Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Espectáculos escriba una noticia?

Sigue vigente Frank Capra mediante su legado fílmico

17/05/2011 08:54 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

A 114 años de su natalicio, el productor, director y guionista italiano Frank Capra, considerado el más grande cineasta del periodo de entreguerras, es recordado por ser uno de los grandes genios que marcó al Séptimo Arte con filmes como "Sucedió una noche", "Águilas" y "La jaula de oro". El realizador legó una invaluable aportación al género por la gran calidad de sus películas, entre ellas "Mr. Smith goes to Washington" y "¡Qué bello es vivir!", que fue proyectada a principios de este mes en un ciclo de cine celebrado en San Martín, Argentina. Francesco Rosario Capra, su verdadero nombre, ganador de tres premios Oscar a Mejor Director por los títulos "Sucedió una noche" (1934), "El secreto de vivir" (1936) y "Vive como quieras" (1938), nació el 18 de mayo de 1897, en Palermo, Italia. A los seis años emigró junto con su familia, de origen campesino, a Estados Unidos. Durante su adolescencia y juventud realizó diversos oficios para costearse sus estudios en el California Institute of Technology, hasta que obtuvo, en 1918, el grado de ingeniero químico. Tras la Primera Guerra Mundial, se desempeñó en varios empleos en el Oeste, hasta que se cruzó en su vida el actor Walter Montague. Capra se hizo pasar por un técnico hollywoodense y consiguió rodar su primer corto, "The ballad of fultah fisher's boarding house", basado en un poema de Kipling, a principios de los años 20. Con los estudios Mack Senté colaboró en los primeros cortometrajes de Harry Langdon (1926-1927). Su nuevo trabajo lo llevó a cabo en un laboratorio, cuando logró ingresar en la industria como guionista para la serie "Our gang", en los estudios Hal Roach. Su primera realización, aunque parcial, fue "Un sportsman de ocasión", cuyo guión sí firmó, pero fue con "El hombre cañón" y "Sus primeros pantalones", con los trabajos que pudo demostrar a Langdon todo el potencial que atesoraba. Los temas favoritos de Langdon permitieron a Capra obtener los mecanismos para su propio cine, esos que una década después le lanzarían al estrellato. La entrada de Capra en la Columbia, empresa a la que permanecería 12 años, tuvo su origen, de manera paradójica, en un fracaso, el de "Los tres papás" (1927), primer filme de Claudette Colbert. Él solo fue capaz de conseguir que el modesto estudio de Gower Street lograse el rango de Major Company, donde rodó hasta 25 títulos. A partir del rodaje de "La jaula de oro" (1931), Capra empezó la colaboración con Robert Riskin escribiendo los diálogos, lo que supuso un periodo muy productivo. Su trabajo juntos inició la llamada "fórmula Capriskin", comedias de temática social. Fruto de esta estrecha colaboración son: "La locura del dólar" (1932), "Sucedió una noche" (1934), su primer Oscar al Mejor director; "El secreto de vivir" (1936), su segundo Oscar en el mismo renglón; así como "Horizontes perdidos" (1937), "Caballero sin espada" (1939), "Juan nadie" (1941) y la mítica "¡Qué bello es vivir!" (1946). En 1936 supuso un hito histórico, puesto que Capra logró ser el primer cineasta en conseguir que su nombre apareciese encima del título de la película. Su ascenso fue meteórico, hasta sumar tres preciados Oscar a Mejor Director, en 1934, 1936 y 1938. Capra no se encerró en un sólo género, por lo que fue capaz de rodar títulos memorables como el policíaco "The way of the strong: La sortija que mata"; el de aventuras, "Águilas: Submarino"; el melodrama "The miracle woman: La amargura del general Yen", y varios de su permanente predilección por el realismo social. Abandonó Columbia en 1939 y creó a su propia compañía de producción junto a Riskin. El título que le dio la posibilidad de hacer el resto de su vida el cine que le viniera en gana fue "Sucedió una noche" (1934), cenit de la comedia de los años dorados. La Segunda Guerra Mundial otorgó a Capra la posibilidad de participar indirectamente en la contienda, labor que llevó a cabo desde Hollywood, donde grabó una serie de documentales de propaganda patriótica y política, como "Why we fight". De vuelta en Hollywood, en 1946, fundó junto a Georges Stevens y William Wyler una compañía independiente, la Liberty Films. Tras el periodo bélico, rodó para la RKO dos de sus obras cumbres: "¡Qué bello es vivir!" (1946), con James Stewart y Donna Reed, y "El estado de la Unión" (1948), con Katharine Hepburn y su inseparable Spencer Tracy. Durante los años 50, Capra trabajó en algunos títulos con la Paramount y llevó a cabo la realización de una serie de documentales científicos entre 1952 y 1957. Sin embargo, en la década de los años 60, tras algunos filmes poco afortunados y profundamente insatisfecho por sentirse desposeído del control artístico por sus propias estrellas, decidió terminar su carrera. A partir de entonces, el realizador siciliano centró su actividad en escribir su autobiografía, editada en 1971, la cual tituló "El nombre sobre el título". John Ford llegó a afirmar sobre la misma: "Es el único balance auténtico que he leído sobre Hollywood". Frank Capra falleció el 3 de septiembre de 1991 de un ataque al corazón mientras dormía, a la edad de 94 años. Sus restos se encuentran en el cementerio de Coachella, California.


Sobre esta noticia

Autor:
Espectáculos (21096 noticias)
Visitas:
174
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.