Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Dilasona escriba una noticia?

Sillas de diseño: la historia secreta de la silla Tolix

03/12/2014 06:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Si te gustan las sillas de diseño, no puedes perderte esta fantástica historia del modelo Tolix A, un icono de la estética industrial. El éxito de una de las más hermosas sillas de diseño está vigente desde el año 1934, lo que le ha permitido ingresar en las colecciones del Museo Pompidou y MOMA

Si te gustan las sillas de diseño, no puedes perderte esta fantástica historia del modelo Tolix A, un icono de la estética industrial. El éxito de una de las más hermosas sillas de diseño está vigente desde el año 1934, lo que le ha permitido ingresar en las colecciones del Museo Pompidou y MOMA.

Los expertos en sillas de diseño y Sillas Eames, Dhomeklub, quieren ofrecerte datos sobre este magnífico mueble. El mérito es de Xavier Pauchard, que nació en una región conocida por la utilización de la madera, Le Morvan, en 1880. Él pertenecía a una familia que se había dedicado al zinc durante tres generaciones, nada que ver con las sillas de diseño.

En el año 1907, Pauchard se dio cuenta que podía proteger de la corrosión al metal si no sumergía en una solución y lo galvanizaba. Cuando tenía 27 años, puso en marcha su propia fábrica para producir objetos de acero galvanizado que se podían usar en el hogar. El nombre de su emprendimiento fue Tolix y de allí surgieron unas sillas de diseño icónicas.

Las sillas de diseño recién se diseñaron en este lugar en 1934. Al principio, sólo se concibió para el exterior. Por ello es que el asiento tiene tres agujeros para evacuar por allí el agua. Los propietarios de los café de la zona querían unas sillas de diseño que se pudieran apilar y esta no cumplía con esa característica.

Pauchard tuvo que modificar su producto y recién en 1956 comenzó a comercializarlo como lo conocemos hoy en día. Debido a su fina estructura, las sillas de diseño Tolix podían apilarse hasta 25 juntas, llegando a una altura de 2, 30 metros.

Por otra parte, las sillas de diseño Tolix ya eran muy populares para finales de los 50. En la fábrica trabajaban 80 obreros y se vendían 60, 000 unidades al año. El éxito fue más allá de los cafés de París y fue muy usada en las fábricas, las oficinas y los hospitales, debido a su versatilidad, la ligereza y resistencia.


Sobre esta noticia

Autor:
Dilasona (181 noticias)
Visitas:
5354
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.