecer en películas de éxito como "Ídolo de Nueva York" (1937), de Rowland V. Lee, con Edward Arnold de compañero, o "Una pareja invisible" (1937), una comedia fantástica que co-protagonizaba con Constance Bennett. Ese mismo año, junto a Irenne Dunne, actuó en "La pícara puritana" (1937), de Leo McCarey, así como en "La fiera de mi niña" (1938), su segunda colaboración con Hepburn y la primera con el gran director Howard Hawks, que marcó un hito en la historia de la comedia. "Vivir para gozar" (1938) fue otra espléndida película que lo reunió de nuevo con la pareja Cukor/Hepburn. La obra maestra de aventuras "Gunga Din" (1939), de George Stevens, sentó muchas bases para el futuro desarrollo del género. Asimismo, "Sólo los ángeles tienen alas" (1939) profundizó en el tema de la amistad entre pilotos dirigida por Hawks. La década de los 30 se cerró con la magnífica e infravalorada comedia de John Cromwell, "Dos mujeres y un amor" (1939) co-protagonizada por Carole Lombard y Kay Francis. Los años 40 y 50 fueron inmejorables para Grant. La historia de Ben Hetch y Charles MacArthur "The front page" no encontró mejor adaptación que "Luna nueva" (1940), también de Howard Hawks, con Rosalind Russell y Ralph Bellamy. De igual forma, "Mi esposa favorita" (1940), de Garson Kanin, fue una divertida comedia que volvió a juntar a Cary con Irenne Dunne y en la que salió su buen amigo Randolph Scott. "Historias de Filadelfia" (1940) -película con la que Cary cedió su sueldo al ejército británico en plena Segunda Guerra Mundial- de Cukor, reunió a tres monstruos de la interpretación: Grant, Katharine Hepburn y James Stewart. "Serenata nostálgica" (1941), de Stevens, fue un estimable melodrama con Dunne de nuevo, y que le valió una nominación al Oscar. En 1941 se produjo su primera colaboración con Alfred Hitchcock, quizá su más flojo trabajo conjunto a pesar de espléndidas secuencias, debido a un final impuesto por la productora, "Sospecha" (1941), con Joan Fontaine. Mientras que por el drama "Un corazón en peligro" (1944), de Clifford Odets, fue nominado por segunda vez al Oscar. Cary Grant, quien fue uno de los actores más queridos y taquilleros, también actuó en "Arsénico por compasión" (1944), una obra maestra del humor negro dirigida por Frank Capra. En 1946 protagonizó otra de sus películas más recordadas, "Encadenados", de Hitchcock, con una trama llena de intriga y romanticismo, co-protagonizada por Ingrid Bergman y Claude Rains. Asimismo, participó en tres comedias menores, pero agradables, como "El solterón y la menor" (1947), "La mujer del obispo" (1947) y "Los Blandings ya tienen casa" (1948), que fueron el preludio de su aparición en varias películas en las que Cary aparece acompañado de su tercera esposa, Betsy Drake. Los títulos de estas subestimadas e interesantes comedias fueron "En busca de marido" (1948), de Don Hartman, y "Hogar, dulce hogar" (1952), de Norman Taurog, además de "La novia era él" (1949), una extraordinaria comedia de Howard Hawks; "Crisis" (1950), de Richard Brooks, y "Murmullos en la ciudad" (1951), un drama estupendo poco conocido de Joseph L. Mankiewicz. Con su gran amigo Howard Hawks protagonizó su último trabajo juntos: "Me siento rejuvenecer" (1952), junto a Ginger Rogers y Marilyn Monroe. Su tercera colaboración con Hitchcock fue "Atrapa a un ladrón" (1955), un filme simpático con Grace Nelly sobre un famoso ladrón y sus aventuras en la Costa Azul. Así, tras películas como "Orgullo y pasión" (1957) y "Tú y yo" (1957), representó la primera producción de la compañía Grandon, una productora creada entre Cary y el director Stanley Donen, que se estrenó con "Bésalas por mí". Con Donen realizó también "Indiscreta" (1958), "Página en blanco" (1960) y "Charada" (1963). En su última etapa como actor, la película más sobresaliente fue "Con la muerte en los talones" (1959), la obra maestra de Alfred Hitchcock, aunque tampoco pueden desdeñarse "Operación Pacífico", de Blake Edwards, y "Operación whisky", de Ralph Nelson. Finalmente, luego de "Apartamento para tres" (1966), dirigida por Charles Walters, Grant decidió abandonar definitivamente el cine. Tres años después, la Academia Americana le otorgó un Oscar honorífico por su trayectoria. Cary Grant se casó en cinco ocasiones, la primera con Virginia Cherrill (1934-1935), la segunda con la multimillonaria Barbara Hutton (1942-1945), la tercera con Betsy Drake (1949-1962), la cuarta con Dyan Cannon (1965-1968) y la última con Barbara Harris, a quien dejó viuda el 29 de noviembre de 1986, cuando él murió a los 82 años.


Sobre esta noticia

Autor:
Espectáculos (21096 noticias)
Visitas:
244
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.