Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Sigue siendo sujeto de análisis Fray Bernardino de Sahagún

22/10/2011 07:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

A 421 años de su muerte, el 23 de octubre de 1590, el historiador español Fray Bernardino de Sahagún aún sigue siendo sujeto de análisis y reinterpretaciones por parte de investigadores mexicanos, pues su obra, en español y en náhuatl, es fundamental para conocer la historia del país antes de la conquista española (1521). Así lo hizo conocer el investigador emérito de la Universidad Nacional Autónoma de México UNAM, Miguel León-Portilla, durante la inauguración del tercer coloquio “El universo de Sahagún”, realizado en la Biblioteca Franciscana de San Pedro Cholula, en Puebla. En el acto, realizado hace un par de semanas, el investigador también precisó que la labor de Sahagún no sólo fue de un simple misionero, sino de un etnólogo y lingüista, que creó todo un sistema de diálogo y de interés entre ambas culturas. De igual forma, destacó tres momentos clave en las investigaciones del misionero español: la primera fue en Tetepulco, comunidad situada en el sur de Hidalgo, conocida actualmente como Ciudad Sahagún; luego en el Colegio de la Santa Cruz, en Tlatelolco, y finalmente, en el convento de San Francisco de México, seis meses después de su llegada a la Nueva España, en 1529. Bernardino de Rivera, quien adoptó el nombre de Fray Bernardino de Sahagún al hacerse fraile franciscano, nació en Sahagún, León (España), y a pesar de que no se conoce exactamente su fecha de nacimiento, algunos historiadores la sitúan entre 1499 y 1500. En 1520, Sahagún se trasladó a Salamanca para estudiar la universidad, que en ese entonces fue un centro de irradiación del Renacimiento en el viejo continente, y fue ahí que aprendió latín, historia, filosofía y teología. Entre 1524 y 1527 se ordenó como sacerdote franciscano, y en 1529 se enfrascó en la aventura a la que muchos hombres intrépidos de la época también se unieron: embarcar rumbo a la Nueva España. Los primeros años del fraile en el “nuevo mundo” transcurrieron en Tlalmanalco, Estado de México, para luego ser guardián del convento de Xochimilco, hasta que en 1536, por orden real del arzobispo de México, Juan de Zumárraga, fundó el imperial Colegio de la Santa Cruz, en Tlatelolco. El propósito de este colegio, fue la instrucción académica y religiosa de jóvenes nahuas, principalmente a los hijos de nobles, a quienes también les enseñó latín, y en donde logró formar discípulos que luego serían sus colaboradores en las investigaciones sobre la lengua y la cultura nahuas. Pasó luego por los conventos de Xochimilco, Huejotzingo y Cholula; fue misionero en las regiones de Puebla, Tula y Tepeapulco y visitador de la Custodia de Michoacán en 1558. Desde 1547 se consagró a la construcción de su obra histórico-antropológica, la cual habría de traerle varios problemas, debido a que sus trabajos fueron confiscados por orden real, por temor a que el valor que Bernardino asignaba al estudio de la cultura de los antiguos mexicanos pudiera ser un obstáculo para la evangelización. La situación de la España de la segunda mitad del siglo XVI era de intolerancia ante el avance protestante. En este clima no podían ser bien vistas por las autoridades coloniales las investigaciones de Sahagún sobre el mundo azteca, considerado pagano por los europeos. A lo largo de su vida, Sahagún escribió obras en náhuatl, español y latín, y la única impresa durante su vida fue “Psalmodia cristiana y Sermonario de los Santos del año, en lengua mexicana, ordenado en cantares o salmos para que canten los indios en los areitos que hacen en las Iglesias”, en 1583. También escribió “Incipiunt Epistola et Evangelia”, “Evangelario en lengua Mexicana”, “Sermonario de dominicas y de santos en lengua mexicana”, “Postillas sobre las Epístolas y Evangelios de los Domingos de todo el año” y “Tratado de la Retórica y Teología de la gente mexicana”, en náhuatl. Además, “Coloquios y Doctrina Cristiana con que los doce frailes de San Francisco enviados por el papa Adriano VI y por el emperador Carlos V convirtieron a los indios de la Nueva España”, “Arte de la lengua mexicana, con su vocabulario apéndiz” y “Vida de San Bernardino de Siena”, entre otros. Sahagún falleció alrededor de los 90 años, en el convento Grande de San Francisco, en México, y actualmente existe una ciudad industrial en el Estado de Hidalgo, de nombre Ciudad Sahagún, en honor a su persona.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
73
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.