Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Espectáculos escriba una noticia?

Sigue Rodolfo Valentino como mito en cine por originar a “Latin lover”

22/08/2010 06:16 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El actor de origen italiano Rodolfo Valentino, convertido en uno de los grandes mitos del cine y quien dio origen al concepto del “Latin lover”, falleció el 23 de agosto de 1926 en Nueva York. Rodolfo Alfonso Rafael Philibert Guglielmi, su nombre real, nació en Castellaneta, Italia, en 1895. En 1913 emigró a Estados Unidos en busca de fortuna. A los 15 años la marina lo rechazó, pues era muy delgado para las lides navieras. Se consoló divirtiéndose en París y terminó endeudado y con una pésima reputación. Se trasladó a Nueva York, donde fue seducido otra vez por la bohemia y de nuevo cayó en la quiebra. Sus primeros trabajos nada tuvieron que ver con la fama, ni siquiera con el espectáculo, tampoco con la agronomía que había estudiado en Italia, pues empezó a ganarse la vida como lavaplatos y jardinero. Posteriormente entró en el mundo de la farándula como bailarín de vodevil. Se trasladó a Hollywood, en 1918, y empezó a aparecer en la pantalla interpretando papeles secundarios. Bailando de salón en salón conoció a artistas y directores, y empezó como actor. Varias veces fue el malo en filmes de poca monta. Cuando llegó un papel diferente, estalló la Primera Guerra Mundial (1914-18). En 1919 se enamoró de Jean Hacker y al poco tiempo se casó. Sin embargo, para algunos biógrafos el matrimonio ni siquiera se consumó. Al poco tiempo la gran Alla Nazimova había escogido a este extranjero moreno para "Camille", desatando una lluvia de ofertas. Tan concentrado estaba Valentino que olvidó su estado civil y se casó con otra bella: Natacha Rambova. Casi va preso por bígamo. En su segundo matrimonio estuvo muy cerca de su mujer, tanto que Rambova llevaba la voz cantante en el set de sus películas. Valentino puso de cabeza los estándares estéticos y conceptuales de Hollywood. En una época de galanes rubios y distantes, su magnetismo estaba en mostrarse como un hombre de armas tomar que, sin embargo, necesitaba del afecto de una mujer. Su gran oportunidad le llegó en 1921, año en que interpretó el papel de "Julio" en "Los cuatro jinetes del Apocalipsis", de Rex Ingram, basada en la famosa novela de Vicente Blasco Ibáñez, donde bailó un inolvidable tango. El éxito de la película lo llevó ese mismo año a rodar "La dama de las camelias", obra que confirmaría su fulgurante salto al estrellato. De la mano de los más habilidosos representantes, pronto levantó las pasiones de millones de admiradoras y se convirtió en la figura romántica masculina por antonomasia. Valentino superó la prueba de fuego de Hollywood: la transición del cine mudo al cine sonoro. Tenía la costumbre de leer sus libretos en inglés e italiano, para estar seguro de entenderlos a cabalidad. Su figura enjuta y apasionada destilaba todas las esencias propias del "Latin lover". El exotismo de sus personajes no tardó en impregnarse en su vida personal y sus apariciones públicas estuvieron pronto imbuidas de un aparatoso misticismo orquestado por los estudios y fomentado por él mismo. Entre sus películas, en su mayoría dramas románticos, destacan "El caíd" (The sheik, 1921), "Sangre y arena" (Blood and sand, 1922), "El águila negra" (The eagle, 1925) y "El hijo del caíd" (The son ofthe sheik, 1926). Un domingo de 1926 ingresó enfermo a una clínica de Nueva York, bastaron ocho días para que muriese después de una operación. Luego de su muerte hubo dos marchas fúnebres. En la primera, ocurrida en Nueva York, 80 mil fans casi ocasionaron una revuelta. Miles de personas velaron su cuerpo. Varios días llegaron mujeres en duelo, con rostros interrogantes y lagrimosos. El cadáver de Rodolfo Valentino fue trasladado a Los Ángeles, California, donde recibió sepultura en el Hollywood Memorial Park gracias a June Mathis, la guionista de "Los cuatro jinetes del Apocalipsis", la verdadera responsable de su descubrimiento. Durante más de 50 años, cada 23 de agosto se acercaba a la tumba una dama en estricto luto, rostro oculto y desconocida identidad, llevando su recuerdo de flores aniversario tras aniversario. Unas versiones aseguraban que era su primera esposa, otras creían que era la célebre actriz Pola Negri; sin embargo, la identidad de la "Dama de negro" permaneció desconocida como una leyenda más de su apresurado final.


Sobre esta noticia

Autor:
Espectáculos (21096 noticias)
Visitas:
237
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.